Personajes / 19 de Julio de 2013

José Cura (50)

“Cualquiera es famoso en cinco minutos”

El tenor rosarino presenta “Otello” en el Colón, como intérprete y director de escena. Renegar del sex symbol y sociedades atontadas.

"Visto en perspectiva, la falta de cultura originada en un momento histórico produce un efecto nefasto en la sociedad: provoca una sociedad atontada. Y eso a algunos les conviene".

Extra large. En porte y talento. Es cantante de ópera, tenor conocido por las originales composiciones de sus personajes –en particular de Otello y Sansón– y reconocido por sus poco convencionales interpretaciones de concierto. Además, es compositor, mete mano en la dirección de escena y en el diseño de escenografía. Está en Buenos Aires presentando “Otello” de Giuseppe Verdi en el Teatro Colón, con libreto de Arrigo Boito, dirección musical de Massimo Zanetti y basado en “Otello” de William Shakespeare. “Estoy viviendo el mejor momento de mi vida –aunque sea un cliché–; la cincuentena no me pesa, creo que soy joven pero con experiencia”, dice mientras acomoda su metro noventa en el sofá del camarín.

Noticias: ¿Usted es un hombre orquesta?

José Cura: No.

Noticias: Pero hace un poco de todo. Ahora protagoniza “Otello”, es director de escena y diseñó la escenografía.

Cura: Lo que pasa es que estamos matando el ideal renacentista para hacer arte y creo que hay que recuperarlo. La hiperespecialización es la muerte de todo. El tipo que está parado arriba del escenario solo canta y no tiene idea de nada más, no sabe lo que está pasando con las luces, con su maquillaje o con su ropa, ese tipo no soy yo. La bendita inconsciencia me hizo meter en la cocina y engrasarme las manos.

Noticias: ¿Y fue cocinando a prueba y error?

Cura: Exactamente. Me he metido en cada cosa, me han dicho que está mal, pero si no lo hago, ¿cómo sé que no va y cómo aprendo? Hay que probar con un límite que se basa en un cálculo técnico preliminar. Tampoco uno es un suicida, pero hay que experimentar.

Noticias: ¿Y los riesgos?

Cura: Sí, algunas experimentaciones del arte rayan en lo histérico, cuadros asquerosos, productos que son una porquería pero están puestos en el mercado y venden lo mismo. Cualquiera puede ser famoso en cinco minutos. Nunca como hoy es tan grande la diferencia entre ser famoso y ser grande; antes se implicaban; ahora ser grande es cada vez más difícil y la fama de cinco minutos se consigue.

Noticias: ¿Por qué se recalcan sus poco convencionales interpretaciones de concierto?

Cura: Porque no tengo la típica pose del artista que sale, canta y se va. Pero muchos de mis colegas ya están haciendo lo mismo.

Noticias: ¿Qué?

Cura: Cuando el artista está en el escenario, es su momento. Tiene la oportunidad de comunicarse con el público directamente, como persona. Uno lo hace a través del personaje, pero ¿por qué no salirte de la máscara? En las óperas no se puede porque se corta, rompés la magia. Pero en los conciertos es un gran lujo interactuar con el público. Yo empecé con esta manía hace como 20 años, a sentarme entre el público y hacer bromas. Esto gusta, no a todos; pero a mí sí.

Noticias: Está especializado en verismo. ¿Qué lo llevó a esto?

Cura: No pasa por la música sino por el libreto, con su uso como prosa cantada. Siempre fui muy curioso con este tema de la irrealidad de hablar cantando en la ópera; el público moderno necesita otra cosa. Y esa búsqueda me llevó a elegir obras cuyo libreto me permite una dinámica escénica natural. ¡Casi casi que si apagás la orquesta, seguís hablando de una manera natural!

Noticias: ¿Y esto de cantar y dirigir combinando expresiones diferentes?

Cura: Una mezcla. Hice conciertos donde en la primera parte cantaba un aria de ópera y en la segunda dirigía una sinfonía. A determinado público eso le gustó mucho.

Para leer la nota completa, adquiera online la edición 1908 de la revista NOTICIAS.

Producción: Esteban Vedia. Fotografía: Marcelo Dubini.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *