Política / 5 de noviembre de 2018

El Boca-River del Gobierno: quién gana el superclásico entre los 11 de Mauricio Macri

De qué equipo son hincha los ministros del Presidente. Rivalidad y chicanas futboleras en la previa de la final de la Copa Libertadores.

Por

A días de la primera final de la Copa Libertadores entre Boca y River, la Casa Rosada respira fútbol. Pese a los nervios, Mauricio Macri está cómodo y se anima a lanzar chistes y chicanas a sus ministros sobre uno de los temas que más maneja: el fútbol. Los de River son su debilidad y, paradójicamente, le coparon el Gabinete.

Desde que en septiembre pasado el Presidente bostero reordenó a sus ministros, quedó con un equipo de 11 con clara mayoría gallina. En esa parcialidad están Rogelio Frigerio y Nicolás Dujovne, dos que suelen ir al Monumental, junto a Guillermo Dietrich y Carolina Stanley.

Del lado del Presidente hay sólo dos funcionarios de primera línea: el jefe de Gabinete, Marcos Peña y el ministro de Educación Alejandro Finocchiaro visten la casaca de Boca.

El equipo se completa con Germán Garavano, de Ferro; Oscar Aguad, de Belgrano de Córdoba; Jorge Faurie, de Unión de Santa Fe; Dante Sica,  de Gimnasia y Esgrima La Plata y Patricia Bullrich, de Independiente.

En los últimos días, Macri cruzó a Frigerio durante una reunión de Gabinete, según reveló el diario Clarín: “¿Qué pasa Rogelio que no estás tan contento, si se aprobó el Presupuesto? ¿O viste el partido?”, le lanzó el Presidente después de la clasificación de Boca a la final.

Este lunes, en una visita al laboratorio Pablo Cassará, Macri volvió a hablar del partido: “Esta vez se nos tiene que dar, este culón de Gallardo”, lanzó ante los empleados, que dijeron ser “mayoría de Boca”.

El Presidente ya reveló que verá los partidos sólo en su casa y que le pedirá a su esposa, Juliana Awada, que no le hable: “Le pido que no me haga comentarios”, reveló en diálogo con el canal de deportes FOX. Según contó, cuando juega Boca entra “en un trance” y es mejor no dirigirle la palabra.

Dujovne y Frigerio podrán ir a la cancha recién el sábado 24, cuando River reciba a Boca en su estadio en la vuelta de la final. Pero este sábado 10, tendrán que verlo en la TV.

Es que pese a los ofrecimientos de Macri y Bullrich para garantizar la seguridad y que vuelva el público visitante, los clubes decidieron abrir las puertas sólo para sus simpatizantes. La decisión fue anunciada por el presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia después de una reunión con los presidentes de los clubes, Rodolfo D’onofio y Daniel Angelici.