Opinión, Sociedad / 6 de mayo de 2017

Caso Lara: ¿el bullying es una razón para matarse?

El riesgo de instalar al suicidio como un escape épico. Y de adultos culposos a los que les parece razonable. El factor “13 Reasons Why”. Por Alejandra Daiha.

Por

¿Quién no coincide en la necesidad de denunciar el bullying y criar hijos que combatan esa práctica absurda de molestar a sus pares? Pero ante noticias como la muerte de Lara, la adolescente que se disparó en plena clase y agonizó cuatro días en un hospital, también se impone revisar el discurso adulto que, revestido de buenas intenciones,  justifica el horror del suicidio con liviandad.  Asumir que el acoso escolar es  razón suficiente para matarse no parece ayudar a cambiar las cosas.

En sintonía con esa mirada que divide a los adolescentes entre monstruos y víctimas, mientras promueve la indefensión antes que la resistencia, adolescentes globalizados se fascinan con  “13 Reasons Why” , la serie de Netflix que insuflada de corrección es, en realidad,  una oda a la resignación. Porque antes que la lógica reacción al bullying , es la incapacidad para tolerar la frustración y el dolor lo que desencadena la tragedia anunciada.

En la ficción, la suicidada Hannah Baker anda por los capítulos amontonando razones banales para matarse con épica romántica. Ni se le ocurre luchar. Su ingenio es solo autodestructivo. No se trata de polemizar con un personaje juvenil que bien puede incurrir en ese desperdicio patológico de hacer todo de manera que salga mal, sino con el devenir de una trama elaborada para denunciar que el contexto justifica el desenlace.

Si la Hannah de la serie hubiera estado en el pellejo de Jane Eyre, no sobrevivía más que unas páginas dentro de la novela de Charlotte Brönte. Pero aquella chica del siglo XIX tenía recursos para superar las humillaciones más crueles a fuerza de rebeldía. Mientras hoy alcanza con nuestra indulgencia para convertir en héroes a adolescentes consagrados a la languidez y el abatimiento existencial.

*Editora Ejecutiva de revista Noticias

Seguí a Alejandra en Twitter: @alejandradaiha