Menú
Mundo / 16 de enero de 2018

Francisco en Chile: “No puedo dejar de manifestar mi vergüenza”

En su primer discurso público en Santiago, Francisco pidió perdón por los abusos de la Iglesia, motivo de la baja imagen de la curia en Chile durante el último año.

El papa Francisco saluda a una multitud de fieles desde el papamóvil.

En su encuentro con Michele Bachellet en el Palacio de La Moneda, en Santiago de Chile, el Papa pidió perdón por los casos de abusos sexuales de la Iglesia durante su primer discurso público en el país transandino.

“No puedo dejar de manifestar el dolor y la vergüenza que siento ante el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia”, marcó Francisco, que llega al país en medio de investigaciones de la fiscalía chilena contra religiosos maristas y críticas por la situación de un obispo al que acusan de encubrir abusos de un popular sacerdote de la diócesis de Santiago.

“Es justo pedir perdón y apoyar con todas las fuerzas a las víctimas, al mismo tiempo que hemos de empeñarnos para que no se vuelva a repetir”, enfatizó Francisco, que recibió  los aplausos del auditorio.

El Papa participó en una ceremonia protocolar con la presidenta saliente de Chile, Michelle Bachelet, que cederá en marzo el cargo a  Sebastián Piñera, electo en diciembre.

El portavoz del Vaticano, Greg Burke, dejó la puerta abierta para que el Papa cambiase en el último momento la agenda de su sexto viaje a América Latina para reunirse en privado con algunas víctimas.