Menú
Empresas / 20 de diciembre de 2018

Una alternativa para la inversión: cajeros automáticos en EE.UU.

Por

Foto: MoMat

En los Estados Unidos de América existen alrededor de 500.000 cajeros automáticos, de los cuales el 44 por ciento son terminales bancarias y el resto, redes independientes administradas por distintos perfiles de empresas, en un negocio sumamente atomizado. Las redes de hasta 150 cajeros son negocios de tipo familiar. Luego se ubica una franja de pequeñas firmas y, a partir de las redes con más de 1000 cajeros, se trata de compañías de mayor porte, cada una de las cuales maneja localizaciones diversas.

Es decir, hay mucho mercado por explorar ya que el 3 por ciento del PBI de Estados Unidos aún se maneja con efectivo. De hecho, el 55 por ciento de los gastos de hasta 9,99 dólares y el 35 por ciento de los de 10 a 24,99 dólares se pagan en efectivo. Además, el 48 por ciento del circulante proviene de cajeros independientes.

En ese universo de negocios actuales y especialmente de oportunidades futuras se mueve MoMaT, que inició sus operaciones en marzo de 2016 y se especializa en la conformación y administración de redes de cajeros automáticos independientes en Estados Unidos. Se trata de una compañía integrada por profesionales de la actividad bursátil y financiera que cuentan con más de 30 años de experiencia en el mercado de capitales.

Presencia. La firma está presente en el sur del estado de la Florida, en Estados Unidos, con una red de 750 cajeros que, día a día, crece en cantidad. Asimismo, cuenta con 14 empleados y un staff tercerizado para tareas puntuales, como recarga de efectivo en algún cajero más distante.

“La inversión requerida es de 6.000 dólares por cada cajero automático, más una suma como capital de trabajo; es decir, efectivo para suministrar a los cajeros”, explica Eugenio Villareal, CEO de MoMat. Según el directivo, el inversor gana dinero por cada transacción que se realiza en sus cajeros, ya que MoMaT cobra 3 dólares por transacción. “Si el cajero realiza 1,7 transacciones por día, el cajero ya es rentable, con lo cual estamos hablando de requisitos básicos”, agrega Villareal.

De esos tres dólares, 1,25 corresponden para el dueño de la red, entre 0,75 y uno para el dueño del local y 0,75 para MoMaT.
De esta manera, la empresa que dirige Villareal garantiza en el primer año una rentabilidad del 10%.

A partir del segundo año, la rentabilidad anual promedio se consolida en una tasa superior a la bancaria. Esto es así porque a medida que los cajeros maduran (es decir, que más gente sabe de su existencia y disponibilidad), reciben más transacciones. Por todo esto, MoMaT es una opción innovadora para diversificar el portafolio de inversiones.

Control. Por otra parte, el inversor puede hacer el seguimiento online desde el celular de las operaciones de sus cajeros mediante una aplicación que le muestra la cantidad de transacciones, el monto de dinero disponible en el cajero, cuándo se repondrá, etc.

“Asimismo, a futuro se vislumbra un negocio secundario aprovechando la red de cajeros como puntos de venta de gift cards, recarga de celulares, venta de billetes de lotería y acciones de publicidad o marketing en el espacio físico y en las pantallas de interacción con el usuario”, anticipa Villareal.

Para fines de 2018, MoMaT planea tener 900 cajeros instalados.
Y en cinco años más, aspira a llegar a una red de 5.000 cajeros, lo que ya será jugar en las grandes ligas del mercado norteamericano, con un enorme potencial para los inversionistas.