Menú
Showbiz / 27 de mayo de 2019

Cocineros Argentinos: cuál es la receta de su éxito

El show de cocina es el programa más visto de la TV Pública. Superó al cambio de gestión y sigue vigente a diez años de su estreno.

Por

Cocineros argentinos
Fotos: Marcelo Escayola.

Una cocina sana, económica y federal. Esos fueron las premisas para crear -hace una década- el programa gastronómico más exitoso de Argentina. “Cocineros Argentinos” estrenó en 2009 en la TV Pública de la mano de la productora independiente Kapow. Y sigue vigente, aunque con algunos cambios. “Elegimos un programa de cocina porque creíamos que teníamos la oportunidad de hacer un buen contenido que vincule lo público y lo privado desde la gastronomía. Si bien esa tendencia ya estaba, nosotros lo planteamos desde otro lugar”, dice Agustín Sacanell, socio fundador de Kapow.

Integrado en sus inicios por los cocineros Ximena Sáez, Juan Braceli y Juan Ferrara –antes de Martiniano Molina y Guillermo Calabrese–, “Cocineros Argentinos” se conformó con un elenco que casi no tenía experiencia en los medios, pero que entendió a la perfección las consignas del programa. “En los primeros años, el alma del show fueron las recetas que se hacían dentro de una casa. Las recetas familiares que se iban perdiendo y que pudimos rescatar. Fue un valor muy fuerte que le dimos a la gastronomía”, opina Ferrara.

El programa –uno de los pocos que persistió luego del cambio de gestión– conquistó dos premios Tato (en 2015 y 2017) y fue nominado a cuatro Martin Fierro.

(Te puede interesar: El conflicto que anticipó la guerra dentro de la TV Pública)

Ahora, con otros dos shows satélites: “Cocineros Argentinos XL” –con Guillermo Calabrese y Nahuel Pomponio– y “Cocineros de noche” –con Eugenia Tobal, Joaquín Grimoldi y Mona Gallosi–, además de una variedad de subproductos, el show gastronómico tiene una amplia variedad de contenido para todo públicos.

Claves del éxito. El programa fue revolucionario en su debut. Bajo la consigna clave de que todos pueden ser cocineros, rompieron con los formatos clásicos de los shows de gastronomía: ya no se trataba de hacer una cocina gourmet irrepetible en los hogares, sino de dar recetas fáciles que se pudieran resolver sin mayor esfuerzo.
“Al estar en TV Pública, entendimos debíamos ofrecer un servicio. Buscamos un espacio de nostalgia, la cocina de la abuela, y vimos cómo intentar resolverle la vida a la audiencia que nos veía”, explica Lucas Rainelli, socio fundador de la productora Kapow.

Cocineros argentinos
elencos. Braceli, Sáez, Ferrara y el nutricionista Diego Sivori protagonizan las tardes
del programa. Eugenia Tobal y Mona Gallosi están en la versión nocturna del show.

Lo federal y la función servicial fueron las características que más conquistaron al público. “En ese momento no era común hacer recetas que la gente pudiera replicar en casa, eso es lo que siempre nos destacaron y creo que es lo que nos está dando tanto tiempo al aire”, opina Ximena Sáenz, una de las cocineras del programa. En estos diez años, “Cocineros Argentinos” ha emitido más de 3000 episodios, con una frecuencia de dos horas diarias, seis días por semana.

Por su pantalla pasan productores de alimentos, cocineros invitados, familias y hasta fueron protagonistas diferentes personas a lo largo del país que compartieron recetas típicas de su región.

“La gente fue parte del programa porque los chicos fueron hasta esos lugares. No había forma de conocer, por ejemplo, a la señora que vendía pan en una ruta en Catamarca sin haber manejado ahí. Esas cosas generaron identificación en el público. Era algo que no existía en los programas de cocina”, aporta Rainelli.

(Te puede interesar: TV Pública: ¿mojada de oreja de Cocineros Argentinos a Mauricio Macri?)

Según los productores y los protagonistas del show, otra de las condiciones que contribuyeron a que el programa pudiera consolidarse fue el medio por el que se transmite. “Que sea un canal público nos da la libertad de hacer cosas que no están tan atadas al minuto a minuto”, explica Sáenz.

El porqué del interés continuado del público lo explica el chef Guillermo Calabrese: “es un programa entretenido que además de proponer recetas fáciles de hacer en casa, se entienden perfecto. Mostramos la argentinidad al palo. Mostramos ser iguales a las personas que nos están viendo”, dice.

Comunidad digital. Luego de diez años, el programa atravesó una serie de cambios en lo que a tecnología y redes sociales se refiere. Si bien “Cocineros Argentinos” ya contaba con cuentas en Facebook, Twitter y Youtube, en sus años de trayectoria al aire vivenciaron el boom de estas redes, la aparición de los influencers, y tuvieron que adaptarse. “Es algo que nos sorprendió. Estábamos construyendo un programa que sentíamos que estaba funcionando. No teníamos una primera atención en las redes y sin embargo hubo una ebullición ahí y tuvimos que especializarnos”, dice Lucas Rainelli.

El programa siguió expandiéndose en lo digital y la audiencia fiel los acompañó. Cuentan con una amplia comunidad: en Facebook tienen 1.9 millones de likes, en Instagram 1 millón de seguidores, casi 300 mil followers en Twitter y 650 mil suscriptores en Youtube. Su estrategia es la misma que la del programa: compartir las recetas con sus seguidores de una manera clara para que puedan replicarse en los hogares sin dificultad. Y cuentan con una página web que compila las recetas del programa y recibe una visita promedio mensual de 650.000 usuarios.

Pero no se trata solo de “Cocineros Argentinos”. Cada uno de los integrantes del programa tuvo que construirse como su propia marca. “Fue un retroalimento. Nos alimentamos del programa y tratamos de compartir recetas y repostearlas en nuestras redes”, comparte Braceli, quien tiene más de 100 mil seguidores en su cuenta de Instagram. Si bien cada cocinero adoptó su propia estrategia, coinciden en ese punto: todo se tracciona entre sí, el programa con la marca personal que es cada uno. La comunidad no solo se expande en las redes del programa televisivo, sino en la de cada cocinero individual.

(Te puede interesar: Moda gourmet: pattiserie extrema)

Spin offs. El éxito de la marca “Cocineros Argentinos” hizo que no se limitaran al programa original que se transmite en las tardes de lunes a viernes. Con dos shows complementarios –“Cocineros de noche” y “Cocineros Argentinos XL”– conformaron una armada foodie.

“Si bien es la misma marca y el mismo concepto, son cosas distintas. El del día a día es algo más cotidiano, para los amos y las amas de casa. El de la noche es otro tipo de clima, sin estridencia, con recetas más elaboradas. Y el del domingo es el zafarrancho absoluto, más familiar, con porciones más gigantes. Pero en los tres se respeta el concepto clave de Cocineros que es que el espectador tiene que entender claramente la receta”, explica Guillermo Calabrese, ahora conductor de la versión “XL” los domingos de 14.30 a 16.30.

Por otro lado, en 2017 se inició la primera transmisión de “Cocineros de noche”, que si bien en su versión original duró tres meses, regresó a mediados de abril de este año para acompañar la noche de los espectadores, con la conducción de Eugenia Tobal y Joaquín Grimaldi y una propuesta de coctelería de la especialista Mona Gallosi.

“La elección de las recetas es diferente. No se hacen cosas muy extravagantes ni muy gourmet, pero le acercamos a la gente otras propuestas que no son lo cotidiano que pueden ver en el de mediodía, mostrándoles como lo pueden hacer de la manera que tengan en casa”, comenta Eugenia Tobal, actriz y conductora de la versión nocturna de “Cocineros Argentinos”.

(Te puede interesar: Gastronomía: por qué comer en la barra de un bar)

El principal elemento diferenciador de la noche es la propuesta de coctelería a cargo de la empresaria y bartender Mona Gallosi. “Los cursos de coctelería están en boga ahora, así que esta propuesta conquistó a un nuevo tipo de público interesado en estas cuestiones. Atrajo al joven que va a recibir a los compañeros de la facultad y a la o el amo de casa que quiere seducir a su pareja”, comenta la bartender.

Con sus transmisiones, libros y aplicaciones, el programa gastronómico federal que se emite hace diez años de manera ininterrumpida, se consolidó en una verdadera fórmula del éxito que atrae tanto al público nacional como internacional, con sus réplicas en Estados Unidos, México, Chile y Bolivia. 

Cocineros argentinos
Kapow. Sacanell y Rainelli, fundadores de la productora.

Productores. Kapow es especialista en aventurarse en nuevos mercados. Cuando la productora de Agustín Sacanell y Lucas Rainelli lanzó “Cocineros Argentinos”, tenían un perfil más comercial.

Decidieron “probar” porque vieron en la gastronomía una oportunidad. El concepto del programa fue un éxito, y el impacto fue tal que incluso fue replicado. Entre sus éxitos también se cuenta “Estocolmo” (2016) junto a la productora StoryLab, la primera ficción argentina estrenada en Netflix (“El Marginal se había estrenado en Canal 7 primero). Ahora, fueron elegidos por Gaumont y Amazon Prime para producir –junto con la chilena Fabula– “El Presidente”. Con dirección de Armando Bo, será una serie dramática inspirada en la historia verdadera del caso de corrupción conocido como “FIFA Gate”.

La serie, que tendrá ocho capítulos, está co-producida por los hermanos Pablo y Juan De Dios Larraín, recientes ganadores del Oscar al mejor film extranjero por “Una mujer fantástica”. “El desafío que asumió Kapow es sumar al talento argentino el mercado internacional. Una producción de este calibre y con este nivel de socios es un sueño realizado”, se entusiasma Sacanell.

Cocineros argentinos
Libros. Vendieron casi 240.000 copias y recopilan recetas del programa.

Recetas de la tv al papel. Si bien nació siendo un programa de televisión, el éxito de “Cocineros Argentinos” no se limita a la pantalla. La marca lanzó una serie de productos que complementan el show y que también fueron exitosos. En 2013 se publicó “Todos somos cocineros argentinos” y al año siguiente lanzaron “La cocina de todos los días” (ambos de Editorial Planeta), libro que vendieron casi 240.000 copias.

Además, crearon una app para Android y iOS que recopila las recetas del programa y permite a los usuarios comentar pidiendo tips o aclaraciones, y tiene más de 500.000 descargas; y un suplemento semanal de recetas que acompaña el diario “Popular” los viernes y tiene una tirada mensual de más de 450.000 copias. Un verdadero multiplataforma que supo reinventarse para conquistar a los diferentes tipos de público.