Lunes 2 de agosto, 2021

CULTURA | 23-05-2021 12:59

El último descendiente de Manuel Belgrano: “La grieta es decadencia, no conduce a nada”

El chozno nieto del prócer repasa su pensamiento sobre la Revolución de Mayo pero también opina sobre la actualidad del país: “Hace falta unión".

Manuel Belgrano Lastra es familiar directo del prócer argentino que, por su aporte a la Revolución de Mayo, reúne un reconocimiento unánime: Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, el brillante abogado, economista y militar que integró la Primera Junta de gobierno patrio el 25 de mayo de 1810, y que suele ser recordado por la creación de la bandera.

En un nuevo aniversario, una conversación con el descendiente de Belgrano deja un recorrido por los aspectos menos conocidos de su pensamiento, liberal y progresista a la vez, con muestras de amplitud que van desde poner en un plano de igualdad a la mujer y del hombre a principios del siglo XIX, hasta proponer una monarquía constitucional con un rey Inca. “Belgrano reconoció a mujeres como pares con grado militar de oficial, y no era porque regalaba nada sino por mérito, porque fue una persona que el mérito lo tuvo en cuenta permanentemente”.

También aporta una mirada sobre la actualidad política argentina, sobre la que muestra decepción por la incapacidad que exhiben los principales sectores de la dirigencia para encontrar puentes. “No puede existir una grieta permanente, de si somos de derecha o de izquierda, anti esto o anti lo otro, tenemos que ser pro nación, pro país, edificar juntos”, dice.

Noticias: ¿Qué ideal de Mayo está poco destacado y habría que realzar?

Manuel Belgrano Lastra: La Revolución se da porque que cae el rey de España en 1808. Estaba sin cabeza el reino de España, de manera que el gobierno tenía que quedar en manos del pueblo, y es esa justamente la teoría que se debate entre el 22 de mayo y el 25 de mayo de 1810, justamente para la salida del virrey y que tome lugar la primera junta de Gobierno patrio, caído el rey.

Pero sobre todo hay que pensar en el trabajo anterior revolucionario, del que sin dudas Belgrano fue una de las cabezas brillantes, principales, un ideólogo, el hombre que tuvo gran influencia. Se da a partir de 1794 cuando vuelve de estudiar en España, en Salamanca, con una gran formación y habiendo vivido la revolución francesa, llega con ideas innovadoras.

Fue revolucionario en el pensamiento de que había que educar la mujer, pues en ese entonces no tenían acceso a la educación, y Belgrano dice la mujer debe estar tanto o más educada que el hombre, porque es la primera y la que más contacto tiene con los niños, con la juventud, la que educa primero al hombre. La pone en un plano de igualdad.

Noticias: ¿Tenía perspectiva de género en el siglo XIX?

Belgrano: No sé si perspectiva de género, pero sí de incluir, y observar la igualdad del hombre y la mujer, a la que le da pleno reconocimiento. Inclusive en las batallas las reconoce como pares con grado militar de oficial. Y no era porque regalaba nada, se lo reconoció por el mérito, porque fue una persona que el mérito lo tuvo en cuenta permanentemente, hay un montón de ejemplos. Desde Juana Azurduy, que siempre se lo toma como ejemplo, pero después tenemos a la tucumanesa, que estuvo en las invasiones inglesas, María Silva de Gurruchaga de la batalla del 20 de febrero en Salta, y así tantísimos ejemplos que apoyaron esa causa.

Noticias: ¿Cómo era el pensamiento de Belgrano?

Belgrano: Un pensamiento sin dudas liberal, pensando en el futuro y en el desarrollo de una nación, pero pensando en el individuo, y eso bien lo decía Belgrano, que el mejor premio que él aspiraba era el de ver bien a sus paisanos, siempre pensó en el bienestar de ellos. Y el bienestar del individuo justamente está en la educación, en poder desarrollarse en una sociedad.

Sabemos que no somos todos iguales, ya por condición de cómo nacemos, con distintas capacidades, pero el esfuerzo que tenemos que tener nosotros, y el gran esfuerzo que hizo Belgrano, es brindar la educación. Con eso brindamos igualdad de oportunidades, que creo que es la verdadera igualdad a la que tenemos que aspirar.

Noticias: ¿En algún momento el país se pareció al que él soñaba?

Belgrano: Sin dudas, Argentina llegó a estar entre el primero y el quinto lugar como potencia en el mundo. Se soñaba con que iba a ser líder en América Latina, o en Sudamérica, con Estados Unidos en Norteamérica, antes que Canadá, a la par. Fue un país soñado por toda Europa, hemos recibido un aluvión de inmigrantes que venían soñando en América, que en esta región era la Argentina.

Fuimos esa punta de lanza del desarrollo, de la educación, de un pensamiento liberal en el mejor de las expresiones, no neoliberal, si no en el concepto de la libertad del hombre.

Noticias: ¿Esa situación se puede trasladar a la actualidad?

Belgrano: Pienso que sí, hay muchos intereses económicos, pero sobre todo hay una gran desunión. Los argentinos no estamos unidos para formar la nación que nos debemos. No podemos estar en la decadencia permanente, no puede existir una grieta permanente, de si somos de derecha o de izquierda, anti esto o anti lo otro, tenemos que ser pro nación, pro país, edificar juntos, después podemos estar en una alternancia estando un poco más hacia la derecha o un poquito más hacia la izquierda, pero no nos podemos ir a eternos extremos que no conducen absolutamente a nada. Termina un gobierno y el que sigue no continúa nada, es que como que está todo mal hecho y no es así. Vivimos pensando a ver cómo me vuelvo a reelegir, pensando en la próxima elección, y no pensando en las próximas generaciones, y acá necesitamos quien piense en las próximas generaciones, como construir un país.

Noticias: ¿Cómo ve la grieta? ¿Cree que hace falta grandeza para superarla?

Belgrano: Hace falta muchísima grandeza, muchísima. Hay que sentarse en la mesa y ceder pensando en la Nación y no en uno, en tener el poder para imponer un pensamiento, entregar reelecciones para sacar el país adelante si hiciera falta, porque hay que tomar medidas que seguramente sean muy duras a nivel económico, pero hay que hacer ese sacrificio, y el primero que lo tiene que hacer es el gobernante, porque si no piensa en su reelección o en cómo va a sacar en una elección intermedia más votos con diputados y senadores para poder gobernar en mayoría y deja de lado el progreso de una Nación por no tomar medidas duras y con costo político que sin ninguna duda hay que tomar.

Estudiemos a los grandes hombres, que pelearon tanto para darnos libertad e independencia y no pudieron ver una nación próspera como la desearon y por la que pelearon. Es nuestra gran responsabilidad dejar una gran Nación, la que soñaron los padres fundadores de la patria. Creo que la próxima no va a ser una guerra si no una revolución del conocimiento, de la política y van a estar a cargo los jóvenes, para sacar nuestra nación adelante y ponerla en el pedestal de la historia, donde tiene que estar.

 

Por Luciano Cáceres y Nadia Brizuela, alumnos de segundo año de la Escuela de Comunicación de Perfil.

 

por Luis Cáceres y Nadia Brizuela

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios