Política / 26 de Agosto de 2013

Parrilli: su afición por el piano y los gustos de Cristina

Es el último en irse de Casa Rosada y el primero en escuchar la voz de Cristina por las mañanas; su afición por el piano

Por

FOTOMONTAJE. Parrilli sentado al piano, como se lo vio la noche de la derrota electoral en el búnker oficial.

La noche de la derrota electoral se vivieron escenas de dramatismo en el Hotel Intercontinental, escenario del bunker del kirchnerismo en las elecciones. Una la protagonizó Oscar Isidro Parrilli, el hombre que maneja la agenda de la presidenta. Como publicó el diario La Nación, a las dos de la madrugada el secretario general se sentó en el piano de cola negro ubicado en el lobby e improvisó unas notas para calmar las tensiones de una jornada extenuante.

Parrilli no es un buen pianista. Apenas sabe combinar algunos acordes. “Estaba golpeado, como casi todos en el Gobierno”, reconoce un funcionario que lo conoce y que presenció la escena junto a uno de los periodistas acreditados. Como siempre, esa noche se quedó hasta que la Presidenta decidió partir hacia la Quinta de Olivos.

“De tonto venís muy bien”

Parrilli es el último en irse y el primero en escuchar la voz de Cristina por las mañanas: lo llama apenas se levanta para conocer las novedades de la agenda del día. La Presidenta lo estima y lo considera un confidente. A él no le molesta que algunos por lo bajo y con cierta maldad lo llamen “el mayordomo”. Ni que la Presidenta lo chicanee en algún acto, delante del auditorio: “No te hagás el vivo que de tonto venís muy bien”, lo castigó en una ocasión.

Pese a su apodo, su rol en el entramado de poder K es fundamental. Parrilli es el encargado de recibir y filtrar todos los llamados y pedidos de entrevista que le llegan a Cristina. Los gobernadores e intendentes tienen que pasar su filtro para acceder a la Presidenta. Más de uno se quedó con la boca abierta ante la negativa del funcionario. Los ministros y secretarios de Gobierno también lo usan de intermediario para llegar a la jefa. Y es él quien le avisa a los funcionarios cuando Cristina decide prescindir de ellos. Algunos, como la ex secretaria de Kirchner, Miriam Quiroga, creen que hasta lo disfruta.

Además, es el encargado de organizar todos los actos de Cristina. Para esa tarea cuenta con la ayuda del director de la Unidad Bicentenario, Javier Grosman, el funcionario que organizó los festejos del Bicentenario y que maneja Tecnópolis. Su mano derecha en la secretaría se llama Carlos López.

A la orden de Cristina

Cuando hay un acto, Parrilli está en todos los detalles. Controla la seguridad y diagrama el lugar que ocupará cada funcionario. Se ocupa de que las tribunas estén llenas, ordena a los militantes y chequea que haya un vaso de agua en el atril de Cristina. Parrilli sabe que la Presidenta cambió de marca de agua y se asegura de que le pongan la que consume. Abandonó la Nestlé Vital y ahora toma una con menos sodio. Si hay cadena nacional en la Rosada, Parrilli sube cinco minutos antes de que comience al despacho de la Presidenta y le avisa con voz monocorde: “Cristina, ya está todo listo”.

Además de ser el dueño de la agenda presidencial oficia de nexo con los movimientos sociales. Es el encargado de contener al piquetero Luis D’Elía, a Emilio Pérsico y Hebe de Bonafini. A pesar de su contacto con dirigentes, funcionarios y movimientos sociales, Parrilli nunca tuvo aspiraciones políticas. Su esposa Ángela Signes es presidenta de la Comisión de Bibliotecas Populares que depende de la Secretaría de Cultura. Y su hermana, Nanci Parrilli, es senadora por Neuquén.

 

Ésta es una versión adaptada de la nota “Tócala de nuevo, Parilli”, de Nicolás Diana, publicada en Revista Noticias edición 1913. Para adquirir la versión completa haga click aquí.

 

28 comentarios de “Parrilli: su afición por el piano y los gustos de Cristina”

  1. Es la función de un secretario general de la presidencia. Cualquier otro secretario en el ámbito privado desempeña funciones no muy distintas. Puede agradarnos o no, pero es esa la función. El PE es unipersonal, lo dice la Constitución….

  2. Un obsecuente mayúsculo del poder; pero siendo un incapáz no le queda mas practicar el chasquido rítmico de palmas al son el discurso intrascendente de una incapáz de igual valía.

  3. No es ninguna novedad es el Instrumento preferido del GOBIERNO ,y el que no lo crea que mire las declaraciones JURADAS de mentira ja.ja.ja

  4. ¿El último en irse de la Rosada y el primero en escuchar la voz de Kristina? ¡Por Dios, yo hubiese preferido la pena de muerte!!!!

  5. TODOS ESTOS ASKEROSOS SON PARTE DE LA MISMA BANDA DE CHORROS! UNOS DESKARADOS MENTIROSOS HIPOKRITAS QUE PRETENDEN TOMARNOS DE BOLUDOS A TODOS/AS, NO LES ALCANZA CON CONTARLES EL CUENTITO A LOS ANORMALES DE LA CAMPORA, NOS QUIEREN LEER EL LIBRO A TDOS, ESTOS HIJOS DE MIL PUTAS! CON CRIS A LA CABEZA DE UNO EN FILA TIENEN QUE PASAR AL PAREDON ESTOS TRAIDORES AL PUEBLO Y A LA PATRIA! NO SOMOS CUBA LAS CONCHAS DE SUS MADRES!!! VAN A PAGAR POR LO QUE HAN HECHO Y BIEN CARO LES VA A SALIR! MUERTE A LA BANDA DE CHORROS K!

  6. Cuanta cobra por hora este sirviente!!!! Y que tareas incluye? No le da VERGÜENZA quitarle el trabajo a personas que se dedican a esos servicios ,Parrilli manejate un TAXI y no seas tan rastrero y Felpudo hdp.

  7. Menemista acérrimo+kichnerista bufón: un auténtico peronista. Estan siempre amarrados al poder, la dictadura más larga de la argentina.Un negocio redondo.

  8. C O M P L I C E de TODO ESTE DESASTRE.
    Sabés el próximo ” PIANITO” que vas a tocar PARRILLI, el que te toman para PINTARTE LOS DEDOS.
    Dime con quién andas………

  9. Vas a tener que aprender a tocar “El Organo” cuando entrés a la celda de Ezeiza, te queda muy poco. Ahí te van a mandar las hemorroides para adentro…

  10. Quisiera poder tener yo el curro ese de ortiva de la presi. Ni quiero pensar la de millones que debe haber robado y todavía le faltan dos años. Aguante “mayordomo”, Ud. no es ningún pelotudo, Ud. es un vivo.

  11. “Tocar el piano” (gesto incluido) popularmente es sinónimo de robar; y “tocar el pianito” es en la jerga policial estampar las 10 huellas dactilares ante un procesamiento. Como surge de los comentarios precedentes, la gente está sensibilizada… y Noticias nos la deja picando en el área chica. Jaja.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *