Menú
Showbiz / 19 de noviembre de 2018

Monstruos y asesinos: el negocio del terror

Un nuevo capítulo de la franquicia “Halloween” pone en evidencia el buen rendimiento del género. Bajos costos y explosión en la taquilla.

Por

El pasado jueves se estrenó en los cines argentinos una nueva entrega de la saga “Halloween”, el film de John Carpenter que marcó a fuego el género de terror en 1978. Pasaron 40 años de aquel éxito y el horror se recicla. En la semana de Halloween (se celebra el 31 de octubre), el género vive su auge en los cines.

El film recaudó sólo en Estados Unidos más de 80 millones de dólares.

Aunque el récord de los últimos tiempos lo detenta “IT” (2017), del director argentino Andy Muschetti, que consiguió más de 123 millones de dólares en sus primeros días en cartelera. “Halloween”, con dos semanas en la cartelera mundial, está cerca de superar los 130 millones y se trepó a la cima del mejor arranque del sub-género “cazador”, pasando por arriba a “Scream” (1996) de 106 millones en el mismo periodo. En Argentina, en su primer fin de semana, sumó 87.000 espectadores, un número similar a “Un Lugar en Silencio” (2018), que juntó 97.000 en su primer fin de semana, y a “El Legado del Diablo”, film menor que peleó de todos modos contra “Avengers Infinity War”, “Deadpool 2” y “Los increíbles 2” y quedó en el séptimo puesto con 115 mil entradas en junio.

Éxito global. La industria cinematográfica mundial genera películas de terror a razón de una por semana, solo teniendo en cuenta las que llegan a las salas comerciales. Sus bajos costos se traducen en ganancias altas, y eso las convirtió en las niñas mimadas de las cadenas donde conviven desde producciones independientes a títulos hollywoodenses. Por ejemplo, la primera entrega de “El Conjuro” (2013), costó 20 millones de dólares y recaudó 300; la primera de “Halloween”, costó 300.000 dólares y recaudó cerca de 70 millones a nivel mundial.

“Si revisamos estadísticas al final de cada año, las películas que mejor rinden son las de terror”, destaca Matías Orta, cocreador del sitio A Sala Llena y autor del libro “Encerrados toda la noche: el cine de John Carpenter”. En 2017, las películas de este estilo, representaron casi el 10% del mercado cinematográfico norteamericano, algo que no lograba desde hace 20 años.

La tendencia es clara: en la década del 2000 al 2010, la producción total de películas en Hollywood aumentó más del 40% y el género de terror aumentó su producción a un 60%. “Como todos los géneros, el terror es cíclico. Hay distintas concepciones de horror, y cada una tiene su momento, que suelen corresponderse con los contextos sociopolíticos”, explica el periodista Matias Orta. Esto justifica el buen momento del cine de terror psicológico o social, y el éxito de películas como “Huye” (2017), “Viene de Noche” (2017) o “Un Lugar en Silencio” (2018).

En Argentina. En el mercado local, 3.191.173 de argentinos fueron a los cines de todo el país del 1 al 30 de septiembre de este año y “La Monja” (2018) se quedó con un tercio: 1.076.212 espectadores. Esta es la quinta película de la saga  “El Conjuro”, y la misma logró pasar la marca del millón de espectadores argentinos. Con esta cifra, sumó más de 6 millones de tickets entre todos los títulos de la franquicia (“El Conjuro” 1 y 2, “Anabelle” 1 y 2).

La creación de James Wan que inició en 2013 con “El Conjur”o no es una excepción de Warner Bros., porque la cadena apuesta fuerte al género (tiene una nueva adaptación del payaso IT de Stephen King entre sus planes inmediatos). Además de ser el film de terror más visto en la historia del cine (recaudó 700 millones global), también es la que más espectadores argentinos llevó a las salas de su especie: 1.882.946.

La caída interanual del género es de 16%, pero se debe a que el año pasado hubo títulos como “It” y “Annabelle 2”. Pero el reciente estreno de “Halloween” incrementó un 20% la venta de entradas en el rubro al llevar 340.000 espectadores (40 mil más que el mismo periodo del año pasado).

Bueno y barato. “Hay una relación de producción y ganancia más que redituable para las productoras y distribuidoras. Hay películas que con un millón de dólares puede recaudar 100 solo en Estados Unidos”, aseguró a NOTICIAS, Gabriel Schipani, director del BARS, el festival de terror local.

Sobre el impacto del género en las pantallas locales, sumó: “específicamente, el fenómeno del terror en Argentina se refleja en las 52 semanas del año porque siempre hay una película de horror. Otro ejemplo: llegan a los cines films de otros países que se proyectan en pantalla grande solo para nuestro público”.

Los íconos del séptimo arte que imparten miedo han demostrado a lo largo de los años que con una buena idea y saber optimizar recursos, la ganancia es digna del riesgo. Entre las franquicias éxito,” Martes 13″ demostró en 1980 que con $550.000 dólares y una máscara de hockey, se podían recaudar 60 millones de dólares. Y ya en los 90, la primera entrega de “Scream” costó 14 millones de dólares y recaudó 173 en todo el mundo.

Wes Craven (“Pesadilla en lo profundo de la noche”, 1984) decía que los directores de películas de terror son como los Colón o Magallanes de la mente humana, porque buscan explorar más allá de los límites establecidos. “En Argentina, llegan títulos que ni siquiera se estrenan en sus países de origen: la compra de derechos es barata (a veces gratis) y pueden logran hasta 40.000 espectadores. En nuestro mercado, cualquiera sea el título de terror, tiene un promedio de 40 salas aseguradas. Acá ya no hay un nicho, sino que es una plaza clave para el género”, explicó Schipani mientras prepara la nueva edición del BARS.

Sagas de éxito. Con el estreno de la nueva “Halloween”, es inevitable hacer un repaso del éxito que significó el cine slasher (el subgénero de asesinos enmascarados).

Cuatro franquicias leyendas (“Halloween”, “Martes 13”, “Pesadilla” y “Masacre en Texas”) han explotado en taquilla en el mercado estadounidense y juntas suman más de $2.2 mil millones de dólares en ganancia.

“El cine slasher sabe dar exitosas sagas como las de ‘Halloween’, las ‘Martes 13’, etc. Y por lo general, estas no implican grandes gastos de producción”, aseguró Orta a NOTICIAS, quien prepara un libro sobre David Cronenberg (“La Mosca”, 1986).

“Halloween”, por su parte, con sus 10 títulos, recaudó cerca de 400 millones de dólares y se espera que la actual llegue a una cifra alta (en su primer día recaudó us$ 91 millones a nivel mundial), incluso que supere “Halloween H2O” (2008) que recaudó 85 millones de dólares.

Sin embargo, esta franquicia se encuentra en el cuarto lugar: las películas de la saga “Martes 13” recaudaron 821,41 millones de dólares; Freddy Krueger de “Pesadilla en Elm Street suma” us$ 700 millones; y “La Matanza de Texas” suma us$ 389 millones en venta de entradas. En quinto lugar está “Chucky” que espera su reinicio en 2019: todas sus películas están cerca de los 250 millones de dólares.

En esta nota: , , ,