Menú
Política / 6 de septiembre de 2019

El PRO y el caso Cambridge Analytica

Por

Desde que se desató el escándalo global sobre el uso y manipulación de datos de millones de usuarios de Facebook, existe una incógnita que sobrevuela y que volvió a la superficie con el estreno del documental de Netflix “Nada es personal”: ¿Cambridge Analytica trabajó en Argentina? o mejor dicho ¿Cambiemos contrató sus servicios para la campaña presidencial de Mauricio Macri en 2015?

La trama que desnudó el mayor tesoro del imperio de Mark Zuckerberg: la venta de datos para los más variados –y opacos– usos, tiene una conexión muy particular con Argentina. Esto va desde un domicilio particular registrado en Recoleta a través de la empresa Strategic Communication Laboratories (SCL), hasta un padrinazgo de su ex director ejecutivo, Alexander Nix, a la Fundación PRO Alvear, una ONG de la Pampa, cuyo mecenazgo comparte con el mismo Macri, entre otras personalidades. En exclusiva, el Equipo de Investigación de Perfil Educación contactó a Julian Wheatland, el último CEO de la compañía británica, quién confirmó que la consultora trabajó en el país.

Wheatland aseguró que Alexander Nix, ex CEO de Cabmbridge Analytica “pudo haber trabajado en una elección local en la Argentina”, incluso antes de la elección presidencial de 2015. “SCL Elections, que fue predecesora de Cambridge Analytica, es la compañía de asesoría de campaña que llevó a cabo una investigación de los votantes y desarrolló una estrategia para los candidatos en la Argentina, pero no hubo grandes análisis de servicios”, admitió el consultor, especialista en data analytics, que se encargó de bajar las persianas de Cambridge Analytica en 2018 y es protagonista del documental de Netflix.

¿Con quién y cómo negoció Cambridge Analytica en Argentina?, se le preguntó a Wheatland. “Lo lamento, eso deberían preguntárselo a Nix”, respondió. El Equipo de Investigación envió la consulta a Nix, pero no hubo respuesta.

Nix fue el antecesor de Wheatland en CA y admitió en 2018 bajo juramento ante la Comisión de Asuntos Digitales del parlamento británico que trabajaron en Argentina en una campaña “antikirchnerista”, aunque se negó a precisar los nombres de quienes lo contrataron.

La ahora extinta Cambridge Analytica, a través de SCL, registró en su web un domicilio en Buenos Aires, ubicado en Arenales 941, 5° A. Allí vive el ex polista y empresario agropecuario Lucas Talamoni Grether. En aquel lugar funciona también su empresa, Black Soil, también dedicada al rubro agrícola, de la cual es socio Nix. No es casual que ambas firmas hayan coexistido en un mismo lugar ya que tanto Nix como Talamoni Grether, además de compartir su pasión por el polo, son grandes amigos. El Equipo de Investigación intentó comunicarse con Talamoni y no obtuvo respuesta al cierre de esta nota.

“Surgió un domicilio en Recoleta, se investigó y se verificaron la rendición de cuentas y no hubo resultados concluyentes. En caso de que haya sido en negro, no podemos comprobarlo”, aseguraron los auditores de la Cámara Nacional Electoral (CNE) que investigaron el caso.

El analista en big data Guillermo Vagni formó parte del equipo que comandó Marcos Peña en un búnker sobre la calle Balcarce en las elecciones de 2015. Consultado por el Equipo de Investigación sobre un eventual acuerdo con CA, Vagni aclaró: “No se usó, aunque sí ofrecieron este servicio, que no es tan fácil utilizarlos. Ellos dijeron que podían hacerlo, no con datos de Facebook, sino con datos propios. Para ese entonces, sabíamos que habían actuado de esta forma en la campaña de Trump”.

El rol de CA en la campaña presidencial de Estados Unidos en 2016 y en el Brexit de 2017 puso en vilo a la empresa por la manipulación de datos personales. “En retrospectiva parece inevitable la magnitud del escándalo debido a que el público descubrió que sus datos estaban siendo utilizados por la industria publicitaria”, reconoció Wheatland.

En un alto de sus clases en la prestigiosa universidad The New School de Nueva York, David Carroll, el profesor que también participó del documental de Netflix y aún lucha por la restitución de sus datos personales con lo que solía ser Cambridge Analytica, pide que haya “más investigaciones periodísticas y gubernamentales”. Para él, las chances de averiguar si finalmente Cambiemos utilizó los servicios de la compañía británica se acabaron y es tarde. “Si un ciudadano argentino hubiera hecho lo que yo hice antes de 2018 e hiciera una solicitud de datos a SCL en el Reino Unido, entonces podrían haber probado lo que yo descubrí. Ahora es demasiado tarde, porque las empresas cerraron y ya no tienen que responder a estas solicitudes”, explicó al Equipo de Investigación.

Para esta investigación también se contactó al codirector y productor del documental, el egipcio-americano Karim Amer, quien brindó un dato que demuestra que la trama local todavía tiene hilo para cortar: “Nos interesa hacer un documental sobre Argentina”.

 

*Equipo de Investigación de Perfil Educación.