Menú
Política / 1 de mayo de 2018

La nueva vida de Ángelo Calcaterra, el primo de Mauricio Macri

Por

El 15 de agosto, Angelo Calcaterra (60), el primo hermano del presidente Mauricio Macri, caminará por los pasillos del cuarto piso de los tribunales de Comodoro Py. Allí llegará por primera vez para ser indagado por el rol de su ex empresa, IECSA, en la obra para soterrar el ferrocarril Sarmiento y que es investigada por la Justicia argentina por posible pago de sobornos. Este expediente es uno de los capítulos nacionales del Lava Jato que en Brasil llevó preso al mayor constructor de obra pública de Latinoamérica.

Desde que vendió sus empresas, Calcaterra salió del ojo público y quedó alejado del mundo de los constructores de infraestructura de Argentina. Cuando Macri llegó a la presidencia, él mismo comenzó a sondear el mercado para poder vender. “Con Macri presidente va a ser imposible ganar una obra”, dejó trascender mientras abría los libros contables a grupos chinos y argentinos que estaban interesados en la constructora. Al final se la vendió a Marcelo Mindlin, el dueño de Pampa Energía.

Hoy. Calcaterra pasa sus días menos atareado. Se mudó de su antigua oficina en Puerto Madero –detrás del hotel Hilton– a un despacho en el Banco Interfinanzas, al lado del Luna Park y frente a la Plaza Roma, a pesar de no tener una silla en el directorio del banco. “El Tano”, como lo llaman sus amigos, está más enfocado en dedicarse a su actividad como arquitecto. Pero también pasa tiempo organizando la estrategia judicial, junto a su abogado Ricardo Rosental. Quienes lo frecuentan afirman que este asunto por momentos lo deprime.

LEER TAMBIÉN: Ángelo Calcaterra, el primo que quema a Mauricio Macri

Pero no todo en la vida del “Tano” pasa por tribunales. En agosto del año pasado, su hija Pía fue mamá de una nena, la cual lo convirtió en abuelos a él y a su ex esposa, la escultora María Boneo, de quien Angelo conserva obras que decoran su oficina. Hoy está en pareja con la diseñadora Sofía Tatschke, 28 años menor que él y dueña de la marca de ropa Tatschke (ver: Quién es Sofía, la novia del “Tano” Calcaterra).

Cada 15 días o una vez por mes, Angelo suele almorzar con su primo Mauricio Macri, generalmente en la casa de la quinta Los Abrojos, propiedad del Presidente. Cuando no lo visita su joven pareja, Angelo recibe a sus hijos Antonio, Pía y María, quienes tienen agendado ir a comer todos los martes al departamento de Castilla y Figueroa Alcorta. Los hijos de Angelo tiene trabajos diversos: Antonio trabaja con su tío en el Banco Interfinanzas, Pía tiene su propia marca de ropa, llamada Calca, y María es curadora de obras de arte y tiene su propia galería, donde expone y vende cuadros de Julio Le Parc y César Paternostro, entre otros. Este año, la Asociación Española de Críticos de Arte le dio el premio a la mejor galería por su trabajo “Moderno y Contemporáneo”. Calcaterra también visita seguido a su madre Pía Macri, quien hace poco perdió a su hija Teresa, hermana de Ángelo. Pía es hermana menor de Franco Macri, el padre del Presidente.

Justicia. Cuando Angelo se presente a declarar, deberá explicar su rol en el vínculo con Odebrecht. Está imputado en esta causa por una denuncia de la actual diputada Graciela Ocaña, aliada del presidente Macri e integrante de la lista ganadora de las elecciones legislativas del año pasado. Fuego amigo.

En esa denuncia se sostiene que las empresas Control y Auditorías Especiales de Argentina SA (CAESAI) y Controles y Auditorías Especiales SL de España (CYAES), adjudicadas al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime y a su ex asesor Manuel Vázquez, habrían recibido sobornos del grupo Odebrecht por medio de la empresa offshore Klienfeld Service Ltd.

LEER TAMBIÉN: El primo Angelo: Calcaterra, la sombra negra de Macri

La licitación original del soterramiento del tren Sarmiento fue ganada por las empresas IECSA SA, GHELLA, COMSA SA y Odebrecht.

El juez Marcelo Martínez de Giorgi valoró el relato de Luiz Antonio Mameri, quien era vicepresidente de Odebrecht para Latinoamérica y se acogió a la delación premiada en Brasil. Según este directivo, los ejecutivos que habrían negociado coimas con funcionarios habrían sido Javier Sánchez Caballero (entonces CEO de IECSA) y Mauricio Couri Ribeiro, Rodney Carvalho y Ricardo Vieira (ex CEOs de Odebrecht). También señaló a Jorge “Corcho” Rodríguez como “interlocutor de Roberto Baratta, mano derecha del ex ministro de Planificación Julio De Vido.

El testimonio de Mameri ante la Justicia brasileña fue aportado al expediente argentino por el periodista Hugo Alconada Mon, del diario La Nación, debido a que aún no existe colaboración entre Argentina y Brasil para poder avanzar en la investigación del caso. Los testimonios de arrepentidos no sólo permitieron condenar a funcionarios y empresarios en Brasil, también se logró avanzar en expedientes en Ecuador, República Dominicana, Perú, Estados Unidos y Suiza. Los países donde las coimas de Odebrecht aún siguen impunes son Venezuela, Angola y Argentina.

ANGELO Y EL LAVAJATO:

-Tiene que declarar en Comodoro Py el próximo 15 de agosto.

-Su ex empresa IECSA comenzó a construir el soterramiento junto con Odebrecht.

-Un arrepentido en Brasil afirmó que Javier Sánchez Caballero, ex CEO de IECSA, fue intermediario para pagar sobornos.

-La empresa fue vendida el año pasado a Marcelo Mindlin.