Menú
Economía / 11 de julio de 2019

¿Quién hizo más rutas: Mauricio Macri o Cristina Kirchner?

La realidad del asfalto y las autopistas. En el promedio anual, en el actual gobierno se asfaltó más que en todo el kirchnerismo, pero menos que en el primero de CFK. Ella hizo (por ahora) más autovías.

Por

El Sindicato de Trabajadores de Vialidad difundió ayer un informe de sus técnicos en el que detalla que el gobierno de Mauricio Macri hizo menos obras en rutas que el kirchnerismo. Una información que confirman por lo bajo empresarios de la Cámara Argentina de la Construcción, que, en cambio, reconocen que el actual presidente construyó más en materia ferroviaria. El Ministerio de Transporte, que conduce Guillermo Dietrich, niega que los autores sean técnicos y promete responder.

¿Y quién tiene la verdad? Una forma de aproximarnos a ella consiste en analizar los datos de consumo interno de asfalto que elaboró el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric) a pedido de NOTICIAS y a partir de datos oficiales. Cabe aclarar que el asfalto es consumido por obras públicas nacionales y provinciales (para carreteras), municipales (para calles) y privadas (para barrios cerrados o instalaciones productivas y comerciales). Sin embargo, constituye un termómetro.

(Te puede interesar: Alberto Fernández vs. Máximo Kirchner: interna y doble comando)

En los primeros tres años de gobierno de Macri, se despachó un promedio de 563.000 toneladas anuales de asfalto. Si se anualiza lo consumido en el primer trimestre de 2019 a todo el año, se llegaría a un promedio de 556.000 anuales en toda la gestión de Juntos por el Cambio, aunque habrá que ver si el ritmo de las obras continúa tan intenso una vez que pasen las elecciones de octubre próximo. Hay dudas por el ajuste fiscal y la falta de licitaciones nuevas. Pareciera que la energía está concentrada en la inauguración de obras en la campaña, según reconocen en la cámara patronal.

Frente a esos números, en los 12 años de kirchnerismo se consumieron 533.000 toneladas anuales. Es decir, un 5,3% menos que en los tres primeros años de Macri. O un 4,1% menos que en la proyección de todo el gobierno, en el caso muy hipotético de que la obra pública no se frene aún más después de los comicios.

Por tanto, la brecha es corta. Alguno se preguntará cómo puede ser. En la era K se hicieron la autopista Rosario-Córdoba, la 14 (la antes llamada “ruta de la muerte”, que une Ceibas, Entre Ríos, con Paso de los Libres, en el límite de Corrientes y Brasil) y amplió la General Paz. Macri le envío fondos al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta para que construyera el Paseo del Bajo, mientras que acaba de inaugurar 8 kilómetros de la autopista 7 y 24 de la autovía Pilar-Pergamino.  Ricardo Lasca, coordinador del Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (CONADUV), que fue crítico en su momento del kirchnerismo, ahora lo es de Macri porque advierte que las obras se financian con fondos estatales y no de los peajes.

(Te puede interesar: El plan “supervivencia” de Sergio Massa)

Si se considera cada gobierno del kirchnerismo, se advierte que en el periodo del actual jefe de Estado se supera a lo asfaltado anualmente en el de Néstor Kirchner y en la segunda gestión de Cristina Kirchner, aunque se hizo menos que en el primero de la senadora y candidata a vicepresidenta. En la administración de Néstor Kirchner se despacharon 510.000 toneladas anuales, un promedio que cae porque en 2004, en el arranque de la gestión, aún pesaba la megacrisis de 2001/2002 y apenas se consumieron 375.000.

En la primera administración de Cristina Kirchner se usaron 565.000 anuales, apenas por encima del promedio de los tres primeros años de Macri. Y en su último periodo, 525.000. Es decir, el actual candidato a la reelección aceleró el ritmo heredado y por eso la percepción provoca un contraste.

Cada gobierno tiene sus cifras. El kirchnerismo finalizó sus 12 años y medio de gestión diciendo que había hecho 2.677 kilómetros de autopistas y autovías. O sea, 214 kilómetros por año. El gobierno de Macri afirma que en tres años y medio hizo 450 kilómetros. Es decir, 150 por año. Es un 29,9% menos. El Ministerio de Transporte promete finalizar este año otros 800 kilómetros. Si cumple, llegaría a 1.250. Solo en ese caso, superaría al kirchnerismo en un 46%, al alcanzar los 1.250 kilómetros. Habrá que esperar y ver.

(Te puede interesar: Vidal y Kicillof rompen el hielo bonaerense para recalentar la campaña nacional)