Menú
Ciencia / 26 de octubre de 2018

Lácteos: alimentos ultraprocesados perjudiciales para la salud

“Las industrias lácteas son las más poderosas que existen”, afirma Soledad Barruti . Posibles cambios en la alimentación del futuro.

Por

Soledad Barruti es una de las periodistas que más ha investigado sobre la comida y la alimentación. En la primera semana de noviembre lanzará “Mala leche. El supermercado como emboscada. Por qué la comida ultraprocesada nos enferma desde chicos” (Espejo de la Argentina. Planeta), un libro que nació como una continuación del bestseller “Malcomidos”. En esta segunda obra, Barruti investigó en profundidad los ingredientes que se ocultan detrás de las etiquetas de la comida, entrevistó a quienes están en las empresas y compañías que se encargan de generar esos cuestionados agregados y aditivos dentro de los alimentos ultraprocesados, vio cuáles serían las posibles consecuencias en la salud y viajó por América latina buscando casos para contrarrestar los problemas que devienen de esta forma de comer.

(Lea también: La Argentina, ante el cambio en su sistema de etiquetado de alimentos)

“Hay una gran cantidad de enfermedades no transmisibles vinculadas a esta manera de alimentarse”, explica la periodista. Dentro de su libro, dedica un capítulo a los lácteos, que son los primeros alimentos ultraprocesados en llegar al hogar.

Noticias: ¿Cómo se le ocurrió desenmascarar los productos lácteos?
Soledad Barruti: Porque son los que están más revestidos de inocuidad. Se dice que en nuestro país a los chicos les falta calcio, y, en realidad, ves que quien lo dice es la industria láctea, que al tener prevista una cierta cantidad de ventas, si no llega a cumplirlas, te lo traduce en cantidad de calcio.

(Lea también: Polémica científica: juicio a la leche)

Noticias: ¿Cuáles son los tratamientos que recibe la leche hasta llegar a la góndola?
Barruti: Todo el tiempo pasa por etapas en las que se despoja de su pasado animal. Todo el ciclo de las vacas está digitado y exaltado para que cumplan con estos procesos productivos. Hay muchos estudios que dan indicios de que estos procesos intensivos son los que terminan generando productos que pueden tener incidencia en cánceres hormonales como el de mama, útero y próstata. Otros estudios, además, indican que en los países donde más lácteos se consumen, son más las personas que tienen osteoporosis en la vejez.

Noticias: ¿Es cierto o un mito el lobby de las empresas lácteas?
Barruti: Es totalmente cierto. Las industrias lácteas son las más poderosas que existen. Es un alimento que pasó a formar parte de programas de gobierno porque es bastante barato para introducir en lugares donde la comida de verdad falta.