Menú

¿Por qué somos solidarios?

Desinterés. Ayudar sin esperar recompensa produce sensaciones placenteras en el cerebro.