Menú
Opinión / 12 de agosto de 2019

Macri parece un nene encaprichado más que un Presidente

El economista Cristian Folgar se sorprende de que el jefe de Estado reclame autocrítica al kirchnerismo, pero no haga la propia.

Por

economia Mauricio Macri
juntos. Mauricio Macri y Alberto Fernández comparten, más allá de la grieta que los separa, un escenario común a resolver en la economía que se viene luego de la campaña electoral.

La conferencia de prensa de Mauricio Macri me hizo acordar a la de Nicolás Maduro cuando anunció que le suspendía obras a los que no lo votaron. Macri repite la estrategia. ¿No me votaron? Dejo correr el dólar y que estalle la economía. O me votan a mí o hago volar todo.
Parece un nene encaprichado más que un Presidente.

No solo arrastró a María Eugenia Vidal a una derrota, no solo Horacio Rodríguez Larreta podría ver complicada su elección, sino que también los argentinos la pasaremos mal porque no se nos ocurrió votarlo. “Esto es una muestra de lo que les espera a los argentinos si votan al kirchnerismo”, sostuvo. Incluso le pidió a la fórmula presidencial más votada por las argentinos en las PASO que hicieran una autocrítica. Es raro, pero, según Macri, la autocrítica la tienen que hacer quienes más confianza despertaron hasta ahora en el electorado y no su gobierno que no lograría la reelección.
Nunca es bueno hablar enojado, menos luego de una mala elección.