Las + leídas, Política / 4 de agosto de 2017

A lo Perón: El día que Cristina temió por las manos de Néstor

Ceferino Reato detalla el momento en que CFK se preocupó porque a su marido le pase lo mismo que a Juan Domingo. Anticipo del libro “Salvo que me muera antes”.

Por

Fragmentos del libro Salvo que me muera antes de Ceferino Reato, publicado este agosto por Editorial Sudamericana.

A la una y media de la madrugada del sábado 30 de octubre, el féretro fue trasladado por un escueto cortejo de una docena de fieles amigos y colaboradores que caminaban con frío, cansados y casi a tientas porque la oscuridad en el cementerio era prácticamente total.

Cristina marchaba por detrás. En su libro, Laura Di Marco sostiene que, al entrar en el panteón familiar, la Presidenta logró detectar una pequeña apertura.

—Hay una ventana, y está sin reja —señaló, apuntando al pequeño cuadrado en la pared trasera.
—Pero por allí no entra ni un gato —comentó Giubetich.

La Presidenta no se quedó tranquila con la respuesta y ordenó que parte de su custodia se quedara a reforzar aquella noche a los policías provinciales y a los empleados de una empresa privada de seguridad, que ya estaban cumpliendo con las tareas asignadas.
Todos se fueron a dormir.

Puntuales, los empleados de Austral Construcciones llegaron al cementerio a las nueve, acompañados por el propio Báez, que los dejó en el panteón y se dirigió a la administración, donde Giubetich tomaba mate y fumaba preocupado.

—Che, ¿qué pasa con Cristina? ¿Por qué esa obsesión con la seguridad del cajón? —le preguntó el funcionario radical.
—Ah sí, es que tiene miedo de que se roben el cuerpo. Pero de lo que más miedo tiene, me dijo esta mañana, es que le corten las manos… Como a Perón, ¿viste?

 

10 comentarios de “A lo Perón: El día que Cristina temió por las manos de Néstor”

  1. Muchachos , tengan muy presente el domingo con los votos.
    Antonini Wilson , y la valija con dolares , la rosadita y los dolares que contaba el Rossi , y los bolsos con dolares , que un tal Lopez , y la monjitas , esperando de el otro de el tapial del monasterio.

    Les dejo un gran abrazo.

  2. La sintesis , me da que, el Nefasto , si conseguia ponerlo de rodillas a la gente del campo , detras de eso venia , aunque nadie lo crea , inventando un paradigma , como lo hizo en >Santa Cruz con la 1050 , el final era sin duda , apropiarse de miles de hectareas de pequeños productores y sin importarle , un comino , expropiarle los campos , cayera quien cayera .
    Y por otro lado la Viuda , aqui les pido tenga encuenta , ,para el dia de Votar , y despues de aquel dia en que se recordaba a Belgrano , sin titubear dijo
    ¡ AHORA VAMOS POR TODO !, cuel era la intencion , eramos sin dudarlo , un pueblo sometido como lo hace , Maduro en Venezuela . este panorama esta mas que claro . Esta expresado en una sintesis De la , mujer de la mascara de hierro , que le nego con su veto el 82% a los jubilados.

    Les dejo un gran abrazo.

  3. Las manos de Peron es una reliquia para un peronista, unos de esos que coleccionan todo lo que encuentren del General Juanson pero quien va a querer algo del virolo que seguro es contagioso

    1. De Perón los fanáticos quieren tener reliquias de cualquier tipo pero del Virolo ese quien se va a preocupar en tener las manos? Encima seguro contagian alguna enfermedad incurable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *