Menú
Economía / 5 de noviembre de 2018

VIDEO | Dietrich, la influencia del ex CEO de LAN y la “venganza” contra los K

El ministro de Transporte reconoció la semana pasada en un foro internacional que el ex vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, sí intervenía en asuntos aéreos, pese a la restricción legal.

Por

"Lo increíble no es que hayamos tardado 26 días, lo increíble es que lo encontramos", dijo el ministro de transporte, Guillermo Dietrich, sobre la búsqueda. Y agregó: "En el mundo caen aviones que no encuentran, no es una cuestión de Argentina".

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, reconoció la semana pasada en un foro internacional que el ex vicejefe de Gabinete y actual asesor presidencial Gustavo Lopetegui, fue su “maestro en temas aéreos”. La frase supone el reconocimiento de un potencial conflicto de intereses dado que Lopetegui había sido CEO de LAN antes del inicio del gobierno de Mauricio Macri y el artículo 15 de la ley de ética pública le impedía intervenir con “personas o asuntos” en los que hubiese estado vinculado en los tres años previos al ingreso al Ejecutivo.

Al recibir un premio en el ALTA Airline Leaders Forum, en Panamá, por la política aerocomercial de la Argentina, Dietrich homenajeó a Lopetegui y apuntó contra el kirchnerismo: “El ex CEO de Latam (actual nombre de LAN) en la Argentina tanto sufrió con Enrique Cueto (el chileno que dirige Latam) el kirchnerismo. Así que quizás esto (por el galardón) es un como… ¿una pequeña venganza? ¿puede ser?”. La vocera de Dietrich explicó a NOTICIAS el sentido esta pregunta: “A lo que se refirió Dietrich es a la diferencia entre la Argentina que le pisaba la cabeza a las aerolíneas argentinas que no fueran la estatal, para que no puedan crecer. No sólo fue Latam, fue también Andes”.

Mirá el video:

En cuanto al conflicto de interés, la portavoz confirmó lo que hasta ahora se negaba: que Lopetegui sí intervenía en asuntos aéreos, pese a la restricción legal y a la recomendación expresa que en este sentido le formuló la jefa de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso. “Lopetegui coordinaba, dentro de Jefatura de Gabinete, varios ministerios, entre ellos el de Transporte”, confesó ahora la vocera. Un año atrás, en plena crisis por el despido de Isela Costantini de la presidencia de Aerolíneas Argentinas, el entonces vocero de Dietrich y sus colegas de la Jefatura de Gabinete aclaraban una y otra vez que el ex CEO de LAN se abstenía de meterse en la política aerocomercial y que esta quedaba en manos del otro vicejefe de Gabinete de entonces, Mario Quintana. El ex dueño de Farmacity, a su vez, debía mantenerse al margen de la tensa relación con los laboratorios, que en teoría estaba en la órbita de Lopetegui.

En el foro de la semana pasada, Dietrich destacó sus logros en casi tres años de gestión: “En la Argentina se están generando transformaciones muy profundas. Muchas de ellas son invisibles, como la pelea contra la corrupción endémica y que lamentablemente ha hecho mucho daño en Latinoamérica, y en la Argentina en particular, pero otras son más visibles, como la Revolución de los Aviones. Con esta revolución demostramos que sí se puede. Se puede, después del estancamiento del que veníamos, crecer en menos de tres años un 40% en la cantidad de pasajeros, crecer en un 50% la conectividad en el interior del país y en un 70% la conectividad entre el interior y el exterior. Se puede, después de 12 años de no haber ninguna compañía aérea nueva, en este último año y pico, incorporar cuatro compañías nuevas. Durante los 15 años anteriores donde nada pasó, hubo muchos puestos de trabajo que se podrían haber creado y no se crearon. Estos son los trabajos, las oportunidades de la gente, que no se ven. El tiempo perdido no lo podemos recuperar, pero sí podemos hacer las cosas bien. Hoy de la mano del crecimiento de pasajeros, rutas, aviones, nuevas compañías, crece el turismo y ese artesano que no pudo vender hoy está vendiendo y también es el caso del guía de turismo, del remisero, del que maneja el bus, del que atiende en un restorán o en un hotel. Eso es lo que pasa en la Argentina. Por eso me genera un tremendo orgullo que ALTA (Asociación Latinoamericana de Transporte Aéreo) nos haya reconocido y lo agradezco infinitamente”. Las cuatro nuevas líneas son Norwegian, FlyBondi, LASA y Avianca, que con anterioridad a su ingreso compró la empresa aérea de los Macri, Macair, en una operación que aún investiga la Justicia.

La vocera del ministro de Transporte profundizó en la “venganza” al kirchnerismo : “Tuvimos un país estancado, mientras los países vecinos crecían a tasas del 100% y nosotros, al 25%. Un país donde la mayoría de los vuelos pasaban por Buenos Aires, con una conectividad federal nula. Un ejemplo: para ir de Neuquén a Bariloche, a 600 kilómetros de distancia, tenías que volar sí o sí a Buenos Aires. Hoy hay una ruta directa.  Hay más opciones, más destinos, más frecuencias, más horarios, más precios entre los que la gente elige. Hay low cost con precios accesibles para que la gente pueda volar, que el avión no sea un privilegio. En 2015 había 97 aviones, hoy hay 122. Todos estos cambios son unos 3.000 puestos de trabajo directos y 5.000 indirectos”.