Política / 23 de octubre de 2018

El mensaje oculto en la remera de Máximo Kirchner en Comodoro Py

El jefe de La Cámpora llevó en su pecho la portada de un disco de la banda Metallica. El mensaje fue para Bonadío.

Por

Máximo Kirchner intentó pasar desapercibido en los tribunales de Comodoro Py. Alrededor de las 11, llegó acompañado de su abogado, Carlos Berarldi, y se rodeó de unos pocos compañeros de La Cámpora. Pero en su look, le mandó un mensaje al juez Claudio Bonadío y a todos los implicados en el caso de los cuadernos de las coimas.

El diputado nacional eligió de su placard una remera gris con la estampa de un disco de la banda Metallica, que cubrió parcialmente con una campera deportiva. La elección de la prenda no fue casual: lleva nada menos que el dibujo de la justicia acompañado de la frase “And Justice for All”, que significa “Y justicia para todos”.

(Lea también: Bonadio-Eskenazi: la foto que quema)

Se trata del cuarto álbum de estudio de la banda de thrash metal estadounidense, publicado en 1988. La imagen de la portada muestra a la estatua de la “Dama de la Justicia” atada con cuerdas, con los pechos al descubierto, la ropa agrietada y la balanza que sostiene de un brazo llena de dólares.

“Si tenés 41 años es imposible que no te guste Metallica, sobre todo los primeros discos”, explicaron a NOTICIAS en el entorno de Máximo Kirchner. Sus compañeros aseguran que es una remera que el jefe de La Cámpora ya ha usado en otras oportunidades y con la que hoy eligió enviar un mensaje al poder judicial.

(Lea también: Las mentiras de Bonadio en su “autodenuncia”)

“Habrá visto la remera en su placard y pensó que era una oportunidad para combinar las dos cosas: sus gustos musicales, el mensaje que tiene ese disco de Metallica en particular y el contexto en el que podía mostrarla. ¿A quién no le gusta llevar puesta una remera de los grupos que escucha y que encima se vea?”, relató con inocencia una fuente cercana al diputado.

El hijo de la ex presidenta fue citado a declarar en la causa de los cuadernos del chofer Oscar Centeno. Una vez en el juzgado de Bonadio, presentó un escrito en el que pidió su sobreseimiento, cuestionó la causa y habló de presiones a los arrepentidos.

(Lea también: El peor mejor momento de Cristina Kirchner)

A diferencia de otras presentaciones de dirigentes de La Cámpora, Máximo no quiso multitudes. Lo acompañaron Andrés Larroque, “Wado” de Pedro y Horacio Pietragalla, entre otros dirigentes. Pero no hubo cantitos ni dedos en “V” sobre las escaleras de los tribunales. Su mensaje fue sutil.