Menú
Política / 12 de enero de 2016

La Dieta Cormillot que adelgazó a Vidal

La imagen importa. Por eso, a pesar de la crisis provincial, María Eugenia Vidal trata de mantener sin alteraciones la dieta que le organizó el nutricionista Alberto Cormillot y con la que logró bajar 17 kilos.

El plan alimentario parece estricto, sin embargo no impone objetivos “irrealizables” en el mediano o largo plazo, y combinado con ejercicio sería la “fórmula mágica” que redibujó la silueta de Vidal.

Aunque la adaptación específica de la dieta a Vidal no fue revelada por la Clínica Cormillot para resguardar el secreto profesional, estos son los puntos fundamentales:

1. No plantearse objetivos realizables en el corto plazo pero irrealizables al poco tiempo.

2. Realizar 6 comidas por día (no dejar pasar más de 3 hs ni menos de 1.5 hs entre cada una).

3. El desayuno es esencial. Es recomendable que sea una ingesta importante.

4. Tomar sopa de verduras caseras o light o consumir una ensalada generosa antes del almuerzo y la cena.

5. Aumentar el volumen del plato consumiendo verdura, fruta y mucho líquido. Elegir frutas y verduras de todos los colores.

6. Aumentar el volúmen de los alimentos agregando aire (licuados, soufles, budines, batidos).

7. Elegir carnes y quesos bajos en grasa. Pescado no menos de dos veces por semana. Disminuir grasas animales.

8. Elegir grasas de origen vegetal (aceites,de ser posible de oliva, semillas, frutas secas), en cantidad moderada.

9. Bajar los alimentos ricos en harinas y azúcar.

10. Bajar los alimentos ricos en sal y el agregado de sal a las comidas.

11. Comer lento (apoyar los cubiertos entre bocados y masticar mucho).

12. Moderar el consumo de alcohol (hasta 1 vaso por día la mujer y 2 por día el hombre).

13. Planificar la cantidad de gustos extras que le permitan bajar o mantener un peso saludable según el caso.

14. Realizar movimiento diario, en lo posible 30 minutos por día.

15. Pesarse diariamente y hacer el registro gráfico.