Menú
Economía, Empresas / 3 de diciembre de 2018

Nuevas aéreas de cabotaje: dos vuelan, otra para

Tres aerolíneas se suman a un negocio afectado por el aumento del combustible. Entre las low cost y la apuesta por la Patagonia.

Por

Norwegian, Jet Smart, LASA

Tres aerolíneas han comenzado a operar en cabotaje desde octubre. Dos son low cost: la noruega Norwegian y la chilena Jet Smart. Lasa, en tanto, es una argentina que quiere conquistar la Patagonia, pero la semana pasada interrumpió sus vuelos por la situación económica local: “Lamentablemente en este momento del país se castiga a quienes trabajamos e invertimos en él y se premia a quienes apuestan a la bicicleta financiera”.

Sebastián Silenzi, gerente comercial de Lasa y hermano del CEO de la compañía, Juan Silenzi, aclara que “no se trata de una low cost” y que el objetivo era “armar una aerolínea regional” para “cubrir áreas que no tienen oferta”. “La Patagonia es una marca a nivel mundial, pero no tiene oferta aérea. Pedimos cinco rutas, que son las que tenemos habilitadas. En todo el Sur, no hay mucha oferta de conectividad; desde un lugar muy turístico como Bariloche, tenés que subirte a un colectivo o auto muchas horas para ir a otra parte del Sur. Perdés tiempo y hoy la gente en turismo lo primero que busca es optimizar tiempo. Ya no se sale a vacacionar 15 días. Hoy es menos de una semana y nuestra aerolínea ofrece conectividad rápida”.

La empresa invirtió 73 millones de dólares, que se traducen en seis aviones Embraer ERJ 145 (de 50 butacas), 126 puestos de trabajo y un hub (centro de conexión) en Neuquén. “El segundo hub va a ser Comodoro Rivadavia y nos presentamos en la última audiencia para pedir 19 rutas más, con la intención de comenzar a realizar vuelos internacionales”, detalla el gerente. “Tenemos aviones muy modernos, rápidos y ligeros, ideales para el tipo de viajes cortos que queremos hacer”, destaca. Sin embargo, los planes quedaron suspendidos hasta el 8 de diciembre próximo, por lo menos, mientras intenta “reconfigurarse”.

La nueva apuesta más voluminosa es la de Norwegian. Ole Christian Melhus, su CEO en la Argentina, piensa en una inversión entre 3.000/4.000 millones de dólares, en un plazo entre 10 y 15 años.

Noticias: ¿Por qué la Argentina?
Ole Christian Melhus: Vimos en la Argentina una gran oportunidad para nuestro plan estratégico. Queremos crecer de manera local e internacional. Entendemos que el sistema low cost es el futuro. Sabemos que la industria de la aviación está pasando por un momento muy duro, por la devaluación del peso y la inflación. No es un proceso sencillo para nadie. Pero tratamos de pensar a largo plazo y apostamos fuerte. Nadie tiene la bola de cristal, pero tenemos un compromiso muy fuerte.

(Lea también: VIDEO | Dietrich, la influencia del ex CEO de LAN y la “venganza” contra los K)

Noticias: ¿Cuántos puestos de trabajo han generado?
Melhus: Por ahora, tenemos 150 empleados. Para fin de año, deberíamos tener unos 250. Y el año que viene seguramente seguiremos creciendo. No sólo generamos empleo al contratar argentinos, sino también cuando comienza a usar aviones alguien que no lo hacía. Se genera un nuevo mercado. Con ese mercado, se genera más gente viajando, que se traduce en más choferes de micros, ya que se necesitan taxis y micros para trasladar a la gente desde los aeropuertos. Hay más trabajos para todos y hay gente gastando más dinero en el interior, lo cual engorda la economía y genera más empleo. Este proceso económico que nace en las low cost se ve en Europa.

Noticias: ¿Por qué son baratas?
Melhus: Hay varias razones. Tenemos salarios competitivos. Tenemos aviones nuevos, que son mucho más eficientes con los combustibles, lo que nos hace al menos 20% más baratos. Tenemos más asientos disponibles y somos muy eficientes. Nos gusta la tecnología y la usamos para la eficiencia. Que los aviones sean nuevos también nos permite tenerlos más tiempo en el aire, ya que necesitan menos mantenimiento.

Noticias: ¿Salarios low cost?
Melhus: Hemos contratado pilotos de Aerolíneas Argentinas, Latam. Eso significa que nuestras condiciones de trabajo no son tan diferentes. Y ojalá con el tiempo podamos tener mejores condiciones. Tuve el placer de conocer a siete de los líderes de los distintos gremios. Podemos crecer juntos y eso es lo mejor para todos. Tengo experiencia con gremios e incluso he liderado uno hace algunos años. Espero que eso me ayude a tener la habilidad de lograr un balance que nos beneficie a todos. El gran objetivo es asegurar el puesto de trabajo al empleado y darle seguridad.

Noticias: Las compañías low cost ingresaron con el pie izquierdo en la Argentina. Por ejemplo, FlyBondi tuvo problemas operativos.
Melhus: Somos unas de las tres principales low cost de Europa. Nuestro producto habla por sí mismo. No me voy a comparar con FlyBondi. Tenemos un producto diferente y una estrategia diferente.

Otra low cost con ambiciones es Jet Smart. Su presidente para América Latina, el guatemalteco Estuardo Ortiz, define la empresa fundada en 2016 como una “ultra low cost”: “Todo se resume en ofrecer precios bajos, viajando en un avión nuevo, de forma segura y a tiempo. La persona escoge lo que quiere usar o no. Vendemos una tarifa base y, por ejemplo, si no llevas equipaje o llevas una valija pequeña o mochila o si no quieres comer a bordo, se descuenta. Si quieres usar todo lo que se pueda escoger, saldrá más barato que cualquier aerolínea tradicional. Los clientes que no quieren nada de eso, van a pagar mucho más barato. ¿Por qué la aerolínea debe cobrarte por un servicio que no vas a usar? Es un cambio de paradigma y de hábito de compra”.

“A nivel mundial y regional, la Argentina se ha quedado atrás en el viaje per cápita. Es la mitad de Colombia y la tercera parte de Chile. Vemos posibilidades de que crezca, de que se duplique en menos de cinco años. La Argentina tiene potencial turístico a nivel mundial”, opina Ortiz, que no quiso hablar de números concretos de inversión. “El año pasado participamos de una compra conjunta de las tres empresas de Indigo Partners (la norteamericana controlante de Jet Smart), de 430 aviones Airbus A320 y A321, que es la mayor compra de la historia. De esos, 76 son para Jet Smart. Nuestra capacidad de crecimiento y de inversión es enorme”, enfatiza “Hay muchos prejuicios, pero low cost no significa low quality. La compañía ha sido premiada internacionalmente por la calidad.”