Domingo 16 de mayo, 2021

CIENCIA | 21-02-2021 17:20

Marte: el nuevo escenario de batalla entre China y EE.UU.

El planeta rojo es el nuevo objetivo de competencia en exploración espacial entre las dos más grandes potencias del mundo.

Con el aterrizaje exitoso del Rover Perseverance en el planeta Rojo este jueves 18, EE. UU se convierte en el único país en poseer dos robots móviles operativos en Marte. Al mismo tiempo la llegada de la misión china Tianwen-1, que ingresó a la órbita marciana este miércoles 10, se prepara para lanzar su propio Rover en el mes de mayo. La presencia simultánea de estas misiones de exploración, trasciende la dimensión de lo científico, transformando a Marte en el nuevo escenario; de la cada vez más fuerte competencia entre China y EE.UU. Donde cualquier error que pueda acontecer en alguna de las misiones, será leído como una debilidad política/científica por la otra Nación.

De las 45 misiones lanzadas a Marte por la humanidad más de la mitad han fracasado, dentro de esta dura estadística los EE. UU es la nación que mayores éxitos ha acumulado sin estar exenta de varios fracasos. A lo largo de los años y con diversas misiones fallidas, los estadounidenses fueron los únicos en colocar y operar con éxito Rovers (vehículos de exploración espacial) sobre la superficie marciana. Un ejemplo fueron las misiones Pathfinder 1997, Spirit 2004, Opportunity 2004 y el Curiosity en 2011(todavía operativa). Esta última misión trazó un nuevo hito, debido a los numerosos hallazgos del pasado de Marte encontrados en estos últimos 9 años en el interior del cráter Gale, donde se desplaza actualmente el Rover.

De las 45 misiones lanzadas a Marte por la humanidad más de la mitad han fracasado

Misión Marte 2020

La misión Mars 2020 aterrizó con éxito este jueves 18, luego de atravesar la parte más crítica de su misión debido al riesgo de colisión de la sonda con la superficie. Así la grúa autopropulsada que llevaba al Rover pudo autónomamente calcular con éxito el aterrizaje en el escabroso cráter Jezero, que antiguamente fue un gran delta. Este será el lugar de la misión Mars 2020 en los próximos años. Dicha misión se compone de un nuevo Rover llamado Perseverance o “Percy”, este robot al igual que su hermano mayor el Curiosity, es un laboratorio sobre 6 ruedas del tamaño de un auto pequeño.  Su fuente de energía no son paneles solares, sino un sistema de energía de radioisótopos que le permitirá durante años no solo movilizarse y activar sus múltiples instrumentos sino mantenerse caliente frente a unas temperaturas medias de -55ºC.  

El Rover posee dos micrófonos para grabar el sonido de la superficie marciana por primera vez, a lo que se le suma un total de 23 cámaras, entre ellas 2 cámaras Mastcam-z que permitirán crear en conjunto imágenes 3D de la superficie. También se instalaron sensores climatológicos de humedad, temperatura y de viento. Otra de las características fundamentales de este robot, es su brazo electrónico que está equipado con: electrómetro de fluorescencia de rayos x, taladro de percusión rotativa, un espectrómetro UV Raman para mapear los compuestos orgánicos y minerales. Esos instrumentos serán utilizados en la superficie del cráter Jezero, en búsqueda de fósiles de microorganismos alienígenas.

Esos instrumentos serán utilizados en la superficie del cráter Jezero, en búsqueda de fósiles de microorganismos alienígenas.

El Perseverance también recogerá muestras que serán llevadas a la tierra en misiones futuras., y realizará experimentos generando oxígeno a partir de CO2 marciano.  Sin embargo, el elemento más innovador es la presencia del Ingenuity, un pequeño helicóptero de apenas 1,8 kg de peso y dos grandes hélices propulsado por energía solar y equipado con una cámara. Su misión será hacer vuelos de avanzada para ayudar a planificar rutas para el Rover con una antelación de 30 días. De tener éxito EE. UU sería el primer país en historia en volar un objeto en los cielos de otro mundo.

Programa espacial chino y misión Tianwen-1

Al mismo tiempo China llega por primera vez a Marte, luego de haber fallado en 2011 en la misión conjunta con Rusia: Fobos-Gunt & Yinghuo-1. El país asiático dio un gran salto en el desarrollo de su programa espacial en 2003, cuando el coronel Yang Liwei alcanzó la órbita de la tierra, transformando a China en el tercer país en poner a un hombre en el espacio por sus propios medios. Desde esa fecha China ha puesto a 11 taikonautas (astronautas) en el espacio. También está desarrollado su propia estación espacial permanente para 2022. Y ha realizado varias misiones exitosas a la Luna tanto de orbitadores como Rovers, en las misiones Chang’e. Planeando una misión tripulada a la Luna para el 2024, para la que están construyendo su 4º puerto espacial.

China en el tercer país en poner a un hombre en el espacio por sus propios medios

La misión china a Marte Tianwen 1 lanzada el 23 de julio del 2020 desde el centro espacial Wenchang en la provincia de Hainan, ha transformado a China en el sexto país en llegar a Marte. Esta se compone de tres partes. un orbitador, un aterrizador y un Rover, de tener éxito esta sería la primera misión en la historia en lograr desplegar en una misma misión estos 3 elementos.  Este miércoles 10 de febrero la Administración Espacial Nacional China (CNSA) anunció que la sonda se había colocado exitosamente en la órbita marciana. El Rover de la misión será enviado a la superficie en el mes de mayo aterrizando en la región de Utopía Planitia. Este robot de 200 kg está equipado con 4 paneles solares, cámaras multiespectro, cámara de navegación y topográfica, detector de compuestos de superficie, instrumentos meteorológicos de medición, detector de campo magnético, y radar de penetración del suelo. Está estipulado que el robot funcione 3 meses estudiando el clima y suelo de Marte, de tener éxito China sería la segunda nación en poder desplegar un Rover con éxito en la superficie marciana. 

El Rover de la misión será enviado a la superficie en el mes de mayo aterrizando en la región de Utopía Planitia.

Si bien la misión estadounidense Mars 2020 ha logrado aterrizar con éxito a su Rover, los riesgos de que sufra un fallo de comunicación o incluso su rotura son constantes. Sumado a que aún se espera saber si el helicóptero Ingenuity podrá volar con éxito, o no responda o simplemente se estrelle. De suceder parte del objetivo científico y político americano quedaría truncado y expuesto a un posible éxito chino. En tanto, la CNSA nunca muestra las imágenes en vivo de las misiones como la NASA, como se vio en el anuncio diferido de la llegada con éxito del orbitador de la misión china. Debido a que una falla en la misión china, sería visto como un fracaso político del país en su competencia de la exploración espacial. Por lo que, lo más probable es que la CNSA transmita en forma diferida y pautada si el aterrizador con el Rover llegó sano y salvo al suelo. De no lograrlo, EE. UU seguiría manteniendo la vanguardia mundial en la exploración de Marte.

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Ignacio Ramundo

Ignacio Ramundo

Comentarios