Lunes 23 de mayo, 2022

ARTE | 01-05-2022 00:12

Celebrando a Klemm

El primer episodio del homenaje a Federico Klemm en la Fundación que legó al país, en Marcelo T. de Alvear 626; entrada gratuita.

Gracias al patrocinio de Federico Jorge Klemm existen la Fundación y el Premio que llevan su nombre. El artista, mecenas y coleccionista creó la Fundación en 1995 y legó su patrimonio a la Academia Nacional de Bellas Artes. Klemm fue una figura generosa, colorida e ineludible de la cultura en la escena de Buenos Aires desde la década del ’60 hasta su fallecimiento en 2002; este 2022 es el 20 aniversario de su fallecimiento. Nacido en la entonces Checoslovaquia en 1942, ahora habría cumplido 80 años.

La Fundación celebra a su mecenas en tres episodios con el proyecto “Encantador de la Noche. Federico Klemm 1942-2002”, con obras del artista desplegadas en la sala “Bonino” (galería del mismo nombre que funcionaba allí) y otras interviniendo la Colección permanente, al cuidado de Cintia Mezza, Federica Baeza, Guadalupe Chirotarrab y Santiago Villanueva. En ocasión a la reorganización de su acervo en 2018 y consecuente exhibición, “El cuerpo de una colección”, los curadores Baeza y Chirotarrab recordaron que su rico y ecléctico acervo fue “configurado en torno a sus exploraciones vitales y artísticas más íntimas. (…) Su vida y práctica artística estuvieron inmersas en la cultura Pop, la fiesta y el glam”.

Precisamente, la Colección de arte moderno y contemporáneo integrada por artistas nacionales e internacionales fue la escenografía de los 232 programas de televisión emitidos a partir de 1994 con la colaboración del crítico Carlos Espartaco. En “El banquete telemático” se centró en la divulgación de los movimientos y tendencias del arte universal del siglo XX. Su actitud performática, que sus amigos conocían por sus legendarias actuaciones en privado cantando ópera, le ganó una inesperada popularidad. Quizá algunos lo descubrieron antes cuando, a comienzos de los años ’90, vieron al artista participando del programa de Antonio Gasalla, que lo visitaba ataviado como una conocida coleccionista. Klemm mostraba y explicaba las obras de Aizenberg, Xul Solar, Fontana, Magritte, Vasarely, García Uriburu, De Chirico, Chagall, Warhol, Beuys, Basquiat, Koons, Mapplethorpe, Yves Klein, Lichtenstein, Man Ray, Avedon, y tantos otros.

El primer episodio, actualmente en exhibición, es “Telecristales y Homoerotismo” que, como señalan los curadores, “indaga en la representación del cuerpo masculino, en figuras que se camuflan entre mitos y relatos religiosos”, como en la pintura “Narciso y Afrodita”. El segundo capítulo, “El cisne en llamas”, se centrará en la compleja amistad colaborativa entre Klemm y Mildred Burton. La última parte, “Opera madre”, hará foco en el amoroso vínculo del artista con su madre y con la ópera.

Galería de imágenes

En esta Nota

Victoria Verlichak

Victoria Verlichak

Crítica de arte.

Comentarios