Lunes 26 de febrero, 2024

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 10-02-2023 09:44

¿Si tengo diabetes, tengo que dejar de consumir harinas?

.

Es una pregunta que se escucha muy frecuentemente y es algo que muchos suelen tomarlo como cierto. Generalmente, cuando se pone en práctica se termina reduciendo las comidas principales a carnes y verduras. Pero de esta forma, lo único que se obtiene es poca variedad en las ingestas, generando aburrimiento. Al final, esta práctica suele dejarse a un lado cuando nos sentimos limitados.

Ahora bien, nutricionalmente hablando, el nutriente principal de las harinas son los carbohidratos y muchas personas les tienen miedo cuando se encuentran frente a un diagnóstico de diabetes.

En realidad, el carbohidrato es un nutriente muy importante en nuestra alimentación ya que es el encargado de proveer energía a nuestro organismo, representa el combustible necesario para poder pensar, movernos y realizar todas nuestras actividades normalmente. Eliminarlos nunca será la mejor opción.

Entonces, como nuestro organismo necesita de los carbohidratos para poder funcionar correctamente, lo ideal si tenemos diabetes es elegir aquellos que sean de buena calidad y consumirlos en la cantidad adecuada para cada uno. Si hablamos de carbohidratos de excelente calidad tenemos que mencionar a las legumbres, a las harinas integrales (en reemplazo de la harina blanca) para realizar recetas como tartas, pan, empanadas, panqueques, etc, avena o harina de avena, vegetales tanto crudos como cocidos y las frutas.

Aquellas harinas que no son favorables ya que elevan muy bruscamente la glucemia son las harinas blancas y las preparaciones que se realizan con ellas, como por ejemplo: el pan blanco, galletitas, productos de panadería (en donde más allá de las harinas contiene también azúcares y grasas de mala calidad), así como también el almidón de maíz, la harina de arroz y las féculas como las de papa y mandioca.

De esta manera, el objetivo de la alimentación de una persona con diabetes será lograr aquella alimentación que sea saludable y equilibrada, que se adapte a sus gustos y hábitos, sin déficit de nutrientes, con variedad y flexibilidad y principalmente, con glucemias estables.

 

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios