Menú
Política / 18 de mayo de 2019

Cómo fue la historia de amor entre Franco Macri y la madre de su hija desconocida

Por

Esta historia comienza a principios de la década del 60. El país era presidido por Arturo Frondizi y Franco Macri era el dueño de una empresa constructora llamada Viviendas Macri. En 1961 empezó a trabajar una joven de 23 años de nombre María Ester De Menech. Para ese entonces, Mauricio Macri tenía 3 años y su hermana Sandra, 1 año.

Alicia Blanco Villegas, la esposa de Franco en aquel momento, estaba embarazada de Gianfranco. La señorita De Menech trabajaba como empleada administrativa y recepcionista de la empresa. Al año de empezar a trabajar, luego de una serie de cortejos, Macri y De Menech comenzaron una relación amorosa que duró alrededor de un año. En abril de 1963 María Ester sintió los primeros síntomas de embarazo, que mantuvo en secreto hasta que ya no pudo ocultarlo más. Pidió licencia y tras dar a luz a la hija de Franco Macri volvió a trabajar a los dos meses.

(Te puede interesar: La historia secreta detrás de la muerte de Franco Macri)

María Ester tenía muy buena relación con el fallecido Antonio “Tonino” Macri, hermano menor de Franco y padre del intendente de Vicente López, Jorge Macri. “Tonino” fue quien se la llevó a trabajar con él a otra firma del entonces embrionario Grupo Macri, llamada Tutora SA. Alejandra creció junto a su madre. Hizo la primaria, la secundaria, luego fue a la universidad y se convirtió en especialista en didáctica, una rama de la pedagogía que estudia las técnicas y los métodos de enseñanza. Por aquellos años, en su casa había un tabú: hablar de su padre.