Menú
Sociedad / 17 de febrero de 2018

Familia abandónica: Más sola que Nai Awada (Parte II)

Por

La mesa del almuerzo prolijamente decorada. La cumpleañera vestida y producida a la última moda. El sol del mediodía marplatense, radiante. Y la comida gourmet a la orden del día. Sin embargo, lo que podría ser una reunión de cumpleaños, no es más que la tradicional mesa veraniega de Mirtha Legrand, y Naiara Awada, en el día de su cumpleaños 24, lejos está de pasarlo en familia y por el contrario lo hace con extraños en un set televisivo.

La sobrina de la primera dama reapareció en la escena mediática en vísperas de lo que será su nueva incursión en el “Bailando”, donde es una de las primeras celebridades confirmadas tras su abrupto abandono por un pico de estrés en 2017. Pero además, la joven aprovechó para reavivar la grieta al interior de su familia.

“Impresionante la desilusión que siento. No haber recibido ni un llamado de cumple de ningún miembro de mi familia Awada me entristece y duele”, aseguró la actriz al día siguiente, lo que dejó en evidencia que las diferencias al interior del clan siguen vigentes y que las disputas que parecían archivadas continúan dividiendo a la familia de la primera dama, Juliana Awada.

Ira

Durante su televisado almuerzo de cumpleaños, “Nai” evitó pronunciarse sobre política. Al contrario que durante otras apariciones públicas, la sobrina presidencial no quiso echar leña al fuego. Sólo se limitó a hablar de su carrera y de su salud, tras el episodio que la obligó a bajar el perfil el año pasado. Sin embargo la procesión iba por dentro. El día de su aniversario transcurría y los saludos familiares brillaban por su ausencia.

La noche también la encontró rodeada de extraños. Acudió a la disco marplatense “Éxtasis” donde fue coronada princesa de la comunidad gay.

Los festejos culminaron y la joven estalló. No pudo soportar que su propia familia le diera la espalda y recurrió a las redes sociales no sólo para mostrar su descontento, sino también para dejar en claro que dentro del clan Awada hay heridas que no cicatrizan y secretos guardados. “Lo enojada que estoy. Posta, con lo que los cuidé. Me voy a cambiar el apellido. No lo hago sólo por mi viejo. ¿Qué les pasa? ¿No les gusta mi sexualidad? ¿No les gusta quién soy? ¿Y si yo hablara de ustedes? Uy, uy, #LosAwada”, disparó la bailarina quien aseguró que no había recibido ni un llamado de su abuela. Cuando ella habla de los Awada no se refiere a su padre sino a la familia de él.

En una misma frase, la hija de Alejandro atacaba a su familia por condenarla y marginarla por su presunta bisexualidad –que ella insinuó hace tiempo– pero a la vez amenazaba con revelar los trapitos sucios de la familia política del Presidente, un clan que pretende mostrarse lo más impoluto posible.

La incomodidad de los Awada con Nai no es una novedad. De hecho, la joven había confesado que su padre le había pedido que bajara el perfil y que la propia Juliana había dejado de atenderle el teléfono. Pero las diferencias parecían haber quedado atrás, o al menos, no eran tan evidentes. Hasta que Nai se sintió abandonada en su cumpleaños. “Ni siquiera para saludarme por verme bien después de todo lo mal que estuve”, se quejó Naiara en relación con el episodio de salud que la llevó a recluirse durante todo este tiempo.

Remake

En mayo del 2017, Naiara había tenido una gaffe muy difundida cuando convocó a sus fans al Planetario y nadie fue. Algunos creen que tanto aquel episodio como el de ahora pudieron ser maniobras de prensa que buscaban darle popularidad de cara al “Bailando”, programa en el que es más importante el escándalo que el baile.
Pero Nai se defendió de los ponzoñosos: aseguró entre lágrimas que ella no busca prensa y que su situación familiar es grave. Habrá que esperar a ver si el drama continúa en la pista más famosa del país. Por el momento, y contra lo que aseguró en un principio, no se cambiará el apellido. Quizá el resto de su familia hubiera preferido esto y que el vínculo afectivo quedara en una mera anécdota del pasado.