Menú
Sociedad / 23 de enero de 2019

Valentina Bassi reclama por la legalización del autocultivo de Cannabis medicinal

Por

Foto: Instagram

Pasó más de un año de la aprobación de la ley de Cannabis medicinal. Sin embargo, son varias las organizaciones sociales, y sobre todo madres y padres, que ante la urgencia de atender la salud de sus chicos, siguen reclamando porque se apruebe el autocultivo. Es decir, la posibilidad de obtener el aceite de forma casera. Una de ellas es Valentina Bassi, mamá de un niño de 11 años, fruto de su relación con el director Ulises Rosell.

En una publicación en su cuenta de Instagram, la actriz subió una imagen en donde se la ve junto a una planta de marihuana. Allí escribió: “Con esta planta hago aceite medicinal para mi hijo. No quiero ser ilegal, me molesta mucho hacer todo a escondidas. Tengo muchas preguntas, no soy médica, necesito y espero con mucha ansiedad estudios científicos que me ayuden a encontrar la dosis y la cepa indicada. Mientras tanto… no puedo esperar”.

Además agregó algunos hashtags como “Si al autocultivo”, “Autocultivo ya” y “No somos narcos”, además de arrobar a “Mamá Cultiva” y “Red Solidaria de Cannabis Terapéutica Argentina”, dos asociaciones que mantienen desde hace años, una activa lucha porque sea legal cultivar marihuana medicinal en casa.

Es que para estas entidades, la ley 27.350, en la práctica no cumplió con sus urgencias. Si bien establece la distribución del aceite de esta planta, sólo lo pueden hacer aquellos pacientes con epilepsia refractaria. Además de que requiere de una cantidad de trámites y tiempos burocráticos ante entidades de salud como la Anmat. Pero además, tal como había comentado Laura García, miembro de “Mamá Cultiva La Plata” en una nota en NOTICIAS, el aceite que se importa hoy, no le daría a todos los pacientes los mismos resultados.

Por esa razón, García, que es mamá de Julián, (que padece epilepsia refractaria), prefiere el cultivo artesanal. “El aceite que se importa es el ‘Charlotte’s web’ y no a todos les da los mismos resultados. En el pasado había comprado un frasco, a 135 dólares, pero no le hacía bien”, afirma.

En esa misma dirección, agrega: “Hay distintas clases de marihuana y hay que rotar cepas porque, como con cualquier medicina convencional, puede dejar de hacer efecto. En cambio, al cultivar puedo hacer el aceite que él necesita. Son situaciones límite y yo preferí transgredir”.