Lunes 23 de mayo, 2022

COSTUMBRES | 10-06-2020 12:44

El riesgo de sobreexigirse en la vuelta al entrenamiento

Un presunto caso de muerte súbita alerta sobre los peligros de la sobre carga física. Falta de chequeos médicos, el uso de tapabocas y el caso de los positivos de Civid-19 curados.

“Una autopsia determinará qué pasó, si fue un infarto masivo o si tenía alguna condición previa" explicó el director del SAME, Alberto Crescenti. El hombre de 58 años, que estaba vestido con ropa deportiva, no exhibía signos de violencia. Murió mientras hacía ejercicio en una plaza de La Paternal.

El caso pone el alerta sobre los peligros de una vuelta al entrenamiento sobre exigida. “Yo lo divido en dos grupos. Por un lado los sedentarios que nunca hicieron nada, y los que durante la cuarentena estuvieron inactivos y además aumentaron de peso porquue tomaron más alcohol y comieron más con sal”, marca Norberto Debbag, medico cardiólogo.

“El 60% de las consultas cardiológicas bajaron, hay mucha de esa gente que no está chequeada, y para ellos el consejo es una vuelta progresiva. Salir a caminar, no a correr. Si no, aumenta mucho el trabajo cardíaco”, recomienda el deportólogo del Club Atlanta.

“Para los que están entrenados, sean runners o futbolistas, también hay que empezar progresivamente, con intensidad moderada, y e ir incrementando en el transcurso de las semanas. Si vuelven rápidamente aparecen las lesiones musculares. En la primer fecha de la Bundesliga hubo 8 lesionados. Si hasta Messi tuvo que parar por una sobre carga muscular”, sigue Debbag.

En cuanto a las recomendaciones sanitarias y el uso de tapabocas, el médico precisa: “Si se sale a pasear en bicicleta o a caminar, hay que usar el barbijo. Pero para correr no, porque puede faltar el aire. En ese sentido fue lógico que la Ciudad de Buenos Aires no obligara a usar el tapabocas. Si se llega a correr con el tapabocas se van a hiperventilar, va aumentar mucho la frecuencia respiratoria, y aparecen cambios en el metabolismo, en el ácido base en la sangre”.

“Muchos pueden empezar a caminar, o hacer una actividad física leve o andar en bicicleta, porque los gimnasios en la ciudad de Buenos Aires todavía seguramente falte para que vuelvan. Es una buena alternativa, las endorfinas son las hormonas de la felicidad de las deportistas. Es fundamental activarse para cambiar el estado de ánimo”, impulsa.

Y alerta finalmente a los que tuvieron coronavirus y desean volver a entrenar: “Aquellos que tuvieron Covid-19 positivo deberían hacerse un apto médico con estudios cardiovasculares. En muchos casos queda como secuela, una miocarditis, que es una inflamación del miocardio. Esa anomalía se cura, pero produce una disfunción miocárdica que puede provocar arritmias”.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios