CIENCIA | 16-09-2020 14:30

Bill Gates y la carrera de las vacunas contra el coronavirus

Para el fundador de Microsoft y ahora filántropo, recién en 2021 habría vacunas aprobadas. Apuesta por la candidata del laboratorio Pfizer, en el cual posee acciones y al que le dio subvenciones.

Bill Gates viene siendo muy crítico de cómo la administración de Donald Trump se viene manejando en torno al tema de la pandemia de coronavirus. “Ha sido una situación mal manejada a cada paso del camino -le dijo en una entrevista concedida a la publicación especializada en Ciencia y Medicina, STAT News-. Es shockeante, es increíble que estemos (por los Estados Unidos) entre los peores del mundo”. 

Además, Gates teme que el modo en el que se han movido Trump y otros funcionarios de organismos de salud estadounidenses erosionen la confianza pública en un eventual vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad Covid-19 que ya ha dejado más de 940.000 muertos en todo el mundo. 

¿Por qué Gates está preocupado? Porque una encuesta llevada a cabo por la consultora Gallup recientemente muestra que un tercio de los encuestados, a los que se les preguntó si se aplicarían una vacuna anticovid, respondió que no se vacunaría. La principal preocupación entre quienes respondieron el sondeo es la sensación de que el desarrollo de las candidatas vacunales están corriendo una carrera y que todo se está apurando demasiado

Donald Trump dijo hace apenas unos días que una eventual vacuna estaría lista “durante el mes de octubre” es decir, unas semanas antes del 3 de noviembre, cuando se estarán llevando a cabo las elecciones presidenciales en los Estados Unidos. 

Si el desarrollo normal de una vacuna lleva entre 7 y 10 años promedio, hasta 15 inclusive, que el presidente apueste a una fracción de tiempo tan corta alimenta la preocupación por una posible presión de tipo político sobre los procesos regulatorios normales que debe tener una vacuna para asegurar no solo efectividad sino también seguridad. 

Gates comentó en otra entrevista dada a Bloomberg que “tiene menos fe en la Food and Drug Administration” (la FDA, agencia que controla calidad de alimentos y medicamentos en el país del norte) pero que la mantiene en los laboratorios y empresas de biotecnología que están trabajando para desarrollar sus candidatas vacunales. Ya hay nueve en ensayos clínicos de fase 3 en distintos lugares del mundo. 

"Son empresas muy profesionales y los beneficios de una vacuna serán fundamentales -comentó el fundador de Microsoft, de 64 años-. Gracias a Dios tenemos expertice en el sector privado que deseamos convertir en un bien público que pueda llevar a cada persona en el planeta”. 

Desarrollar vacunas lleva tiempo

Pero esa confianza no convierte a Bill Gates en ingenuo. Y así lo dejó en claro ayer, cuando admitió que no ve demasiadas posibilidades de que las vacunas que están siendo testeadas en estos momentos contra el coronavirus SARS-CoV-2 estén listas antes de fines de octubre. 

Para Gates es más probable que haya avances ya en el año 2021, y en una entrevista concedida a la CNBC opinó que “la única vacuna que, si todo va a la perfección, podría solicitar la licencia de uso de emergencia para fines de octubre, sería Pfizer”.

La Fundación Gates, creada por Gates y su esposa, Melinda, hizo pública en marzo la colaboración para desarrollar una vacuna contra el coronavirus con varias empresas, incluida Pfizer. También posee acciones en ese laboratorio estadounidense, así como en Johnson & Johnson, Merck y otros laboratorios, y otorgó subvenciones multimillonarias a Pfizer para el desarrollo de varias vacunas en los últimos años.

Los otros fabricantes de medicamentos en las últimas etapas de las pruebas que potencialmente buscarán la aprobación de los EE. UU. son Moderna y AstraZeneca. Pero también hay otras candidatas ya en ensayos clínicos fase 3, provenientes de China y de Rusia. 

La pandemia, enorme retroceso 

Durante su intervenciónanual en los 'GoalKeepers', durante los cuales se analiza el progreso de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, Gates puso especial énfasis en comentar el retroceso que la pandemia de la Covid-19 está causando: "Retrocedimos 25 años. Creo que deberemos esperar muchas más muertes por los efectos indirectos que por los efectos directos del virus".

Del encuentro también participó Melinda Gates, esposa del ahora filántropo, que hizo un análisis de los paralelismos entre la pandemia causado por la Covid-19 y la gran pandemia del siglo XIX que se inició en 1918. “Una crisis de salud se convirtió en una crisis económica, una crisis alimentaria, una crisis de vivienda, una crisis política -resumió-. Todo colisionó con todo lo demás".

Bill Gates opinó que para el 2022 lo peor habrá pasado. "Para el otro verano (en referencia al hemisferio norte) tendremos las vacunas para todos los países del mundo”, opinó. Y arriesgó: “Incluso con un nivel de vacunación del 60 por ciento, debería poder detener casi toda la propagación exponencial de la enfermedad".

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

Comentarios