Viernes 19 de agosto, 2022

CULTURA | 28-07-2022 14:51

Michel Houellebecq: el descanso del provocador

Más sereno pero con el mismo éxito de siempre, el gran autor francés volvió a las librerías y a los primeros puestos del ranking de bestsellers.

La última novela de Michel Houellebecq, “Aniquilación”, llegó a las librerías hace unos días y ya trepó a los primeros puestos del ranking de libros más vendidos en la Argentina. En Francia, en enero, el libro se lanzó al mercado con una tirada optimista de 300.000 ejemplares y fue recibido con el interés de siempre en el resto de los países de Europa.

El escritor que hizo su entrada triunfal en el mundo literario en los '90, con la novela “Ampliación del campo de batalla”, ha sido noticia siempre, con cada nuevo título publicado, por las mejores y las peores razones. ¿Las mejores? Es uno de los más importantes autores franceses de las últimas décadas, con novelas esenciales para leer el fin de siglo como “Las partículas elementales”, “Plataforma” y “El mapa y el territorio”. ¿Los peores motivos? “Misógino” e “islamofóbico” son los más livianos epítetos que ha recibido (“provocador” es el más habitual) desde que ingresó en el campo literario, en tiempos de una corrección política, de la que suele reírse a carcajadas.

Michel Houellebecq-Aniquilación

La circunstancia más extrema que vivió por sus escritos fue la coincidencia de que su novela “Sumisión”, en la que imagina a Francia bajo un gobierno musulmán, llegara a las librerías el mismo día del atentado a la revista Charlie Hebdo. El hecho lo obligó a suspender la gira de presentación y a tener guardaespaldas.

La situación no fue casual porque sus libros suelen estar muy anclados en el contexto político y social francés. Houellebecq tiene un sentido especial para interpretar las tensiones de la realidad y trasladarlas a la ficción.

Librería vende la novela Sumisión

“Su vigencia se sostiene sobre su capacidad para cumplir, en cada uno de sus libros, con la que él mismo considera que es la misión sagrada del poeta: 'meter el dedo en la llaga y apretar bien fuerte'”, explica el escritor y periodista Nicolás Mavrakis, autor del libro “Houellebecq. Una experiencia sensible” (Galerna). “Y si aceptamos que, incluso como sudamericanos, vivimos dentro de un modelo existencial globalizado de raíz occidental, entonces la mirada de Houellebecq sobre estas 'llagas' nos incumbe. Sin ir más lejos, lo que narra en 'Serotonina' (su novela anterior) sobre la producción argentina de alimentos, regados con agroquímicos prohibidos en Europa pero que, aún así, se exportan para abaratar la economía de los productores franceses, pinta un buen mapa de esta cuestión”.

La novedad

En “Aniquilación”, hasta ahora su novela más serena y realista, el personaje principal participa como funcionario del ministerio de Economía de la campaña política presidencial, en un imaginario 2027. Al mismo tiempo, intenta rehacer sus lazos familiares y amorosos a partir de la enfermedad de su padre.

Houellebecq. Una experiencia sensible

Los temas que hoy le preocupan son, según Mavrakis, los de siempre: “La desaparición de la verdadera libertad bajo una engañosa multiplicación de falsas opciones que pretenden consumirlo, experimentarlo y resolverlo todo (asunto que implica tanto a la sexualidad como a la democracia). Y la mercantilización técnica de las emociones humanas con la pretensión de neutralizar cualquier riesgo para la producción. En una palabra, todo lo que amenaza al amor. No hay que olvidar que Michel Houellebecq es un romántico”.

Galería de imágenes

Adriana Lorusso

Adriana Lorusso

Editora de Cultura y columnista de Radio Perfil.

Comentarios