Jueves 26 de enero, 2023

CIENCIA | 01-01-2023 00:40

Jorge Dotto: "Un 20% de la población tiene desde alergias hasta intolerancias alimentarias"

El genetista argentino explicó cuáles son las relaciones entre lo que comemos y la salud. El gran problema de la histamina. Nutrigenómica y cómo los genes interactúan con la alimentación.

El médico argentino Jorge Dotto, especialista en genética, formado en el país y con posgrados en algunos de los centros de formación e investigación más reconocidos (como la Clínica Mayo y las universidades de Harvard en los Estados Unidos y de Florencia, en Italia) lanza una frase contundente: “Un 20% de la población tiene desde alergias hasta intolerancias alimentarias, es decir que se levanta todos los días sintiéndose mal y se acuesta sintiéndose mal por lo que come y toma”.

Acto seguido, agrega: “El año pasado cambió la recomendación acerca de cuándo hacer la primera colonoscopía: de los 50 años se bajó a los 45 años porque los pólipos y el cáncer de colon se presentan a una edad más temprana. Y esto tiene que ver con lo que comemos y con lo tomamos”.
Es por eso que Dotto, especialista en medicina de precisión y cofundador del Centro de Genética que lleva su nombre, escribió el libro “¿Qué comemos? Los alimentos son la medicina”. 

“Desde mi lugar -le explica Dotto a NOTICIAS- intento hallar y comprender qué variantes genéticas le generan a una persona intolerancias alimentarias y mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, entre otros trastornos. Deberíamos incorporar el concepto de que lo que comemos genera un impacto en el organismo, aumentando el riesgo de tener sobrepeso, obesidad, hipertensión arterial, diabetes, enfermedad cardiovascular, cáncer y aceleramiento del envejecimiento”. 

Jorge Dotto

Noticias: Y en la práctica cotidiana de su trabajo ¿cómo se traduce eso?
Jorge Dotto: Buscamos entender por qué una persona tiene ciertos síntomas, que no son otra cosa que señales de alerta que da el cuerpo acerca de que algo no está funcionando bien. El objetivo es, en lugar de tapar el síntoma, comprender por qué esa persona tiene acidez, broncoespasmo, migraña, insomnio. Y hemos comprobado que teniendo el perfil genético de la persona, con la descripción de sus síntomas y con intervenciones nutricionales, mejora la calidad de vida en una enorme cantidad de casos. Vemos el hoy, buscamos cómo mejorar la calidad de vida de la persona, derivamos a especialistas cuando hace falta. Con la meta final de que la persona pueda tener una longevidad saludable. 

Noticias: Buena parte de lo que usted describe es lo que se denomina nutrigenómica. ¿Qué es y cómo funciona?
Dotto: Básicamente es que a partir de una muestra de saliva es posible analizar y saber qué tipo de variaciones en el ADN tiene el genoma de una persona. Esa información permite entonces que se alimente mejor. ¿Qué nos permite saber la nutrigenómica? Si una persona tiene intolerancia a la lactosa, a la histamina, si posee mayor riesgo de desarrollar celiaquía, o una alergia al trigo. También permite conocer si hay más peligro a nivel cardiovascular, porque estudiamos marcadores genéticos específicos. Si es así derivamos a la persona al cardiólogo. Nos posibilita entender inclusive si una persona tiene una mayor facilidad de aumento de peso corporal y hasta cómo responde ese peso corporal al ejercicio. 

Noticias: ¿Usted cree que los edulcorantes son saludables o no ¿Hay debate al respecto?
Dotto: La realidad es que no existe el debate, la evidencia científica es contundente. Los edulcorantes no solamente no ayudan a mantener el peso corporal, sino que lo aumentan. Por otro lado, incrementan el riesgo cardiometabólico. Eso mismo muesta, por dar un ejemplo, un estudio científico publicado en la revista Canadian Medical Association Journal en 2017 y realizado por investigadores de la Universidad de Manitoba. Los científicos analizaron a 2.000 mujeres que consumían edulcorante o gaseosas con edulcorantes durante el embarazo. La dosis era de un vaso de 200 mililitros o una porción de edulcorante líquido para el té o el café. A los tres años, los autores del estudio comprobaron que los hijos tenían sobrepeso u obesidad.
El Instituto Weizemann de Israel dio a conocer hace poco una investigación acerca de que los edulcorantes pueden irritar la microbiota y hasta alterar la tolerancia a la glucosa. Otro estudio canadiense muestra que generan inflamación crónica y desajustan el funcionamiento del sistema inmune, afectando el balance bacteriano, lo que técnicamente se conoce como disbiosis. Cuando yo veo los microbiomas de las personas que se hacen tests genéticos, formados por los miles de millones de microbios que viven en el intestino, advierto esos efectos no saludables.  

Noticias:  Pero hay diferentes tipos de edulcorantes, nuevos, como por ejemplo el sorbitol y el xilitol…
Dotto: Sí, hay otros menos conocidos también. Están clasificados como edulcorantes nutritivos, porque contienen pocas calorías y generan energía a nivel del cuerpo. Altas cantidades de estos edulcorantes, especialmente en el caso del manitol y el sorbitol se han asociado con mayor riesgo de desarrollar dolor estomacal, diarrea y gases. Según los informes publicados, dosis de 10 a 15 gramos por día, consideradas moderadas, tendrían buena tolerancia en la mayoría de las personas.

Noticias: ¿Qué diferencia hay entre alergias e intolerancias?
Dotto: Cuando hablamos de intolerancia nos referimos a la dificultad para introducir una sustancia en el organismo. Por ejemplo, en el caso de la intolerancia a la lactosa hay un gen que es el encargado de producir una proteína denominada lactasa, para desintegrar el azúcar. Esa enzima no funciona bien en el 65% de la población mundial. Tiene una lógica natural, somo la única especie que sigue consumiendo leche y que inventamos productos lácteos después de concluido el periodo de lactancia materna. Entonces, ¿qué función tiene esa proteína en términos evolutivos? Ninguna. Por eso se apaga en el cuerpo y el resultado es que cuando personas con intolerancia a la lactosa consumen lácteos ricos en lactosa no los pueden incorporar. Y tienen síntomas, hinchazón y dolor, como mínimo. Además impacta negativamente en el peso corporal porque algo que el organismo no maneja bien lo deposita en tejido adiposo.

Obesidad hombre


Noticias: ¿Y las alergias?
Dotto: Son una reacción exagerada del sistema inmune ante lo que reconoce como un “enemigo”, al que rechaza. Produce una explosión inflamatoria en el organismo.

Noticias:¿Cuáles son las intolerancias más frecuentes?
Dotto: A la lactosa, a la histamina, al trigo, a la leche de vaca. De acuerdo con la literatura científica se estima que el 3% de la población tiene intolerancia a la histamina, por lo tanto es tres veces más frecuente que la celiaquía. Hay dos vías de inactivación de la histamina y una tercera que contribuye. La histamina es un neurotransmisor, es la lamparita que todos los días nos despierta. Cuando los casi 8 billones de personas nos levantamos todas las mañanas, dependiendo del uso horario, la histamina es la que nos activa para pasar de la transición del sueño al despertar y la alerta.
Ahora bien, si una persona se sobrecarga de histamina y no la puede eliminar bien aparecen las contracturas cervicales, el dolor de cabeza, las migrañas, el mal sueño que hace que la personas se despierte en medio de la madruga o muy temprano, porque el cuerpo está todo el tiempo compitiendo entre el dormir y el despertar. Pero hay más síntomas aún. 

Noticias: Sintomatología florida.
Dotto: Depende de la persona. Tenemos casos que nos han venido a ver después de una progresión de síntomas de más de dos años de evolución, a veces décadas y que vieron en promedio entre 10 y 15 profesionales, desde neurólogos hasta gastroenterólogos y alergistas, porque la intolerancia a la histamina también produce manifestaciones gastrointestinales como hinchazón abominal, diarreas, constipación, acidez, erupciones en la piel, urticaria. 
Otro clásico es el de mujeres que tienen un síndrome premenstrual muy intenso.
Hemos visto chicos de cuatro años que manifiestan síntomas respiratorios como tos constante, broncoespasmo y asma. Y no se trata de una cuestión ambiental sino de la histamina, que también estimula la bronco constricción. A lo mejor la gran explicación es que están comiendo mucha banana y mucha palta, que son algunos de los primeros alimentos que un bebé consume cuando pasa a sólidos.

Noticias: ¿Qué alimentos son los más irritantes?
Dotto: Frutilla, tomate, palta, espinaca, berenjena, algunos quesos (especialmente los más estacionados tipo brie camembert, roquefort o queso rallado parmesano), algunos embutidos. El mate, el té verde, el café, el chocolate, los frutos secos (en particular las nueces y las almendras), el kiwi, los cítricos.

Noticias: Coincide con la lista de los que suelen provocar más alergias. Y varios son hasta saludables.
Dotto: Creo que lo que tenemos que hacer es enseñarle a una persona que a veces no tiene toda la sintomatología que mencioné pero sí alguna, para que comprenda que hay alimentos con los cuales hay que aprender a manejar la dosis.

Noticias: ¿Qué pasa cuando tomamos antihistamínicos?
Dotto: En algunas personas la dosis recomendada puede generar efecto positivo para mejorar la sintomatología pero en otras no le alcanza, entonces nosotros no trabajamos recetando remedios. Comenzamos con la manera de alimentarse, con la dieta. Me parece que una persona, en lugar de tomar antihistamínicos como primera medida, debería comprender qué es lo que les está generando esa manifestación en el cuerpo y tratar de trabajar en mejorar la sintomatología para luego dedicarse a disminuir el riesgo a futuro de enfermedades. 

 

Galería de imágenes

Andrea Gentil

Andrea Gentil

Editora de Ciencia, Medicina y Tecnología. Coordinadora carrera de Comunicación Digital, UNaB.

Comentarios