Lunes 23 de mayo, 2022

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 02-03-2022 10:00

España va camino de la recuperación, ¿continuará en el futuro?

Identificar los riesgos de la crisis en una macroeconomía es algo muy complicado, más todavía en épocas inciertas. Cómo será el escenario en el futuro.

Son tiempos inciertos. Cuando el país empezó a asomar la cabeza tras la crisis financiera de 2008, la pandemia del coronavirus volvió a provocar una inestabilidad en la economía tanto mundial como española. El mercado de valores se encuentra en riesgo cada pocos meses. Durante este tipo de crisis, el riesgo aumenta considerablemente. El riesgo de pérdida es difícil de controlar, por lo que hay profesionales expertos que se dedican a identificar los riesgos.

Identificar los riesgos de la crisis en una macroeconomía es algo muy complicado, más todavía en épocas inciertas. Es un proceso de identificación y evaluación de riesgos, mediante la creación de un plan para disminuirlos o controlarlos, y con el objetivo de reducir el efecto o impacto que podría tener. No solo se produce en la macroeconomía, sino en las empresas o en los inversores. La gestión de riesgos dispone de herramientas más precisas para medir las consecuencias de las acciones, ya que gran parte de ello puede calcularse de forma matemática.

En la evaluación de riesgos, la pérdida en términos humanos, sociales y económicos es irreversible. Por ello, para que esta situación no se convirtiera en estructural, hubo que mirar hacia el futuro y buscar una salida para que la economía española recupere cuanto antes un estatus equilibrado y sostenible.

Crisis del coronavirus

España fue uno de los países más afectados en el mundo por la crisis sanitaria del COVID-19. En la lucha contra la pandemia los políticos españoles impusieron severas restricciones a la movilidad. Tras la crisis sanitaria vino la crisis económica, con consecuencias como millones de parados o desaparición de miles de PYMEs.

En un informe elaborado por la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales), identifican la estrategia de España para la recuperación del Covid-19, desde el comienzo de la pandemia hasta ahora:

Con el paso de los meses el Estado español se ha ido recuperando con medidas para paliar la crisis. Al principio el Gobierno español puso en marcha programas centrados en garantizar liquidez para sostener el tejido productivo. Una vez que la vida cotidiana empezaba a restaurarse, se establecieron medidas para adaptarse a la recuperación gradual de la actividad.

El paso siguiente fue recuperar los sectores más afectados durante la crisis. El sector turístico y de la hostelería representa el 12,3% del PIB nacional y 2,6 millones de empleos. Con el confinamiento, la actividad pasó al 0% y los ingresos también. El sector industrial es el 14% del PIB y además tiene presencia en los mercados internaciones. El sector del transporte representa el 4% del PIB y está ligado al turismo y al movimiento de personas. El sector sanitario representa el 6% del PIB nacional y pese al esfuerzo de los profesionales sanitarios ha habido retrasos en los pagos de las administraciones públicas.

Los sectores que menos fueron afectados y que son líderes en este país fueron las fortalezas para salir de la crisis: se potenciaron las actividades con más futuro y crecimiento exponencial, inversión en tecnología, aumento de la exportación, digitalización del tejido productivo de nuestro país y competitividad en el resto de las actividades industriales.  

Futuro

Bruselas sitúa a España a la cabeza en crecimiento de la UE (Unión Europea) con un 5,6% para 2022. La previsión de la Comisión Europea mejora en una décima la anterior, si bien es 1,4 puntos inferior al 7% del Gobierno y considera que España volverá a niveles previos a la pandemia en el cuarto trimestre de 2022.

En cuanto a 2023, Bruselas prevé que España crezca un 4,4%, entre los países que más crecerán de la UE, pero lejos del 7,3% previsto por el Gobierno español. La media de crecimiento prevista para la UE en 2023 es del 2,8%.

En palabras de la Comisión Europea: "la inversión y las exportaciones fueron los principales impulsores del crecimiento, mientras que el aumento de los precios, el aumento de las infecciones y la incertidumbre restringieron el consumo privado. En general, el PIB aumentó un 5% en 2021".

 Fuente: GoodlyMedia

 

Galería de imágenes

Comentarios