Saturday 18 de May, 2024

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 09-03-2023 15:23

¿Esquizofrenia, borderline, bipolar, psicópata, psicótico? ¿Qué es todo eso?

.

Muchos diagnósticos psiquiátricos ya forman parte del lenguaje cotidiano. Pero ¿Son enfermedades? ¿Tienen cura? ¿Se heredan?

Familiares, amigos, acompañantes, cuidadores de personas con estos diagnósticos no saben qué es lo que realmente pasa. Con la ayuda y las buenas intenciones, pero sin información, pueden empeorar las cosas. 

La psiquiatría habla de "trastornos" porque no hay causas orgánicas conocidas hasta hoy. Solo vemos un "mosaico" de síntomas/signos que suelen presentarse juntos, dando lugar al cuadro clínico (diagnóstico).

La psicología considera que la esquizofrenia, bipolaridad, depresiones “melancoliformes”, ciertos consumos, etc, corresponden a una misma estructura psicopatológica, variando la forma de manifestación.

Según Lacan, serían estructuras "psicóticas" (inmodificables y que constituyen "el armazón" del psiquismo). No hay enfermedad, hay una condición producto de una estructura con sus propias leyes de funcionamiento. 

El psiquismo sería más propenso a desorganizarse frente a impactos emocionales que en otras estructuras. Punto.

Un paciente del Borda, dijo una vez: "somos como este florero, frágiles, cualquier cosa nos puede romper, pero si lo cuidamos, no se rompe". Sin detectar la estructura a tiempo, sin cuidados, puede llegar el brote y el pronóstico ser preocupante.

Si hacemos diagnóstico de estructura, trabajamos sabiendo cuáles son los puntos "débiles" que no hay que tocar , y podemos "ver venir" situaciones que podrían tocar esos puntos, preparando entonces el terreno para el posible impacto. Ejemplo: La persona está por casarse, o ser padre/madre, o tiene un familiar/mascota enferma. Estos eventos significativos emocionalmente (buenos o malos), pueden  desestabilizar. Y un buen profesional + un entorno “psicoeducado” se “atornillará” al piso acompañando estos eventos hasta transitarlos.

Hay rasgos que no son "formas de ser". Son parte de una estructura, una condición, y hay que respetarlos. Es clave aprender sobre esto para prevenir desestabilizaciones o intervenir a tiempo. 

 

RECOMENDACIONES

1. Comprensión sobre modos de manifestación de estas estructuras (signos/síntomas) pero sin detenernos en la mera descripción. De nada sirve decir "en la esquizofrenia hay delirios, alucinaciones, lenguaje y comportamientos desorganizados" si no comprendemos la psicopatología que genera estos síntomas para evitar que se manifiesten o que -una vez manifestados- puedan remitir. 

2. Abordajes personalizados e interdisciplinarios (mínimamente psicología, acompañamiento terapéutico y psiquiatría).

3. Equipos especializados en psicopatología para minimizar el "chaleco químico". 

4. En consonancia con la Ley de Salud Mental, incluir disciplinas nuevas o en construcción para un tratamiento amplio. 

5. Psicoeducación a la comunidad. El mayor error es tratar a una persona con una estructura de funcionamiento mental psicótica, como si tuviese otra.
 

Necesitamos recursos humanos capacitados y reconocidos por el Sistema Sanitario para poder trabajar mejor y que no pase lo que dice "Joker": “Lo peor de tener una enfermedad mental es que las personas esperan que actúes como si no la tuvieras”.

 

Dra. Pía M. Roldán Viesti

Abogada T°92 F°959 CPACF

Psicóloga MN. 57.457 

Presidente y Fundadora de EUTI 

https://www.instagram.com/piamartina.ok/

https://www.eutisalud.com/

[email protected]

 

También te puede interesar

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios