Personajes / 24 de diciembre de 2017

Bebe Sanders: “Las famosas no tienen coronita”

Hija del peluquero Alberto Sanders, la especialista en cambiar el look de las famosas, entre un reality, mitos y clientas VIP.

Bebe Sanders es una rara avis dentro del mundo de las tijeras y los rizadores. Hija del famoso estilista Alberto Sanders, esta mujer bonita y de sonrisa fácil no mira ni relojes ni celulares que tintinean, a pesar de que como todos los viernes, en el piso de abajo, la peluquería es un hervidero de señoras que con toallas al cuello y pelos mañosos esperan ansiosas pasar por sus manos. Justo por ella, la más chica de la casa, que fue la única que se animó a continuar con el legado paterno a pura audacia autodidacta, y supo abrirse camino propio en un mundillo dominado por hombres. Reina del cambio de look de famosas y celebridades, le sobró carisma, a la hora de ponerse del otro lado de la pantalla, para mostrar cómo se hace para transformar a mujeres de toda Latinoamérica. En su segunda temporada de Mi estilo, tu estilo: Latinoamérica, el programa de Discovery Home & Health donde le cambia el look a las participantes junto a especialistas de otros países, la hair-stylist argenta, demuestra por qué es una de las mejores en lo suyo.

Noticias: ¿Estilista por vocación o por herencia?
Bebe Sanders: Somos tres hermanos: Daniel, el mayor, es diseñador gráfico y fotógrafo. Cecilia es psicóloga, la que estudia las cabezas pero por adentro, y yo, la más chiquita que desde que estaba en el colegio quería dedicarme a esto. Raro, ¡pero todas mis compañeras literalmente se me entregaban! En esa época no se usaba tanto el pelo corto, la única que lo tenía cortito era Araceli pero nadie más, así que a los 15 tenías que ser muy osada para animarte. Tengo la imagen de todas mis amigas rapadas… ¡por mí! Todos los novios de mis amigas me odiaban, ¡era la asesina de las tijeras!

Noticias: ¿Sólo les cortaba o experimentaba con otras cosas en sus cabezas?
Sanders: ¡Les hacía de todo! Y ellas entregadísimas venían a casa o al local. Yo le consultaba a Albert, a mi papá le digo así, ¡pero después de que ya había metido la mano! A los 17 me fui de viaje a Cuba con mi hermana y mi tía y terminé peinando modelos para un desfile que se hacía en el hotel. Era mi pasión. El drama fue que al terminar el colegio, la única que no iba a ir a la universidad era yo.

Noticias: Usted y su padre atienden a muchísimas clientas famosas. ¿Fáciles o difíciles a la hora de tratarlas?
Sanders: Ellas saben que acá vienen cuando se tienen que hacer un cambio de look radical. Ahora va a venir Giannina Maradona a cambiarse el color para el casamiento de Dalma, porque la recomendó Agustina Cherri. Mónica Gutiérrez vino por Pamela David, y así con muchas. Con Lu Lopilato, que más que clienta es mi amiga, es re loco. Cuando vino por primera vez tenía las extensiones pegadas con “la gotita”. Era un desastre, ¡le tuvimos que cortar todos los mechones! Muchas veces le armo los peinados vía skype con Mike sosteniéndole el teléfono.

Noticias: ¿Usted crea looks para personajes de la pantalla?
Sanders: Me divierte mucho. Con Celeste Cid pasó que empezaba a grabar Resistiré. El director se la imaginaba con rulos en movimiento porque era un personaje fuerte, y cuando le propusimos la melena, no quería porque decía que para varón ya estaba Echarri. Pero insistimos, Celeste se animó, y salió un corte que después hizo furor. Con Romina Gaetani pasó lo contrario. Para Soy Gitano le metimos extensiones para una melena salvaje muy roja. Si el pelo está bien puesto para un personaje, puede marcar un hito en la peluquería. Mirá lo que pasó con Jennifer Aniston en Friends o Farrah Fawcett. Te caen miles pidiendo ese peinado… ¡hasta los hombres les piden a sus mujeres que se hagan el corte de la chica de la tele!

Noticias: Su padre fue estilista de Cristina ¿La ex presidenta impuso tendencia?
Sanders: La tendencia la marcan las actrices. Acá viene también Gabriela Michetti pero no crea tendencia ni problemas. El tema es que no podemos estar con ellas el día a día, y ya lo saben. Si se lo bancan así, seguimos.

Noticias: ¿La argentina tiene grabado a fuego ese look de ser rubia y de pelo largo?
Sanders: Fue cambiando. Antes era solo la toca, el pelo lacio, la raya al medio y los reflejos. Hoy se bancan los rulos, las morochas, las coloradas. Creo que a partir de una edad, ya no se puede tener el pelo largo entero. Un tiempo antes de morir, Ana María Campoy vino con Pepito, y mi papá le cortó su eterno rodete. Ella no podía creer, cómo había estado tanto tiempo con ese pelo largo, si ese corte le quedaba tan bien. A veces la gente se aferra a un look malo porque no sabe qué hacerse, o por una mala experiencia, y de repente con un corte le cambias la vida.

Noticias: ¿Qué pasa cuando a la clienta no le gusta?
Sanders: Imposible que pase. Porque yo te puedo cortar el pelo en cinco minutos, pero lo hable con vos 25. La mujer que no quiere hacerse algo, ya lo ves. Lo hablas y al toque te das cuenta: Ese es nuestro trabajo. En el día veo 20 personas, y con la mitad podes ser radical, con el resto tenés que ser sutil. El cambio cuesta. El pelo no es la ropa ni el maquillaje que se saca, el pelo te levantas y ahí está.

Noticias: ¿Le gusta que la convoquen para hacer de juez de los looks de famosas?
Sanders: No voy a muchos programas porque yo no puedo criticarle el look a Pampita si no soy la que la peinó. No me gusta criticar al colega porque sé que detrás está el trabajo de mucha gente. Convertirme en crítica o en peluquera figureti de la tele no me suma. Bastante con la gente que ya me conoce y me persigue por todos lados, el súper, la playa, la pileta, preguntándome “¿Que te pones en el pelo cuando salís del mar?” Me gusta ir a un programa cuando muestro lo mío, pero no para ser famosa.

Noticias: A su papá tampoco le gusta la exposición, ¿Son parecidos a la hora de atender a las clientas?
Sanders: Albert es más duro, y tal vez te choca más. Lo he visto decirle a alguien que se hizo algo en la cara: ” No sé cómo te animas a salir así a la calle”. Yo no soy tan brutal. Ha pasado con famosas que les ha dicho que este quizás no era el lugar para atenderse. Él dice que no es psicólogo, que es un profesional. No existen divas para él, porque no las registra.

Noticias: Derribe algunos mitos de la peluquería, como el que dice que las embarazadas no pueden teñirse…
Sanders: Yo siempre me teñí. Si a la embarazada que engorda y le prohíben de todo, encima se ve con las raíces sin teñir… ¡se mata! También hay mitos de revista sobre lo que hay que hacer con una cara redonda o cuadrada. Pero es muy generalizado, porque la cara tiene muchos ángulos, y no todas las caras redondas son iguales. El mito del flequillo según el tipo de frente es otra ridiculez, ¡Nunca sabes el tamaño de la frente que está tapada por el flequillo!

Noticias: Las famosas ¿piden trato preferencial?
Sanders: Acá no hay turno. Es por orden de llegada. Por esos a veces surgen los problemitas con famosas a las que les cuenta entender que no hay coronitas. Las mujeres son iguales, con la misma toalla, y el mismo secador. Somos una peluquería bien democrática.

 

Por Gabriela Picasso