Política / 27 de junio de 2012

Moyano vs. La Cámpora

La muerte de Néstor aguó los planes del kirchnerismo para sucederse en el poder entre él y ella. La Cámpora fue pensada para continuar con El Modelo, pero ahora se les plantó Moyano.

La Cámpora estaba pensada para ser la continuidad del kirchnerismo, pero Moyano se les plantó en frente.

“Los únicos perjudicados son los niños de La Cámpora”. Hugo Moyano y Daniel Scioli saben algo: Desde su ADN, el kirchnerismo estaba programado para una sucesión continua entre Néstor y Cristina. La muerte súbita de Kirchner le dio “aire” a la presidenta, pero cortó ese juego pendular que, con la economía a favor, pudo haber funcionado por años. Entre una presidencia y otra, La Cámpora produciría líderes capaces de heredar el proyecto y evitar las desgracias de un destierro en vida al estilo Menem.

El destino quiso que la universidad camporista se convirtiera, cuando mucho, en colegio terciario. Y los pollitos debieron salir de la granja antes de tiempo, quedando expuestos a infinidad de peligros. Lejos de querer voltearla al estilo Lugo, Moyano y Scioli, aliados circunstanciales, sólo buscan cortarle a Cristina el camino hacia un tercer mandato. Desaparecida esa posibilidad, las chances de que los chicos y chicas “Cámpora” hagan pie resultan prácticamente nulas.

En su misión, el dúo conformado por el camionero y su gobernador favorito, cuenta con varios aliados. ¿Los más importantes? Buena parte de los medios “opositores”, y la crisis económica que ya se hace notar. La manifestación a la Plaza fue sólo un comienzo, pero bien disparado al corazón de los valores justicialistas.

En esta nota: ,