jueves, noviembre 14, 2019

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 04-11-2019 11:03

Dante Avaro: “Por empecinarnos en alimentar al Estado, estamos haciendo pasar hambre a los ciudadanos”

Una reforma tributaria y el control ciudadano sobre el presupuesto de la política, podría ser el eje central del cambio necesario para enfrentar las actuales transformaciones democráticas.

Desde que publicó el paper Trazabilidad ciudadana y democracia: una aproximación desde la experiencia argentina, el Dr. Dante Avaro, economista, Mg en Ciencias Sociales, doctor en Filosofía e investigador del CONICET, viene analizando las transformaciones observables en las democracias en general.

“Desde principios de esta década resulta imperioso reflexionar sobre las políticas públicas y la inteligencia artificial, vinculando tres dimensiones. La primera, cómo los gobiernos democráticos pueden regular la producción de estas tecnologías y dónde deben hacerlo. Luego, cómo la Democracia las utiliza y utilizará para el diseño de las políticas públicas, especialmente las de orden social. Tercero, cómo el Estado las incorporará para modernizarse, es decir, producir una transformación en la administración pública”, define.

¿Cómo se vincula esto con su libro Hambrear a la Bestia, alimentar a los ciudadanos?

Aquél trabajo de 2017 me permitió expandir mi investigación hacia los sistemas de vigilancia y los funcionamientos democráticos. De allí, tomando como referencia el Sistema de Identificación Nacional Tributario y Social argentino, incorporé la idea de que hay una veta en la que un Estado democrático, como el argentino, puede utilizar la tecnología para mejorar la democracia.

Y eso es parte de este nuevo libro. Pero también advierto –y este es el tema de mi investigación actual- que enfrente está el modelo chino, con su Sistema de Crédito Social, que ignora principios fundamentales de nuestra manera de ver el mundo. Mantener el equilibrio entre ambas tendencias es, quizá, el mayor desafío democrático actual.

El título del libro es una metáfora fuerte. ¿A qué o a quién apunta?

Hoy vemos que, por empecinarnos en alimentar al Estado, estamos haciendo pasar hambre a los ciudadanos. Y mi propuesta es justamente a la inversa. Los que necesitan consumir no tienen ingresos suficientes, y esperan que los que pagan impuestos se los transfieran.

A su vez, los que tienen ingresos siempre están temiendo que el gobierno les aumente los impuestos para solucionar unos problemas que todo el tiempo se agravan. En el medio del descalce, entre la mano que da y la que recibe, aparece el Estado y sus habitantes que tienen intereses fiscales que no siempre permiten avanzar hacia la resolución del problema.

Entonces, ¿por dónde empezar?

En lo inmediato, probablemente haya que analizar una reforma tributaria, y el esquema de ingresos básicos que hoy se implementa en varios países. Por otro lado, en breve publicaré Dinero y Democracia, donde propongo un sistema de financiamiento de la política que tenga, como eje principal, el control ciudadano sobre el presupuesto de la política. Creo que allí hay sendero medular de políticas públicas para enfrentar las transformaciones del capitalismo y la democracia.

Conoce más ingresando en www.danteavaro.com.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Argentina y el mundo

La información más importante del martes 12 de noviembre

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario