Política / 26 de mayo de 2018

El día que Carrió no atendió a Macri porque estaba en la manicura

De viaje por Nueva York, la diputada recibió un llamado del Presidente: “La doctora no puede atenderlo”, le dijeron. Cómo es el trato entre ambos.

Por

Elisa Carrió y Mauricio Macri

“Lilita” Carrió habla asiduamente con Mauricio Macri, por teléfono y personalmente. Ella dice que es una de las pocas que puede decirle la verdad sin ningún tipo de censura y alienta a que más dirigentes hagan lo mismo.

Pero incluso se da el lujo de no atenderlo cuando está ocupada. Como sucedió en su último viaje a Nueva York, del que volvió poco antes del jueves negro cuando empezó la corrida cambiaria.

La diputada estaba en una sesión de manicura cuando sonó su celular (que nunca tiene encima). “La doctora no puede atenderlo. Se está haciendo las manos”, le respondieron al primer mandatario antes de colgarle.

Al Presidente no le sorprendió. Carrió se toma ciertas libertades: la diputada suele dejar ver entre los suyos que así es el trato. Si ella llama a Macri y él está ocupado le devuelve el llamado después. Por eso “Lilita” hace lo mismo. Aunque la ocupación sea la manicura. Y el interlocutor el Presidente, en lo que fue su peor semana de Gobierno.

Carrió es un ente inorgánico adentro de Cambiemos. Macri es el primer interesado en que eso sea así, aunque a veces dispare contra los propios. El último funcionario al que dirigió sus dardos fue el ministro de Energía, Juan José Aranguren. “Lilita” le había pasado un cuestionario de preguntas para Aranguren y después se reunió con él. “No va a haber más aumentos en el año”, le anunció luego a su público de clase media, el que más la sigue y respeta. El ministro se enojó: “Que yo sepa, ella no es el Gobierno”, le dijo a los suyos. Los laderos de “Lilita” insisten con que la frase existió, que Aranguren la dijo en presencia de varias personas que ofician de testigos. En la Casa Rosada contestan que, de todas maneras, no era Carrió quien debía dar esa información.

Cuando algún funcionario se queja ante la Jefatura de Gabinete por el ataque de “Lilita” desde adentro no hay demasiadas respuestas. “Y… es Carrió”, dicen. La diputada se atribuye ciertos privilegios. Hasta con el Presidente.