Política / 4 de octubre de 2013

Lo que nadie contó sobre #CFKConRial

Por

Las entrevistas se graban en Jefatura de Gabinete de la Quinta de Olivos. Montaron un estudio de televisión con cinco cámaras, torres de luces, consolas de sonido y diez personas entre técnicos y productores.

Sí, Rial está bien”. Fue la propia Cristina Fernández quien terminó de darle la aprobación al periodista. El jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y el secretario de Medios, Alfredo Scoccimarro, le habían acercado varios nombres de periodistas a la Presidenta para continuar con la serie de entrevistas que pretenden lavarle la cara.

A esa altura ya habían grabado las dos entrevistas con el historiador Hernán Brienza y necesitaban alguien con un perfil más picante para seguir con el ciclo llamado “Desde otro lugar”. En esa lista que le acercaron a Cristina también figuraban los nombres de Matías Martin, Juan Pablo Varsky y Alejandro Fantino. Pero Cristina se definió por el periodista del espectáculo y conductor de “Intrusos”.

No están dispuestos a confrontarla con un periodista que pueda ponerla en aprietos. Por eso la grabación y edición del ciclo queda en manos del Gobierno. También la elección de los periodistas y el horario en que se emite. Nada puede estar librado al azar. Tras años de silencio con los periodistas, Cristina se decidió a hablar. ¿Por qué? Responde un funcionario que conoce los detalles del nuevo ciclo de la Presidenta: “Se dio cuenta de que no es eterna. Es un efecto de la derrota en las PASO, pero no está pensado para recuperar los votos. Cristina está pensando en lo que va a pasar después de las elecciones y necesita mostrarse más flexible”.

Sin-título-1

 

La trastienda. Las autoridades de América se sorprendieron: “La nota que le hizo Brienza a Cristina debe ser interpretada como un ciclo. Nosotros queremos que el próximo sea Jorge Rial. Después vamos a seguir con otros periodistas y canales”. El que hablaba era Alfredo “Corcho” Scoccimarro y el que escuchaba del otro lado de la línea era el dueño del canal, Daniel Vila.

A pesar de la buena sintonía que hay entre América y el Gobierno, las negociaciones no fueron sencillas. Las primeras conversaciones entre ambas partes empezaron diez días antes de que se emitiera la entrevista. La idea original de Scoccimarro y Abal Medina era que la nota se pasara primero por Canal 7. “No lo podemos entregar a Rial a Canal 7, a nosotros nos sirve si sale primero en América. Además Jorge es empleado nuestro”, le explicó Vila a los funcionarios. Por eso, la primera parte de la entrevista de Rial a la Presidenta se terminó emitiendo el domingo 29 a las 19 y por América, y por Canal 7 a las 20.10, después del partido de Boca. Con la negociación cerrada, Vila le mandó un mensaje de texto a Rial. “Estás nominado”, le escribió.

Sí, Rial está bien”. Fue la propia Cristina quien terminó de darle la aprobación al periodista.  Abal Medina, y el secretario de Medios, Alfredo Scoccimarro, le habían acercado varios nombres de periodistas.

La entrevista se grabó el miércoles 25 a las 18 en la Quinta de Olivos, en el edificio conocido como Jefatura de Gabinete. El lugar cuenta con una sala de reuniones, un escritorio para la Presidenta y un gran hall de entrada con puertas vidriadas. En América aseguran que la entrevista fue pura ganancia para el canal: “El negocio para nosotros fue muy bueno por el rating y porque se habló del canal”.

Antes de la entrevista hubo una reunión para terminar de coordinar todos los detalles. Fue en el restaurante Dashi de Fitz Roy y Gorriti, a metros del canal América. En una mesa lejos de la ventana se sentaron Vila, Rial, Abal Medina y Scoccimarro. Entre niguiris de salmón, langostinos grillados y pulpos al olivo, acordaron que las preguntas de Rial no podían ser editadas por el Gobierno. “Si editamos algo, es de lo que conteste Cristina”, dijeron los funcionarios.

Aló Presidenta. Todo la estructura de la Secretaría de Comunicación Pública que maneja Scoccimarro está pendiente de la entrevista. Son ellos los encargados de controlar y editar lo que sale al aire. A pesar de contar con la estructura de Canal 7 para grabar y editar, es una productora privada la que se encarga de todo. Se trata de La Corte SA, la empresa de los hermanos Pablo y Daniel Monzoncillo que además filma todos los actos y eventos de Cristina y que se quedó con el negocio de la televisación del Fútbol Para Todos.

Los productores. La Corte SA graba y edita las entrevistas. Abal Medina y Scoccimarro son los funcionarios a cargo de la logística del “Aló Presidenta”.
Los productores. La Corte SA graba y edita las entrevistas. Abal Medina y Scoccimarro son los funcionarios a cargo de la logística del “Aló Presidenta”.

Durante las entrevistas siempre están presentes Abal Medina y Scoccimarro. Los dos funcionarios están atentos a todos los detalles y no dudan en darles consejos a los técnicos que están en el lugar. El horario se coordina de acuerdo a la agenda de la Presidenta.

Recalculando. Con el ciclo “Desde otro lugar”, la Presidenta busca mostrarse más humana. En principio, la idea es que todos los canales de aire tengan espacio para una entrevista. Salvo uno: El Trece. Por ahora el Grupo Clarín está vedado para entrevistar a Cristina.

La Casa Rosada tiene varios nombres en carpeta, pero aún no se sabe quiénes serán los próximos entrevistadores. Los anotados por el Gobierno son Alejandro Fantino, Matías Martin, Juan Pablo Varsky y Mónica Gutierrez, entre otros. Fiel al estilo hermético del kirchnerismo a la hora de comunicar, tampoco se sabe por cuánto tiempo seguirá el ciclo ni en qué horario podría emitirse.

Ésta es una versión adaptada de una nota publicada en Revista Noticias edición 1919. Para adquirir la versión completa hacé click aquí, o encontrala en los principales quioscos del país.