Menú
Política / 12 de julio de 2018

Macri 2019: el duro equilibrio del ajuste

Crece el protagonismo de los intendentes bonaerenses de Cambiemos. Ellos dicen lo que Vidal no puede decir. ¿Es ella?

Por

La palabra es: tensión. Así se viven los días del ajuste entre los intendentes oficialistas de la provincia de Buenos Aires. Les preocupa el traslado de AYSA a la provincia, pero no lo ven urgente. Les preocupa el traslado de las empresas eléctricas y de gas, pero en este caso les preocupan sobre todo las tarifas. Les preocupa mucho, muchísimo, el traslado de los subsidios al transporte público de pasajeros: unos $ 25.000 millones que conformarían un presupuesto imposible de cumplir.

Hoy a la tarde, Jorge Macri (Vicente López), Néstor Grindetti (Lanús), Ramiro Tagliaferro (Morón) y Julio Garro (La Plata) se reunieron con el nuevo ministro de Energía, Javier Iguacel. Nadie podría considerarlos enemigos. Uno es primo del Presidente de la Nación. El segundo fue ministro de Economía del propio Mauricio Macri en la CABA. Y el tercero es el padre de los dos hijos de la Gobernadora bonaerense. Fueron al encuentro con Iguacel casi como “delegados” de 70 intendentes del distrito más grande del país e, incluso, de buena parte de los 135 alcaldes peronistas. Están duros. Durísimos. Al borde de un ataque de nervios. Curiosamente, ellos tres participaron de la última reunión oficial de José Aranguren, quien se les plantó en el tarifazo… Y se fue.

La combinación tarifas-devaluación-recesión-inflación los tiene con los pelos de punta. Vecinos y comerciantes no les hablan de otra cosa. Temen un diciembre bravo. En los sectores más vulnerables, les piden más comida que alumbrado, veredas o cloacas. Ven al Gobierno nacional en un delicado equilibrio. “El Presidente, en imagen, viene abajo de la gobernadora y de nosotros mismos”, deslizan. Ello compone una pirámide invertida como la que muestra el gráfico. Una especie de trompo. Y ya se sabe cómo les va a los trompos cuando dejan de girar. Se niegan a pensarlo como posibilidad (sus propios futuros políticos están en juego), pero así lo evalúan.

Creen que pasar diciembre (siempre diciembre) es la clave, aunque la fecha tope para resolver el 2019 será marzo. “El mejor escenario de todos es Macri reelecto; el mejor de los peores escenarios es Vidal candidata”, especulan. Y no analizan más opciones.

* Jefe de redacción de NOTICIAS.