CULTURA | 20-05-2021 19:10

"Hombres de acero", la historia de la UOM: críticas a Walsh y elogios a Vandor

Así se llama el libro de Victor Ramos sobre el gremio. Entrevista sobre la "burocracia sindical", Rucci y Montoneros, y la Triple A.

Cada tanto aparecen personajes o instituciones que se convierten en un mimo para la historia: a través de ellos, sean buenos o malos, trágicos o heroicos, se pueden conocer o entender a la época que los rodea. El caso de la Unión Obrera Metalúrgica está en este lote. Fundada en los comienzos de los 40, sus inicios datan incluso de antes de la Semana Trágica, y atrás de la patria de acero se adivinan los dramas y los triunfos de este suelo durante el último siglo. El inicio de la sindicalización, el despertar político de los trabajadores, el ascenso del poder del Estado, el triste ir y venir de las dictaduras, el nacimiento de guerrillas y bandas armadas paraestatales: la UOM vio, luchó o estuvo en estos procesos. Por eso el libro de Víctor Ramos es indispensable. Leerlo es leer la historia de Argentina.

La Editora Grande acaba de publicar “Hombres de acero”, el libro que acaba de editar el periodista y fundador del Inadi, y que recorre los vaivenes de este gremio que hoy conduce Antonio Caló. El texto no sólo invita a conocer el pasado local sino que es mucho más que eso: propone una relectura de personajes controversiales como Timoteo Vandor, Ignacio Rucci o Lorenzo Miguel, que para una parte de la grieta son, de mínima, traidores o burócratas, y también del propio sindicato, que más de una vez estuvo en el centro de la polémica. Ramos, en una investigación que incluye entrevistas y cientos de documentos, se anima incluso a más, y en sus páginas va a criticar a Rodolfo Walsh, santo patrono del periodismo, y también a los Montoneros.

Noticias: Argentina tiene una tradición histórica de lucha sindical y de sindicatos. ¿Por qué la UOM a la hora de hacer el libro? ¿Qué la diferencia del resto?

Víctor Ramos: Los metalúrgicos fueron protagonistas y vanguardia de todos los procesos de cambio en el país. El gremio metalúrgico está involucrado -como pocos- en el desarrollo industrial y tecnológico. Con una visión estratégica, el entonces secretario general Lorenzo Miguel incluyó en el convenio colectivo metalúrgico de 1975 a los trabajadores de la computación e informática.

Noticias: De la UOM salieron personajes claves en la historia reciente, que más allá de que despiertan amores y odios fueron importantes en el siglo XX: Vandor, Rucci, Miguel. ¿Por qué produjo tantos nombres célebres? Dos de estos, para muchos en el peronismo, son la encarnación del mal. ¿Qué les decis a los que cantaban o cantan “Rucci traidor, saludos a Vandor”?

Ramos: Pienso que estos trabajadores tuvieron la claridad de conducir los procesos políticos y sociales que les demandó la clase obrera argentina: el retorno del general Juan Perón a Argentina para lograr la soberanía popular y luego el sostenimiento de la democracia. Entregaron su vida por el peronismo y el país. Los dos primeros fueron asesinados y Miguel sufrió seis años de cárcel durante la última dictadura.

Víctor Ramos

Sin duda que para la izquierda cipaya y antiperonista, y para la oligarquía financiera estos dirigentes encarnaban el mal, el gran enemigo. Por eso los asesinaron o los encarcelaron. No solo a los nombrados, sino también a centenares de metalúrgicos que combatieron a las sucesivas dictaduras. Recordemos que el primer desaparecido del siglo XX fue Felipe Vallese, delegado de la UOM de la seccional Capital. Y la fundadora de las Madres de Plaza de Mayo, secuestrada, desaparecida y finalmente asesinada fue Azucena Villaflor. Se desconoce que fue obrera de la empresa SIAM, afiliada a la UOM y que su marido, con quien compartió el calvario y lucha en búsqueda de su hijo Néstor desaparecido, fue Pedro Carmelo De Vicenti, delegado de la UOM de Avellaneda, uno de los pocos hombres que puso el cuerpo en la Plaza de Mayo desde las primeras rondas de las madres, contra la dictadura.

Los dirigentes metalúrgicos son mal vistos por el sistema cultural universitario moldeado por el mitrismo y el radicalismo. Fueron los hijos del golpe de 1955 contra Perón quienes cantaban alegremente en los años 70 “Rucci traidor”, estudiantes que no tenían entidad para referirse así al secretario general de la central obrera y al de los trabajadores metalúrgicos. Es tan ridículo como si los obreros de la UOM o del sindicato de telefónicos pidieran la muerte del secretario general de la federación universitaria FUA por considerarlo gorila. Estos cánticos fueron el anticipo del asesinato. Y luego lo festejaron. Respecto al concepto “patria metalúrgica” fue utilizado por la derecha e izquierda con el objeto de menospreciar a la UOM y sus dirigentes.

Si tuviéramos una patria metalúrgica en el verdadero sentido del concepto, la situación del país sería otra. El modelo de la “patria sojera”, el modelo del país agroexportador, es el modelo de la oligarquía y el imperialismo que nos quiere mantener unicamente como granja proveedora de alimentos. Una Argentina con un proyecto metalúrgico, con valor agregado y tecnológico será el que nos saque de la crisis en la que estamos empantanados.

Noticias: Sobre Vandor pesa en el imaginario popular el libro de Walsh, “¿Quién mató a Rosendo?”, donde lo apunta directamente por el asesinato de García. En tu trabajo criticás a este fundador del periodismo local. ¿Por qué? ¿Cómo es criticar a alguien que es visto casi como un santo?

Ramos: Rodolfo Walsh de santo no tiene nada. Con solo recorrer su biografía nos encontramos más que con un periodista, con un agente de los servicios de inteligencia de Cuba a los que se incorporó activamente en La Habana en 1959, y tiempo después dirige los servicios de inteligencia del grupo Montoneros. Su paso anterior por la fascista Alianza Libertadora Nacionalista lo llevó desde el nacionalismo católico a respaldar el golpe militar del general Lonardi y aplaudir en la revista Leoplán los bombardeos criminales a los trabajadores reunidos en Plaza de Mayo el 16 de junio de 1955.

En su libro intenta adjudicar el asesinato de Rosendo García a Vandor. Se trata de una serie de artículos ficcionados y de ninguna manera una investigación. Por mi lado me tomé el trabajo de leer el expediente de esa causa -cosa que Walsh no creyó necesario- y queda más que claro la intencionalidad del autor en acusar a Vandor sin otro fundamento que su resentimiento con el peronismo. Años después escribirá en una “Carta a los compañeros” en la que confesará que “los traidores eramos nosotros, Perón quería a los Vandor, Remorino y Matera”.

Víctor Ramos

Noticias: Otro concepto polémico sobre la UOM -y sobre otros grandes gremios- es el de “burocracia sindical”. ¿Existe? ¿Qué son? ¿Hay un prejuicio? Me acuerdo del debate Rucci-Tosco, donde discutían si los sindicatos eran “parte del sistema”, decía el trosko, y no de la solución. ¿Será así?

Ramos: La burocracia existe en cualquier institución en el sentido administrativo. No es sinónimo necesariamente de anti democrático. Cualquiera que se interese en el tema podrá observar -por lo menos en el caso del gremio metalúrgico- las asambleas de base, las comisiones internas de fábrica, los congresos nacionales y de las seccionales. Los debates siempre son abiertos. En el propio secretariado nacional se distinguen dirigentes de gran influencia en sus provincias y la diversidad de opiniones. En varios casos han destacado como diputados nacionales, provinciales, intendentes o concejales. Si bien se observa una mayoría determinante peronista también hay sectores minoritarios de izquierda o radicales.

La cuestión de fondo en el debate de ideas entre Agustín Tosco y José Rucci, es sobre la “libertad sindical” que promovía el primero. Una postura que el radicalismo -de donde procedía Tosco- propugnaba para la división del movimiento obrero. La “libertad sindical” significa el surgimiento de miles de pequeños sindicatos por fábrica y no gremios únicos por rama industrial. Sindicatos pequeños y débiles o sindicatos multitudinarios y fuertes. La ley de asociaciones profesionales y el sindicato único fue un logro de las luchas obreras que la UOM, y la CGT nunca resignará.

Noticias: En relación con esto último: ¿qué tanto tuvo que ver esa burocracia sindical con la Triple A? Pienso en la relación entre algunos sindicatos a la hora de financiar la revista el Caudillo, pienso en los aprietes al gobierno de Bidegain, por no hablar de algunos hechos puntuales como la Masacre de Pacheco.

Ramos: La UOM como tantos gremios y dirigentes sindicales fueron víctimas del terrorismo de izquierda como de derecha. El periodista y escritor Juan Gasparini -ex montonero- relata en su libro “La fuga del brujo” que Aníbal Gordon, probado capitán de la Triple A, asegura que habían dispuesto matar a Lorenzo Miguel. Efectivamente luego de que la UOM se moviliza y logra la destitución y expulsión del país de José López Rega durante el gobierno de Isabel Perón, la banda de la Tripe A con Gordon a la cabeza realiza una serie de redadas sangrientas donde son asesinados varios afiliados de la UOM, entre ellos Juan Carlos Rodriguez, que había sido uno de los metalúrgicos que ocupó las islas Malvinas en el Operativo Cóndor en 1966. De la Matanza de Pacheco también se sindica a la Triple A donde es asesinado el delegado Antonio Moses. Esta organización, como el ERP, FAR, FAP y Montoneros asesinaron a decenas de dirigentes de la UOM y del movimiento obrero. Luego del golpe de 1976 la faena sangrienta la continuó la dictadura, produciendo miles de desaparecidos cuya inmensa proporción fue de trabajadores.

Las solicitadas de la UOM, las 62 Organizaciones y otros sindicatos que publicaban en la revista “El Caudillo” demuestra el interés de este semanario -propiedad de un grupo fascista con vínculos con la Tripe A- de acercarse a los sindicatos, pero no al revés. Esta publicación pretendía montarse en los sellos de los grandes gremios para disimular su soledad. Lo mismo ocurría con otras revistas como “Las Bases”, que dirigía José López Rega, y que contaba con variadas “publicidades” de provincias, municipios o gremios que no eran consultados. En el contexto de casi diez asesinatos políticos por día, las aclaraciones eran tanto más peligrosas.

Sobre los “aprietes al gobierno de Bidegain” puedo decir que no existieron por parte de la UOM. Fue el propio presidente Perón quien lo desplazó por sus vínculos con Montoneros. El problema de la UOM y Lorenzo Miguel era con el vicegobernador de la provincia Vitorio Calabró que, perteneciendo al gremio, traicionó al peronismo pactando con el general Videla aún antes del golpe. Relata Antonio Cafiero en sus “Memorias” que  Miguel exigió al gobierno la intervención de Buenos Aires cuando Calabró asumió la gobernación.

Noticias: Vuelvo a la actualidad. Hay muchas estadísticas que muestran que la sindicalización no es la que era, que está bajando, e incluso algunas ponen a los sindicatos como una institución que genera rechazo. ¿Qué futuro tienen los gremios como la UOM?

Ramos: La UOM tiene el mismo futuro que Argentina. Si elegimos el camino del desarrollo científico, industrial y productivo con las nuevas tecnologías, la UOM tendrá muchos afiliados y el país contará con pleno empleo. Si por el contrario elegimos el modelo agroexportador, proveedor de alimentos para China como antes lo hacíamos para Inglaterra, la UOM tendrá pocos afiliados y el país tendrá más desocupados de los que ya tiene. Es para destacar como Antonio Caló, hace pocos meses, cuando el gobierno nacional anunció la importación de computadoras para los estudiantes, revirtió esa medida promoviendo la fabricación de las mismas en el país. Como resultado las empresas del sector incorporaron trabajadores a los nuevos puestos de trabajo. Si los funcionarios  no están atentos, será el movimiento obrero consciente el que marca el camino hacia la industrialización. En esas acciones la UOM marca la diferencia.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Juan Luis González

Juan Luis González

Periodista de política.

Comentarios