Política, Sitios Externos / 13 de junio de 2017

Los asados en un quincho de Caballito para unir a los peronistas

Por

Juan Cabandié, el asador de La Cámpora

La casa a la que se mudó este año el diputado Juan Cabandié, cerca de Plaza Irlanda, en Caballito, se transformó en el búnker de la unidad. Cada sábado, en el quincho de esa vivienda, muchos dirigentes peronistas despuntan dos de sus vicios: la rosca política y comer asado. Uno de los habitués de esos encuentros es el hijo de la ex presidenta, Máximo Kirchner, pero incluso Cristina participó de algunas cenas. Allí aseguró que sería candidata, pero que no se “desgastaría” en una PASO con Florencio Randazzo. Los intendentes entendieron que para lograr el cometido de que la ex mandataria participe tienen que conseguir que el ex ministro de Transporte se encolumne detrás de su jefa. Con los “asados de la unidad” el anfitrión también busca sumar puntos: este año vence la banca de Cabandié en Diputados y necesita renovarla.