Medios / 27 de julio de 2017

La verdadera historia de la pelea entre Roberto Navarro y Baby Etchecopar

Quién tiró el primer golpe. Los otros enemigos de Navarro en C5N. Por qué lo quieren echar del grupo Indalo. “Te vas a tener que ir a buscar laburo a un hotel de El Calafate”.

Por |

La relación entre Navarro y algunos de sus compañeros de Radio 10 no goza de buena salud. Sobre todo con “Baby” Etchecopar, con quien nunca tuvo afinidad.

Todo empezó medio en joda”, cuentan en los pasillos de ese medio. “Ahí viene el kirchnerista”, saludaba “Baby”. “¿Qué hacés, facho?”, respondía Navarro entre risas. Eran carcajadas nerviosas, histéricas, pero que, al menos, le daban un tono aparentemente distendido a la conversación. La relación se quebró el 12 de abril: un mes después de la asunción de Carlos Infante como director artístico del Grupo Indalo, quien intentó cortar de raíz con la violencia verbal de la radio. “Pedile disculpas y a otra cosa”, le exigió a Etchecopar.

“Baby”, poco convencido, fue a buscar a Navarro. Lo encontró en el baño de la radio: “Te pido perdón”, le dijo, sin ganas de fingir el fastidio. Pero justo entró al lugar un técnico que, sin estar enterado de lo que sucedía, dijo en voz alta “qué olor hay acá”. Y “Baby”, rápido de reflejos, aprovechó: “Sí. Olor a kirchnerista”. Se acabaron las palabras. Navarro lo encaró y salieron al pasillo principal de la emisora de las calles Uriarte y Nicaragua a los golpes. NOTICIAS vio los inéditos dos minutos de video de la cámara de seguridad que muestran la riña: agarrones, piñas, tirones de pelo y hasta una descalificatoria patada de “Baby” a una zona sensible del economista, mientras algunos compañeros intentaban separarlos.

Ese mismo video fue el que salvó a Etchecopar de no ser expulsado de la radio porque, según cuentan directivos de Indalo, Navarro fue a buscar a uno de los dueños de la empresa, Fabián de Sousa, para contarle la escena y exigirle que echaran a su agresor. Las imágenes muestran lo contrario: la primera piña la tiró el periodista K. El conflicto terminó con cuatro días de suspensión para ambos y el compromiso de bajarle la intensidad a la relación.

 

Vea también:
Quién es la novia ultrakirchnerista de Roberto Navarro
Cómo el kirchnerismo le “dicta” los informes a Roberto Navarro
 La desconocida historia de vida de Roberto Navarro

 

Según se dice en esos pasillos, este es el típico modus operandi del periodista estrella del kirchnerismo: solucionar con violencia -física o verbal- sus entredichos, y si eso no funciona, ir a “denunciarlo” ante De Sousa. Con el dueño de Indalo tiene una relación de idas y vueltas, a veces lo busca como protector y otras estalla contra él en tremendas discusiones. Cerca de De Sousa cuentan el día en que el empresario perdió la paciencia. Fue cuando, a principios de este año, a Navarro le censuraron un informe contra Nicolás Caputo, prohibición que enfureció al economista que despotricó contra las autoridades del canal de manera pública. “Me tiene cansado este pelotudo, es incontrolable”, gritó ese día De Sousa.

Esa no fue la primera pelea de Navarro con periodistas. En su no tan prolongada carrera en los medios, se enfrentó a Pablo Duggan, Eduardo Feinmann y Gustavo Sylvestre, entre otros. Juega tan al límite que eso le trae complicaciones en su salud: al menos dos veces se descompensó en los estudios de C5N y debió ser trasladado en ambulancia.

En Indalo también desembarcó gracias a Hernán Reibel Meier, peso pesado de La Cámpora, ex Subsecretario de Comunicación y actual armador de la campaña de Cristina Kirchner. El círculo del camporista no niega esta relación. “Son amigotes”, explican. En ese mundo también saben que en la empresa de López no lo ven con buenos ojos. “Lo quieren echar de Radio 10”, aseguran fuentes internas de la emisora. De hecho, confían en que probablemente el próximo año, cuando se rearme la programación, no será tenido en cuenta. Sin embargo, Navarro aguanta en el puesto que le es más rentable dentro del Grupo Indalo: “Pasan dos cosas: no tienen una figura para reemplazarlo y además saben que esos puntos de share se van directamente a Víctor Hugo Morales”, confiesan desde adentro.

En C5N también tuvo momentos difíciles. A fines del 2015 había trascendido una pelea del periodista de barba candado con el entonces gerente de programación “Paco” Mármol: “Te vas a tener que ir a buscar laburo a un hotel de El Calafate”, le había dicho el director. Finalmente, De Sousa intercedió para que se quedara.

En esta nota: , ,