Menú
Política / 20 de marzo de 2019

Miguel Saredi y la polémica matancera de Cambiemos

Un concejal denuncia “persecución” de Marcos Peña en el distrito. “Después habla de cambiar la política, de Maduro y de todo ese circo”, dispara.

Por

Interna. Saredi, enfrentado al jefe de Gabinete, exhibe las pruebas de cómo corrieron a sus colaboradores del Gobierno.

La campaña no termina de arrancar y Cambiemos ya es un hervidero. Es que aparecieron candidatos díscolos que no siguieron los lineamientos de la Jefatura de Gabinete y dejaron expuestas las grietas más profundas de la Casa Rosada.

A los casos de Neuquén, Chubut y Córdoba, ahora se sumó el de La Matanza, donde el concejal Miguel Saredi manifestó sus intenciones de participar de la interna amarilla para intendente, pero se encontró con una orden precisa de arriba: apoyar al ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro. No la cumplió. Y según denuncia ahora, de un día para otro echaron a toda su gente del Estado. Fue el castigo por la rebeldía.

“De ‘El Estado en tu barrio’, que depende de Jefatura de Gabinete, echaron sólo a cinco personas: todos de La Matanza y con relación conmigo”, le dice el dirigente a NOTICIAS. La misma semana le pidieron la renuncia a dos gerentes de ANSES y a una docente que trabajaba en el PAMI, todos del núcleo duro de Saredi. “Las explicaciones que nos dieron fue que Finocchiaro necesitaba los cargos para hacer campaña. Nos lo dijo Federico Salvai y Alex Campbell y tenemos las pruebas por WhatsApp y por Telegram”, asegura.

Noticias: ¿Denunciaron estas maniobras?
Miguel Saredi: Sí, porque lo consideraron “discriminación y violencia institucional”. Fueron al INADI, a Diputados y lo van a presentar en el Senado esta semana. Lo de Marcos Peña es una persecución política. Después habla de cambiar la política, de Maduro y de todo ese circo.

(Leer también: Marcos Peña, entrampado en la “vieja política”)

Noticias: ¿Cuándo empezaron sus disputas con Finocchiaro?
Saredi: En el 2017 yo encabezo la lista de concejales por pedido de María Eugenia Vidal y Federico Salvai. Ahí empiezo a ver que ellos querían armar algo propio, pero que me necesitaban porque medía mejor. Me di cuenta de que traían al ministro de Educación porque quieren armar la idea de “Civilización y barbarie” contra Verónica Magario y Fernando Espinoza, está planeado por Peña y Jaime Durán Barba. Un día me llamaron y me dijeron: “Va él”.

Noticias: En el Gobierno lo acusan de intentar desprestigiar a Finocchiaro, incluso alentando una denuncia por violación en su contra.
Saredi: Yo no alenté nada. El caso existió: es una mujer de La Matanza que había hecho una denuncia por una supuesta violación cuando eran jóvenes e iban al secunadario. En Tribunales la mujer se rectifica, o sea que es un tema terminado. La gente de Finocchiaro mandó un informe a los medios diciendo que yo promovía eso, y es falso.

Noticias: También lo acusan de ser muy crítico de su propio Gobierno como para ser candidato.
Saredi: Sí, eso es verdad. Este era un frente que nosotros esperábamos que sea grande y fue de dos o tres políticos. Para nosotros el tema social es muy grave. Ellos me pueden discutir eso: no coincidimos políticamente en muchas cosas, lo que no me pueden discutir son los despidos.

(Leer también: Primer round de campaña: Cristina 1, Macri 0)

Noticias: ¿Volvió a hablar con alguien del Gobierno?
Saredi: Hablamos con Salvai. Pero están un poco superados por la situación. Están más en la discusión de si va Macri o Vidal de presidente. Durán Barba y Marcos Peña decían que ya habían ganado la Argentina y Buenos Aires, que el único reto que les quedaba era La Matanza. Pero esta no es la forma.

Noticias: ¿Le parece que es momento para una tercera opción?
Saredi: Lo veo en la calle. La gente me dice que esto no da para más, pero que no quieren volver al kirchnerismo. Voy a a ser candidato en La Matanza por el peronismo federal. Nada más que para que Jaime y Marcos no logren la polarización que están buscando.