Domingo 22 de mayo, 2022

COSTUMBRES | 28-04-2020 11:45

Los 5 secretos de un buen té

La fundadora del Club del Té nos da las claves de esta infusión: beneficios, cómo elegirlo, variedades y por qué nos puede ayudar a bajar el estrés.

 ¿Cuáles son los beneficios del té?

El té es un alimento natural que aporta múltiples beneficios para la salud tanto física como mental, espiritual y emocional. Si nos concentramos en los compuestos químicos contenidos en la infusión del té (Camellia sinensis), podemos destacar las siguientes propiedades:

  • Tiene un efecto antioxidante gracias a los polifenoles presentes en el té, como las catequinas de diferentes tipos.

  • Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, disminuyen el riesgo de padecer cáncer y retrasan el envejecimiento.

  • Posee propiedades cicatrizantes y antidiarreicas gracias a los taninos. Además, estos ayudan a disminuir el nivel de colesterol en sangre.

  • Gracias a la L-theanina, un aminoácido antiestrés, el té nos ayuda a relajarnos sin provocar somnolencia y a mantener el foco mental. También favorece la generación de ondas alfa a nivel cerebral provocando un efecto similar al que se logra a través de la meditación. Esto lo observaron hace siglos los monjes budistas, por lo que incorporaron el té a su dieta para favorecer la disposición para meditar.

  • La cafeína, por su parte, ayuda a mantenernos despiertos y con la mente alerta, además de ser un probado termogénico.

  • El té también aporta nutrientes (en pequeñas cantidades) como vitaminas, sales y minerales, muy beneficiosos para la salud (hierro, flúor, calcio, cinc, potasio y magnesio, vitaminas A, B1, B2, B6, B12, C y D).

  • Por otro lado, al ser 100% natural, no aporta calorías ni grasas.

Además de sus beneficios sobre la salud física, el té se disfruta desde hace miles de años por sus efectos sobre el estado de ánimo, provocando bienestar y beneficios espirituales y emocionales, tales:

  • El té nos regala un momento para disfrutar de nosotros mismos: un momento para la reflexión y el sosiego: un momento para serenar la mente y conectarnos con nuestro interior.

  • Es una linda forma de agasajar a un ser querido y nos invita a compartirlo entre amigos. Las neurociencias han demostrado los beneficios a nivel celular que provocan la sensación de contención y de apoyo de otras personas, lo que prolonga la esperanza de vida.

  • Nos hace compañía cuando estamos solos.

  • Nos permite celebrar rituales antiguos o crear una ceremonia propia, lo que provoca una sensación de bienestar y felicidad.

  • Nos regala un momento de placer y de disfrute para todos los sentidos.

  • Nos lleva a lugares lejanos y nos permite conocer diferentes culturas.

  • Nos invita a desarrollar nuestra espiritualidad, conociéndonos internamente, gracias a la contemplación que implica el acto de beber un té con conciencia plena.

  • Nos hace sentir bien!

 

¿Qué tipo de té conviene tomar y cuál no?

Cuando hablamos de té, nos referimos siempre a la infusión que se realiza a partir de las hojas de la planta Camellia sinensis. Por lo tanto, todos los tés, sea cual sea su variedad (blanco, verde, negro, rojo, azul, etc.) aportan propiedades y beneficios para la salud, independientemente del proceso de elaboración que hayan atravesado. Sin embargo, algunos tipos de té gozan de mayores beneficios según los compuestos químicos que más predominan en ellos. Por ejemplo, el té verde es un poderoso antioxidante, mientras que el puerh acelera el metabolismo, lo cual ayuda a adelgazar. Los tés verdes con mayor contenido de l-theanina aportan mayores beneficios a nivel mental y emocional.

Lo que siempre recomiendo es elegir el tipo de té que más te apetezca según el momento o la ocasión. Yo personalmente en el desayuno elijo y recomiendo tomar té negro, ya que tiene un sabor intenso y es ideal para beber aún con el estómago vacío.

Con las comidas suelo beber té verde, ya que su sutil astringencia limpia el paladar y suele maridar de maravillas con muchos platos, especialmente los vegetarianos.

A media mañana elijo generalmente un puerh, que preparo con la tradicional ceremonia china y me sirve de corte y meditación activa.

A media tarde elijo siempre un oolong, ¡me encanta este tipo de té! ya que es super complejo sensorialmente, y como en ese momento del día tengo todos los sentidos en alerta, me permite apreciarlo en todo su esplendor.

A la noche me gusta disfrutar de un té verde antes de ir a dormir. Se que hay mucha gente que le teme a la cafeína, pero en el té este alcaloide se encuentra en dosis muy bajas, con lo cual no afecta el sueño. Por el contrario, la l-theanina favorece un buen descanso. Sólo las personas con una sensibilidad especial a la cafeína deberían cuidar no beber té durante las últimas horas del día. En ese caso recomiendo infusiones sin cafeína como el rooibos (que no es té) pero se consume en forma de infusión.

 

 ¿Qué es un ritual del té? ¿Cuáles son sus beneficios?

Mi ritual de té me ayudó a mejorar mi vida radicalmente. Y sé que puede mejorar la vida de cualquier persona, por eso lo comparto en mi nuevo libro: “Vitamina té”.

Mi ritual personal de té viene evolucionando desde mi infancia. Cuando era niña bebía el té con mi abuela en su jardín. Ella colocaba una mesita redonda debajo de un gran cedro, con un hermoso mantel bordado por ella. Mi abuela amasaba los scones y los servía calentitos junto a mermelada también hecha por ella y una rica taza de té negro. Ese fue un momento mágico para mi durante muchos años.Cuando mi abuela falleció implementé un ritual de introspección. Comencé a utilizar el té para realizar un corte (un recreo) en mi jornada laboral. Hace unos 15 años atrás, trabajando como ingeniera, en medio de las obligaciones y el estrés, me tomaba mis 5 minutos para prepararme un té con atención plena en su preparación, y ese momento se convertía en una meditación. Era un ritual de relax y paz interior.

En mi nuevo libro “Vitamina té” cuento cómo diferentes situaciones dolorosas por las que atravesé en la vida me obligaron a buscar herramientas para sentirme mejor. El té fue el medio que elegí para mi felicidad. Gracias a esas experiencias difíciles por las que pasé, aprendí a utilizar el té como una herramienta de bienestar, un medio para cambiar mi vida y transformarse internamente. De a poco fui incorporando el té a todas mis actividades saludables como el ejercicio físico, la meditación, el mindfulness, el yoga, entre otras prácticas. Así fue como con el correr de los años fui modificando mi ritual de té, para ahora presentar en mi nuevo libro mi ritual de 5 tazas para una vida 5 estrellas. Son cinco actividades en torno al té para mejorar la calidad de vida de las personas, día a día. De esta forma, con pequeños gestos, el ritual me permite diseñar un día glorioso, un día luminoso, un día lleno de felicidad, que incorpore cosas que me gustan y me hacen bien. Incluye beber el té disfrutando de frases para reflexionar, mantras, meditaciones con té, tips para recordar y distintas dosis de “Vitamina té”, en forma de comprimidos, mini-dosis y tazas (ejercicios de distinta extensión e intensidad).

Mi ritual de 5 tazas para una vida 5 estrellas me permite comenzar el día en positivo, me ayuda a diseñar mi día para que no me lleve la corriente y llegar a la noche con objetivos cumplidos y habiendo realizado actividades que me hacen bien y que me dan placer. Me da mucha energía y me permite enfocarme en lo realmente importante. Como este ritual que comparto en mi libro lo usé personalmente para salir adelante y ser feliz, espero que muchas personas lo incorporen para mejorar su vida a través del té.

 

¿Cómo se hace un buen té?

Lo más importante para preparar un buen té es hacerlo con mucho amor! Pero si vamos a la técnica, te recomiendo seguir estos simples pasos:

  • Elegí el té especial para la ocasión. Cada momento, cada circunstancia, tiene su té especial. Tiene que ver con cómo te sentís, qué buscás (relajarte, energizarte, etc) y tu gusto personal.

  • Prepará previamente todos los utensilios necesarios: tetera, infusor, reloj, termómetro, agua caliente, cucharita y tazas.

  • Medí la cantidad de té necesaria. Por cada taza de té usamos 1 cucharita de hebras.

  • Medí la temperatura del agua:

  • Para el té blanco: 75 a 85 ºC

  • Para el té verde y amarillo: 70 a 80 ºC

  • Para el té azul (oolong): 75 - 95 ºC

  • Para el té negro (rojo): 75 - 90 ºC

  • Para el té Puerh cocido: 95 ºC

  • Colocá el infusor con las hebras de té en la tetera y vierte el agua encima.

  • Deja infusionar por el tiempo indicado para ese tipo de té. Controlá el tiempo de infusión para que el té no se pase:

  • Para el té blanco: 3 a 5 minutos

  • Para el té verde y amarillo: 1 a 2 minutos

  • Para el té azul (oolong): 5 minutos

  • Para el té negro (rojo): 3 a 4 minutos

  • Para el té Puerh cocido: 5 min

  • Si preparas té en saquitos (bolsitas) en vez de hebras, debes hacer infusiones mucho más cortas, de entre 30 y 50 segundos.

  • Quita el infusor de la tetera y cerrá la tapa.

  • Serví el té en la taza y disfrutá!

 

 ¿Hay buenos tés en la Argentina?

Hoy en día en Argentina se puede conseguir té de altísima calidad. Existen muchas marcas que proveen té en hebras (en hojas sueltas) que es el que ofrece una experiencia sensorial superior. Siempre recomiendo el té en hojas sueltas sobre el saquito, que es un producto más industrial. Muchos de mis alumnos fundaron su propia empresa de té, con lo cual el mercado ha crecido enormemente en los últimos 10 años.

 

Victoria Bisogno es fundadora y presidenta de El Club del Té. Es autora del libro "Vitamina Té. Cómo mejorar tu vida a través del té": wwwhttps://www.elclubdelte.com.elclubdelte.com

 

por Victoria Bisogno

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios