Menú
Política / 12 de junio de 2019

Por qué Cristina Kirchner vuelve a visitar a Florencia a La Habana

La Justicia autorizó a la ex presidenta a viajar a Cuba entre el 2 y el 10 de julio. Los motivos de la fecha elegida.

Por

A cuatro meses del exilio médico de Florencia Kirchner en La Habana, su madre aprovechará el feriado puente del 9 de julio para volver a visitarla. Y lo hará por un motivo muy especial: el cumpleaños de la menor de la familia.

El viaje de Cristina Kirchner a la capital de Cuba, donde su hija se recupera de un “trastorno de estrés postraumático” desde febrero pasado, comenzará el martes 2 de julio y se extenderá hasta el miércoles 10. Pero el día más importante de la visita será el sábado 6, cuando Florencia sople 28 velas por el aniversario de su nacimiento.

La ex presidenta pidió autorización judicial para volar a la isla a través de su abogado Carlos Beraldi, quien explicó que “las razones del viaje eran estrictamente personales y que la fecha había sido seleccionada especialmente para evitar que el viaje se superpusiera con las audiencias de juicio fijadas en autos”. Y presentó ante el Tribunal Oral en el Criminal N°2, que la juzga por la “causa vialidad”, una copia de la reserva de los pasajes y la dirección del hotel donde se hospedará en La Habana.

A menos de un mes de la fecha del vuelo, este miércoles los jueces Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Luciano Gorini y Andrés Fabián Basso, aceptaron la salida del país de la imputada. En su resolución, tuvieron en cuenta varios motivos: que la fecha solicitada “no implica ninguna afectación del cronograma de audiencias ni tampoco importaría su ausencia en el juicio, a raíz de los feriados decretados para los días 8 y 9 de julio del corriente año”, fue el primero.

El tribunal también valoró que cada vez que se ausentó del país, Cristina Kirchner pidió autorización. Y por último, aseguró que los motivos del viaje están “debidamente justificados” y “vinculados al cumplimiento de sus deberes morales a partir del acompañamiento y cuidado de un familiar enfermo”.

La salud de Florencia Kirchner generó una serie de especulaciones desde que se conoció que viajó en febrero a La Habana y no pudo regresar al país. Anorexia, ataques de pánico y miedo a ser detenida por la justicia argentina fueron algunas de las hipótesis que circularon.

Hasta que su madre publicó en marzo pasado el parte médico del Centro de Investigaciones Médicas Quirúrgicas (CIMEQ) donde se atiende Florencia, donde se informó el cuadro de “estrés postraumático” con una serie de afecciones secundarias tales como interupción de la menstruación, manchas en la piel y acumulación de líquido en las piernas, entre otras. Y la orden de los mismos médicos que atendieron a Fidel Castro y Hugo Chávez de permanecer bajo tratamiento en La Habana.

La resolución completa de los jueces:

doc-28841