Menú
Sociedad / 19 de septiembre de 2019

Una madre pide que no le den prisión domiciliaria a su ex acusado de matar a su hijo down

Diego Villanueva y Rosa Martignoni están acusados de arrojar por la ventana a Renzo, un niño de 7 años. Ella obtuvo la prisión domiciliaria. Él la pedirá en octubre.

Por

Hace dos años que Ángela Donato busca justicia por la muerte de su hijo de siete años y sólo encuentra obstáculos. El próximo 2 de octubre tendrá que enfrentar una audiencia en la que se decidirá si se le otorga el arresto domiciliario al papá de la víctima, Diego Villanueva, quien fue detenido por arrojar por la ventana a Renzo, su hijo con síndrome de down. Según indicó la Justicia al momento de dictar la prisión preventiva en 2018, el crimen lo cometió en complicidad con Rosa Martignoni, su pareja. Sin embargo, en agosto de este año ella obtuvo el arresto domiciliario. Y él va por el mismo beneficio.

“Le van a dar arresto domiciliario en el mismo domicilio con Rosa, me parece un disparate”, señaló Donato a NOTICIAS, quien asegura que no sólo cree que le darán el beneficio sino que, además, los imputados por la muerte de su hijo volverán a vivir juntos. “En vez de estar discutiendo estas cosas hubiesen puesto una fecha de juicio ahora y no dentro de tres años”, agregó. A pesar de que el período de instrucción ya está cerrado, se programó la fecha de inicio del juicio oral para el 2022. “Esto es garantizar la impunidad porque en marzo Villanueva está en condiciones de pedir la libertad hasta el juicio porque nadie puede estar preso más de dos años sin condena”, sostuvo Donato.

En ese sentido, su abogado, Gastón Nicocia, señaló a NOTICIAS: “El sentido del fundamento para pedir el adelantamiento del juicio es doble. Uno es que Ángela quiere saber ya qué pasó, que ya se los juzgue a ellos. ¿Por qué esperar más? ¿Por qué tener que dormir 3 años todos los días pensando en su hijo? Pero también está la otra, que es: que esto tarde les daría la posibilidad de que ellos queden libres”.  Aunque explicó que esa fecha fue puesta por una cuestión administrativa en la que se tuvieron que acomodar en la agenda todos los juicios que debe llevar adelante el Tribunal.

La palabra de la defensa. Darío Saldaño, abogado de Diego Villanueva, aseguró a NOTICIAS que va a “seguir sosteniendo tanto la inocencia como el goce pleno de los derechos que tiene Villanueva”. Además, afirmó que él también quiere el adelantamiento del juicio. En cuanto al pedido de prisión domiciliara, explicó: “Se pide por el estado emocional que tiene y los informes lo avalan. La audiencia del 2 de octubre es para escuchar a los peritos que hicieron esos informes por algunas dudas que había planteado la fiscalía: si la patología y el estado de conducta de Diego era el mismo con y sin medicación”. Según afirmó, la patología que tiene su cliente es depresión y angustia; y ellos entienden que en la cárcel no están dadas las condiciones  para que se lleve a cabo el tratamiento que necesita.  

Sin embargo, Nicocio cree lo contrario. “Vamos a suponer que existe una patología efectivamente. Después hay otro parámetro a dilucidar que es si la Unidad en la que se encuentra o el Servicio Penitenciario Bonaerense le pueden dar eso que él necesita. La Unidad 34, donde está Villanueva, es una unidad neuropsiquiátrica. Entonces creo que, tenga lo que tenga Villanueva, el servicio se lo puede brindar“, señaló. Es por eso que, si le dan el beneficio, apelará.

Destrato. Antes de que Renzo falleciera, Ángela Donato ya se sentía desamparada por la Justicia. Más de una vez se acercó a denunciar que su hijo sufría maltratos por parte de Villanueva y, aunque llegaron a darle dos restricciones perimetrales, fueron levantadas. Durante el proceso judicial por la muerte de Renzo la situación se agudizó. A la dilatación de los tiempos por parte de la Justicia, se le suman otras cuestiones como la posibilidad de que los acusados salgan de prisión. “No se puede estar discutiendo beneficios para dos personas acusadas de homicidio de una criatura. Me parece que, por una vez en la vida, la Justicia tendría que estar del lado de las víctimas”, señaló Donato a NOTICIAS. 

En marzo, Donato había encabezado una protesta en la sede del fuero penal de La Plata frente a la posibilidad de que excarcelaran o le dieran arresto domiciliario a Villanueva y Martignoni. Pero no fue escuchada y, meses después, esa posibilidad se volvió efectiva. A Martignoni le otorgaron el beneficio durante la feria judicial y Donato no fue notificada, según ella afirmó. “Los jueces nunca me atendieron, todo lo contrario. Fui a pedirles explicaciones como cualquier persona que le sucede algo así y se escondieron, no me atendieron, me pusieron un vallado policial”, explicó. En esa línea, recordó: “En ese momento pensé: ‘Pero esto es una locura, yo soy una mamá de un nene asesinado que vengo a pedir explicaciones y me quieren detener y acá a dos cuadras está viviendo una mujer imputada en el homicidio de mi hijo’. Es una cosa que no voy a comprender nunca”.

El caso. Diego Villanueva está imputado por homicidio calificado agravado por el vínculo y Rosa Martignoni, su pareja, por homicidio simple. Según las pruebas que se recolectaron en la reconstrucción de los hechos, la autopsia y los testigos, la pareja habría arrojado a Renzo Villanueva por una ventana, quien murió al caer en la cochera. Sin embargo, los acusados quisieron hacer creer que el niño se había asomado a buscar un juguete y había perdido el equilibrio. 

“Solo estoy pidiendo lo que le pedí a la Justicia desde el primer día: que ponga una fecha de juicio y que los condene como corresponde. Una condena justa para dos personas que asesinaron a mi hijo. No pueden torturarme y pensar en ellos como si fueran las víctimas. La víctima es Renzo”, concluyó Donato.