Menú
Sociedad / 17 de septiembre de 2018

Qué dice sobre los abusos Dante Simón, el fiscal religioso del caso Provolo

El vicario judicial del Obispado de Córdoba fue el enviado papal para investigar la causa mendocina. Qué incluyó en su reporte y por qué no fue a la Justicia ordinaria

Por | |

Dante Simón fue el vicario judicial que Francisco nombró para hacer la investigación interna en Mendoza. En diálogo con NOTICIAS explicó su rol y minimizó la denuncia por entorpecimiento en su contra por, supuestamente, ocultar pruebas.

Noticias: ¿Por qué realizó una investigación paralela a la de la justicia ordinaria?
Dante Simón: El clérigo que comete un delito es investigado por el fuero penal del Estado y por el fuero penal de la Iglesia. Son dos diferentes. Yo actúo como una especie de fiscal de la Iglesia.

Noticias: ¿Es un mecanismo para ocultar información?
Simón: Los que opinan eso es porque desconocen. El fiscal del Estado habla del secreto de sumario, y la Iglesia hace lo mismo con el secreto pontificio, para preservar la presunción de inocencia del denunciado. Una vez que esto llega a juicio se hace público.

Noticias: Usted y el otro enviado (Juan Martínez) fueron acusados por entorpecer la causa.
Simón: La Justicia no me lo notificó.

Noticias: En su investigación, ¿había algún indicio de lo que sucedía en La Plata?
Simón: Yo hice una conexión con un caso de una víctima de Mendoza. De eso también dejé constancia en el informe que envié en junio del 2017 a la Santa Sede.

Noticias: ¿Por qué no llevó esas pruebas a la Justicia ordinaria?
Simón: No puedo hacer eso porque a mí me mandó a investigar la Iglesia, y sólo lo puedo hacer si ella, o la Justicia, me lo pide. Yo informé inmediatamente los datos que recabé. La Santa Sede decide cómo proceder.