Domingo 19 de septiembre, 2021

CULTURA | 12-01-2021 11:01

¿Por qué la Real Academia Española vive su mejor momento?

Todas las novedades y transformaciones tecnológicas de la institución que marca el paso de la evolución del castellano.

En tiempos de pandemia y de máxima conectividad, la Real Academia Española (RAE) decidió renovar su identidad digital y apostar a la transformación tecnológica. Podcasts, videos, juegos didácticos, diccionarios online, resolución de consultas lingüísticas y recorridos virtuales por su histórico edificio son sólo algunas de las propuestas del nuevo sitio web de la emblemática institución. Pero esta no es la única novedad: la RAE acaba de incorporar más de 2.500 palabras a su acervo, tales como “COVID”, “provida” o “cuarentenear”. Y hace pocos días, también causó revuelo al decretar, en su cuenta de Twitter, que el lenguaje inclusivo era innecesario y ajeno al español.

La Real Academia Española es un tesoro en sí misma y gracias a la nueva página web el público podrá acceder a sus entrañas”, afirmó Olivia Piquero, directora de comunicación de la RAE, durante el acto de presentación del nuevo portal de internet. Si bien se mantiene la dirección -www.rae.es- la distribución de su contenido es muy diferente. Con un diseño similiar al de un portal de noticias y adaptable a cualquier dispositivo, la RAE pone la imagen al servicio de la palabra. De esta manera, invita a los 585 millones de hispanohablantes a obtener la información de una forma más sencilla e intuitiva.

 

Biblioteca Dámaso Alonso

 

El portal lingüístico constituye una de las principales innovaciones del website. En él las personas podrán acceder a un “buscador de dudas rápidas”. Se trata de una ampliación del servicio de consultas ortográficas, léxicas y gramaticales, “Español al día”, que ya funcionaba en la versión original de la página de la RAE (1998) y está activo en la red social Twitter a través de la cuenta @RAEinforma. Además, el mencionado portal ofrece un observatorio de palabras, el cual brinda información sobre vocablos que, por distintos motivos, no aparecen en el diccionario, pero que generaron controversias (neologismos recientes, extranjerismos, tecnicismos, regionalismos, etc). Finalmente, en esta sección se incluyen juegos lingüísticos online que hicieron furor durante la cuarentena en la cuenta de Instagram de la Academia @laRAEinforma.

El nuevo sitio web permite además acceder a entrevistas, conferencias y podcasts protagonizados por los actuales directivos de la Real Academia Española. También, desde la página, se puede recorrer las instalaciones de los edificios que albergan a la Academia.

Por otro lado, el legado lingüístico y literario de la institución también se encuentra al alcance de la mano. Los hispanohablantes podrán ingresar al archivo y descubrir sus piezas históricas, investigar en sus bibliotecas y acercarse a las publicaciones clásicas realizadas durante sus tres siglos de vida.

De todos modos, las herramientas más utilizadas por los usuarios continúan en el nuevo sitio web. Tal es el caso del “Diccionario de la lengua española”, que recibe más de sesenta millones de consultas al mes, el “Diccionario panhispánico de dudas”, el “Diccionario jurídico” y la plataforma “Enclave de Ciencia” (enclavedeciencia.rae.es) que brinda información sobre vocabulario científico y técnico.

 

Palabras nuevas

 

Este año la RAE incorporó más de 2.500 términos al “Diccionario de la Lengua Española” (DLE). Los nuevos vocablos se suman, entre otras razones, a raíz de las millones de búsquedas recibidas a través de la consulta online de la Academia. Por ejemplo, ahora se puede encontrar en el diccionario la palabra “provida”, entendida como un adjetivo referido a quien “se opone al aborto inducido, a la investigación con embriones humanos y a la eutanasia”. Otro caso es el de “Trolear”, por quienes publican mensajes en foros de internet y redes sociales, de carácter provocativo, ofensivos o fuera de lugar, “con el fin de boicotear algo o a alguien o entorpecer la conversación”.

Párrafo aparte merece la terminología producida por la pandemia. “Cuarentenear” es un ejemplo. Según la Real Academia Española, el término alude a “pasar un período en cuarentena” y al “aislamiento preventivo por razones sanitarias”. La palabra “confinamiento” también fue resignificada (y considerada palabra del año) y se define como el “aislamiento temporal y generalmente impuesto a una población, una persona o un grupo por razones de salud o seguridad”.

 

Ficheros de la Real Academia Española

 

Por último, ¿es la COVID o el COVID? Al respecto, la institución lo escribe en mayúsculas, sin tilde y describe que puede utilizarse con ambos géneros.

Edición. Ante el auge de la consulta online, la gran pregunta es qué pasará con el diccionario en papel. La doctora Alicia María Zorrilla, actual presidenta de la Academia Argentina de Letras, explica: “Para muchos profesionales, sobre todo, traductores y correctores, son más útiles las obras digitales. Si bien no creo que se desestime el uso de las enciclopedias en formato papel, opino que sin dudas se preferirá la consulta online”. La Academia Argentina de Letras, que integra la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) también ofrece a los usuarios un servicio de consultas para abordar dudas idiomáticas. Anualmente responden más de 10.000 preguntas vinculadas al uso de la lengua en el correo electrónico [email protected] o en el teléfono (5411) 4802-2408 / 7509.

Al fin y al cabo, con tantos medios de asesoramiento al instante, ya no hay excusas para errores de ortografía, palabras mal empleadas o conceptos equivocados.

También te puede interesar

por Sofía Granato

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios