Monday 22 de July, 2024

CULTURA | 17-01-2023 08:55

Teatro: los recomendados del "off" en Mar del Plata

No sólo grandes producciones con celebridades llegan a la costa. Aquí, un grupo de propuestas del circuito escénico alternativo.

Cada verano, las noticias referidas al teatro en Mar del Plata están relacionadas con el estreno de espectáculos, en general comedias, con elencos de intérpretes populares y, últimamente, algún que otro influencer con osadía para subirse a un escenario.

Pero en esa ciudad balnearia, elegida por la mayoría de nuestros habitantes, existe otro tipo de propuestas escénicas que resulta importante destacar también. Son las que no tienen cabezas de compañía, apuestan mucho más a la creatividad, todo se organiza y se lleva a cabo en forma cooperativa y no hay ningún empresario detrás, pendiente de la recaudación o cantidad de espectadores. Se sustentan en el riesgo artístico de nuevas dramaturgias, la exploración de variadas estéticas y, casi siempre, no sólo proponen entretenimiento sino una experiencia reflexiva o transformadora.

Las mismas pautas que empleaba el legendario escritor, periodista y dramaturgo Leónidas Barletta, en los años treinta, cuando inauguró el Teatro del Pueblo en Buenos Aires. Esa fue la primera sala independiente de Argentina y de América Latina donde se comenzó a demostrar cómo se puede disponer de la imaginación para enfrentar la escasez de recursos económicos.

Mucho bardo y pocas nueces

Espacios de creación

El circuito alternativo marplatense comprende varias salas pequeñas, donde a veces es necesario sentarse en una gradería, o sobre almohadones y hasta en alguna silla agregada. Sus hacedores, reunidos en la Asociación de Trabajadores del Teatro Región Atlántica (Attra), con el eslogan “Es hora del teatro independiente”, ofrecen precios accesibles y en algunos casos entradas a la gorra para mantener la actividad durante todo el año.

A través de sus redes difunden el listado completo de obras, sinopsis de cada una, los elencos, días y horarios de funciones. “La acción colectiva sigue siendo nuestra práctica. Como artistas, el desafío es fortalecer la comunidad y la diversidad para confluir en un proyecto común como condición fundante”, señalan desde la entidad.

Sitios como Cuatro Elementos, Centro Cultural América Libre, El Galpón de las Artes, El Club del Teatro, El Séptimo Fuego (celebró 25 años en 2022), El Telón, Centro Cultural a la Vuelta de la Esquina (CCAVE), La Bancaria, La Maga, Liberart, y las salas Roberto J. Payró y Jorge Laureti del Teatro Auditorium, representan válidas alternativas a la hora de elegir qué ver.

De esa amplitud variopinta de espacios, NOTICIAS recomienda un puñado de títulos, aunados por la calidad de sus textos, valiosas interpretaciones y cuidadas direcciones.

Juana Vive

Clásicos de aquí y de allá

En la sala Roberto Payró del Auditorium (Av. Patricio Peralta Ramos 2280), se ofrece “Mucho bardo y pocas nueces”, inspirada en el clásico shakespeariano, dirigido por Leo Rizzi, que nos traslada a los años cuarenta, cuando los tradicionales estudios cinematográficos Lumiton son adquiridos por Pampa y a consecuencia de esta fusión se desata una guerra de egos y amores desencontrados, en clave musical.

En este mismo ámbito se exhibe “¡Juana vive!”, el homenaje a la gran patriota del Alto Perú que luchó en las guerras de la independencia americana, basado en el libro del dramaturgo argentino Andrés Lizarraga, con la actuación de Luisa Kuliok y Roberto Romano, bajo la batuta sensible de Rosa Celentano. La pieza aborda el encuentro entre Azurduy y un abogado de oficio, momentos antes de presentarse ante el tribunal que la juzgará.

Pajarita

Dentro de la misma programación, pero en la sala “Jorge Laureti”, ubicada en el Centro Comercial del Puerto, se puede disfrutar de “Pajarita”, homenaje a los noventa años del estreno de “Trescientos millones”, de Roberto Arlt. Con dirección de Guillermo Parodi y actuación protagónica de Lorena Szekely, vemos la historia de Sofía, una mujer humilde que muere víctima de la indiferencia aunque, en la vigilia que separa la vida de la muerte, sueña que gana una fortuna y vive como gran señora.

Seducción, humor y búsqueda

En Cuatro Elementos (Alberti 2746), hay funciones de “El beso de la mujer araña”, del novelista Manuel Puig. Guiados por Valeria Ambrosio, los actores Oscar Giménez y Pablo Pieretti, se meten en la piel de Valentín, militante de una organización revolucionaria y Molina, homosexual acusado de corrupción de menores. Éste último, cual moderna Scheherezade, alimentará las fantasías del preso político con relatos de películas y surgirá una relación compleja.

El beso de la mujer araña

En el mismo lugar se representa “La boda del hijo del presidente”, una comedia absurda con humor político, escrita por los españoles Juan Mayorga y Juan Cavestany. Con dirección de Adrián Cardoso, varios actores interpretan a más de treinta personajes desopilantes y vitriólicos que, a través de la ironía, desandan los mecanismos laberínticos del poder. Todo sucede en el casamiento de la hija del primer mandatario, donde concurren reconocidas personalidades de diferentes ámbitos.

Un señor alto, rubio, de bigote

También allí se puede ver el unipersonal “Un señor alto, rubio, de bigote”, del novelista, ensayista y autor Humberto Constantini, con el talentoso actor Pablo Mariuzzi, conducido por Leonardo Odierna. El protagonista, Fernando Sciardys, busca trabajo desde hace mucho tiempo. Es un hombre que aún confía en la sociedad que lo expulsó sin cuestionarse nada. Poco a poco lo irá envolviendo el vía crucis que recorre en su desesperada espera.

Clown

Finalmente, se encuentra “Dos bacalaos noruegos”, en La bancaria (San Luis 2069). Una creación colectiva en clave de clown surgida a partir del trabajo de improvisación de los actores Leticia Torres y Octavio Bustos con María Rosa Frega como directora y Patricio G. Bazán en la dramaturgia.

Dos bacalaos noruegos

Aquí, un hombre solitario, rutinario y casi misántropo, Popovski, se cruza por accidente con Yoco, excéntrica y misteriosa mujer, tan solitaria como él. A partir de ese primer contacto ella lo ayudará a recordar episodios que había reprimido, replantearse una existencia que creía intrascendente y darle valor a la vida.

Galería de imágenes

Jorge Luis Montiel

Jorge Luis Montiel

Periodista crítico de artes y espectáculos.

Comentarios