Política / 10 de agosto de 2018

#ChoferGate: Techint no desmiente tapa de NOTICIAS

Declaró Luis Betnaza, directivo del grupo. “No puedo hablar de los sobornos, hay secreto”, le dijo a este medio.

Por

Foto: Marcelo Silvestro.

Luis Betnaza, alto directivo del poderoso Grupo Techint, se presentó por segunda vez en Tribunales Federales, ahora como imputado en el caso abierto por los cuadernos de Oscar Centeno.

A la salida de Comodoro Py 2002, NOTICIAS lo consultó sobre los presuntos mega sobornos que le habría pagado la compañía a los K, por su intermediación con el extinto Hugo Chávez en el proceso expropiatorio de la empresa Sidor por parte del gobierno venezolano. El tema ocupa la tapa de la revista que sale hoy: un operador de aquellas tratativas aseguró que “las coimas de Techint a Kirchner fueron de US$ 300 millones”.

“De los sobornos no puedo hablar, hay secreto de sumario. Le dije todo lo que sé a la Justicia”, señaló Betnaza a este cronista.

Trascendidos desde el entorno del juez Claudio Bonadio indican que el directivo del holding ítalo-argentino detalló la participación de tres personas en la operación. Se trataría de Néstor Kirchner, Julio De Vido y el ex alto gerente del grupo Héctor Zabaleta, quien aparece en los cuadernos del ex chofer de Roberto Baratta. Es decir, los mismos personajes señalados por el “nuevo testigo en peligro” que originó la portada de la revista.

Al parecer, Betnaza habría reconocido pagos ilegales por “apenas” US$ 1 millón.

Según la fuente de NOTICIAS, quien asegura haber participado de aquellas negociaciones, los supuestos US$ 300 millones serían el 15% de una de indemnización de US$ 1.940 millones que en principio iban a ser US$ 1.500 millones y, por tratativas de los K con Chávez (pedidas por Paolo Rocca, máximo accionista de Techint) se habría llegado a la cifra final.

Techint había sido consultado varias veces antes de publicar la nota de tapa, incluso con preguntas por escrito, pero se rechazó expresamente dar respuestas.

De un millón a trescientos millones hay doscientos noventa y nueve millones de dudas. Esto recién empieza.