Viernes 25 de septiembre, 2020

ECONOMíA | 03-08-2020 14:09

Madanes Quintanilla y Acevedo distinguen pros y contra de arreglar o no la deuda

El dueño de Fate y Aluar y el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) son optimistas sobre la negociación, pero advierten sobre los perjuicios de que se consolide el default.

Uno de los integrantes de la lista de la revista Forbes sobre los 20 mayores millonarios de la Argentina, Javier Madanes Quintanilla, dueño de Aluar y Fate, espera que finalmente se arribe a un arreglo, pero advierte sobre las consecuencias de un fracaso en la negociación: “Un escenario muy negativo sería conseguir un apoyo minoritario. Ya tenemos la experiencia de qué ocurre después con los holdouts. Estaríamos comprando a futuro un problema bastante serio. En el pasado esto nos llevó a estar debatiendo el embargo de una fragata en Ghana e inclusive hechos potenciales que no se llegaron a dar, situaciones que se pretendieron incorporar a este debate judicial tales como si parte de los productos exportados contenían un determinado valor embargable por los impuestos que incorporaban. Volver a esos debates en Nueva York afectaría gravemente tanto la operación comercial como la estructura del endeudamiento privado”.

En cambio, un acuerdo “podrá no ser indispensable”, admite Madanes Quintanilla, “pero tiene un nivel de conveniencia altísimo”. “El arreglo no sería más que un primer paso. Para que cambie la tendencia del crecimiento económico, van a hacer falta muchas otras cosas. La sustentabilidad es la vialidad de un país en crecimiento. Para revertir rápido la fuerte caída económica se necesita un plan económico integral. El tiempo que tendremos hasta que esta deuda tenga que empezar a honrarse debemos aprovecharlo para tener niveles de crecimiento importantes. Si no, esta reestructuración no habrá servido de mucho”, advierte Madanes Quintanilla.

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, también confía en que se llegará a un pacto con los bonistas: “Después de 2001 vivimos un default y no solo hace imposible tener financiamiento para la República Argentina sino también para el sector privado. Y el sector privado tiene muchas posibilidades de inversiones después de esta pandemia, que no sabemos cuándo terminará, y en una economía con un plan económico”. Coincide con el dueño de Aluar y Fate en hablar del famoso plan del que Fernández reniega. “Para las inversiones, aparte del capital propio, será necesario financiamiento”, agrega Acevedo, también director de Aceitera General Deheza (AGD). “Sin acuerdo, no va a haber una reactivación de la economía”, alerta.

Galería de imágenes

Alejandro Rebossio

Alejandro Rebossio

Editor de Economía y columnista económico de Radio Perfil.

Comentarios